11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Naciones Unidas ha establecido el 11 de febrero como un día para resaltar la importancia de que las mujeres, ya desde niñas, participen en la Ciencia y la Tecnología. Estas disciplinas son la base de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se apoyará cada vez más en conocimientos científicos, técnicos y matemáticos para el desarrollo de las iniciativas que permitan alcanzar la sostenibilidad del planeta unida al desarrollo. Para alcanzar estos objetivos, en el corto y medio plazo, la sociedad va a requerir a muchas personas con formación y conocimiento científico y tecnológico.


La necesidad de establecer un día dedicado a la Mujer y las Niñas en la Ciencia y la Tecnología surge porque la presencia de la mujer en ámbitos matemáticos, científicos y tecnológicos está muy por debajo de su presencia en la sociedad, por ejemplo:

  1. desde el año 1903, cuando Marie Curie recibió el Premio Nobel, solo 17 mujeres han recibido un Premio Nobel en disciplinas relacionadas con la Ciencia (física, química o medicina) mientras que lo han recibido 572 hombres
  2. actualmente, a nivel mundial, solo el 28% de las personas que hacen investigación en el mundo son mujeres
  3. en España, mientras que del total de matrículas en la universidad el 55,1% corresponden a mujeres, de las matrículas en carreras STEM las mujeres solo representan el 31,8% (datos curso 2017-2018)

Esta situación supone una gran pérdida de talento para la humanidad, que se privaría de la creatividad y forma de ver el mundo de las mujeres a la hora de aportar soluciones al desarrollo sostenible. Además, en un mundo cada vez más dependiente de las matemáticas, la ciencia y la tecnología, la ausencia de mujeres en las profesiones STEM hace que la desigualdad de género que se detectan actualmente en la sociedad permanezca o se incremente, ya que las mujeres se quedan fuera de los nuevos ámbitos de saber y de las profesiones que crecen a medida que los nuevos descubrimientos se aplican en el ámbito laboral.

Con este día se pretende promover desde la niñez el acceso de las mujeres a la educación, la capacitación y la investigación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

En CCOO somos conscientes de esta realidad y abogamos por acercar la ciencia y la tecnología a niñas y niños en igualdad y desde edades tempranas, corregir los sesgos de género que hacen que desde la escuela las niñas se desliguen de la formación matemática, científica y tecnológica.

Hay diferentes explicaciones que teorizan en el menor interés de niñas y mujeres y una presencia menor de estas tanto en el ámbito académico como en el laboral y es posible que todas ellas den como resultado los datos que conocemos de la escasa presencia de mujeres lo que conlleva a entornos de menor participación del diseño y desarrollo de productos y servicios tecnológicos y un resultado que se percibe falto de perspectiva de género y menos atractivo lo que debe suponer integrar esta perspectiva también en los cambios que se vayan produciendo tecnológicos y de digitalización, es necesaria la participación y experiencias de las mujeres en este proceso.

Es por ello que los retos en digitalización también lo son en cuestión de género y las nuevas formas de trabajo deben incluir esta perspectiva.

Realizar un único análisis sobre la menor vocación a estas carreras no nos permite más que ver una parte, las brechas de género se encuentran también en el desigual acceso a las herramientas digitales interrelacionado con desigualdades sociales existentes, la menor presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad o al frente de proyectos y empresas de inteligencia artificial.

Según informe de la OCDE (Brinding The digital gender divide, 2018) el 77% de los paquetes de software basados en el lenguaje de programación R en el periodo 2012-2017 fueron diseñados por equipos compuestos exclusivamente por hombres, sólo el 12% de quienes participan en desarrollo de innovaciones de inteligencia artificial son mujeres (según Red 2030.Publicación 27 de agosto 2020)

La problemática laboral en cuanto a la realización de tareas laborales durante largas jornadas en situaciones como el de cierre de proyectos y condiciones laborales donde existe dificultad para conciliar, son algunas de las barreras para las mujeres.

En el ámbito de las empresas y a través de los planes de igualdad donde participa la representación sindical, se establecen normas orientadas a corregir muchas diferencias que afectan a las mujeres, como es el techo de cristal o las brechas salariales, donde la expansión de formas de empleo a través de la subcontratación, externalización dejan fuera esta posibilidad.

En un día como hoy, debemos recordad la importancia que la situación de la pandemia nos ha mostrado que tiene para la sociedad las ciencias y tecnologías y la apuesta que es para el presente y futuro en el que es necesario establecer las medidas que nos permitan una apuesta por la retención del talento femenino y den visibilidad a las aportaciones que las mujeres realizan en este campo.

En CCOO creemos que se debe apostar por una mejora de la calidad del empleo y de las condiciones laborales que aborden elementos clave para la promoción de mujeres a puestos de decisión que sean ejemplos de otras mujeres y ayuden a integrar la perspectiva de género en el ámbito de las TICS.

*Fuente de datos; Instituto de la Mujer y para la igualdad de Oportunidades, Ministerio de Igualdad en colaboración con el Observatorio de Telecomunicaciones y Sociedad de la información (Mujeres y digitalización. De las brechas a los algoritmos.)