12 a√Īos impulsando la Responsabilidad Social que necesitamos

BOLET√ćN Sostenibilidad - RSE N¬ļ 658 Semana 1 de Marzo


La brecha de g√©nero, la desigualdad global, la cultura de paz, los derechos laborales (derechos humanos), el agua e incluso el aire que respiramos depende cada vez de la Responsabilidad Social de las grandes corporaciones y de la actitud de los gobiernos hacia √©stas. En este n√ļmero: 


pdf
print
pmail

Lunes 29 de Febrero de 2016.

El negocio del amianto y la salud. Si te interesa el tema, sigue la p√°gina C√°ncer Cero en el trabajo de CCOO. Y si de verdad te preocupa la sostenibilidad y la responsabilidad social de las empresas y la obligaci√≥n del Estado de proteger, sigue nuestro bolet√≠n (link al de la semana pasada) y mira nuestra p√°gina web (en construcci√≥n)

Martes 1 de Marzo de 2016. - 

La Sostenibilidad en los programas para el nuevo gobierno: seguimos sin ver propuestas claras para mejorar la Responsabilidad Social de las empresas. Por ejemplo, no existe una pol√≠tica decidida para mejorar la responsabilidad fiscal de las empresas, con medidas m√°s contundentes contra la evasi√≥n y la elusi√≥n fiscal (ver en Nueva Tribuna las declaraciones de Gethsa, el sindicato de t√©cnicos de hacienda. El tipo medio efectivo que pagan las grandes corporaciones es el 6%, frente al 14,9% de las pymes. En cuanto a medidas contra la desigualdad (El giro social que necesita el pa√≠s), las medidas contra la pobreza laboral o para aumentar los salarios m√≠nimos, por ejemplo, son tambi√©n claramente insuficientes (ver la resoluci√≥n CCOO sobre la propuesta actual -PSOE-Ciudadanos). Mientras tanto, comienzan a aparecer los datos y an√°lisis sobre las retribuciones del las c√ļpulas de las empresas, puesto que las empresas del IBEX35 ya est√°n comunicando a la CNMV sus datos. Y como ha ocurrido durante toda la crisis, las retribuciones de consejeros y directivos siguen subiendo, mientras que en sus convenios colectivos tienden a disminuir salarios de entrada y condiciones laborales. El Pa√≠s ofrece algunos datos. Tambi√©n el digital Bez hace un peque√Īo an√°lisis sobre las retribuciones del sector bancario: los banqueros se suben el sueldo  Y mientras tanto, sus convenios, bloqueados, precisamente por una obsesi√≥n patronal por rebajar salarios y derechos. Y adem√°s, muchos de sus presidentes siguen haciendo declaraciones a favor de m√°s recortes.

Miércoles 2 de Marzo de 2016.

Normas, Responsabilidad social de las empresas globales (RSE) y TTIP. Parece que ahora nos damos cuenta que las emisiones reales de √≥xido de nitr√≥geno de los autom√≥viles son un 400% mayores que lo medido oficialmente hasta ahora. Como en el caso del amianto, hay una pregunta recurrente a lo largo de la historia ¬Ņc√≥mo fue posible?Hoy se constituye la comisi√≥n del Parlamento Europeo para investigar el fraude en las emisiones contaminantes de los coches de Wolkswagen. S√≠, es cierto que en Europa no existe ninguna instituci√≥n de vigilancia medioambiental tan poderosa como la Norteamericana EPA. Pero esto no demuestra que EEUU sea un ejemplo de cumplimiento de normas. Repetiremos hasta la saciedad que EEUU no ha firmado muchos de los convenios fundamentales de la OIT (ni otras muchas normas de Naciones Unidas relacionadas con los Derechos Humanos), y tiene, por ejemplo, un tremendo problema con el control de armas (recordemos que cada a√Īo mueren 30.000 norteamericanos por disparos de armas). Y es repugnante el incumplimiento flagrante de todas las normas humanitarias que se est√° produciendo en Europa con el tratamiento a los refugiados. 

Nos dicen que ser√°n buenos y cambiar√°n las cosas si firmamos un tratado internacional de inversiones globales entre Europa y EEUU (el TTIP). Nos parece un truco. Gracias a coaliciones de activistas de todo tipo (ONG's, juristas, sindicatos, consumidores, periodistas...) estamos ofreciendo informaci√≥n sobre c√≥mo funcionan este tipo de tratados. Para el caso del TTIP, insistimos en la denuncia de que los grandes inversores est√°n demandado a estados por incluir cl√°usulas sociales (¬Ņqu√© ser√° de la RSE, ISR, de la sostenibilidad...?) La √ļltima informaci√≥n de inter√©s procede de una de estas coaliciones, Corporate Europe:  El ISDS Zombi (Descarga el resumen. Ampliamos esta informaci√≥n en nuestro blog). Y siendo esta cuesti√≥n de tal gravedad y de trascendencia para Europa y para nuestro pa√≠s ¬Ņse trat√≥ ayer en el debate del Congreso?

Jueves 3 de Marzo de 2016. - 

Trabajo Decente, evaluaci√≥n de cadenas productivas y turismo sostenible.  Con la globalizaci√≥n ha sido incesante el incremento de la subcontrataci√≥n en la empresa, con la consecuente diluci√≥n de su responsabilidad social. Para evitar esto, es necesario que las empresas muestren cu√°l es su fuerza laboral real, y a continuaci√≥n, demuestren qu√© hacen para evitar abusos laborales en su cadena productiva. De nuevo hablamos de los indicadores fundamentales de sostenibilidad (o RSE) que los gobiernos (la obligaci√≥n del estado de proteger) deben exigir a las empresas (comenzando por las multinacionales y mismo sector p√ļblico. De nuevo recordamos que en Espa√Īa se est√° incumpliendo la Ley de Econom√≠a Sostenible (¬Ņrecuerdan?) y las funciones del Consejo Estatal de RSE. Respecto a indicadores referidos a derechos laborales y cadenas productivas, en el sector tur√≠stico, por ejemplo, en este momento, se estamos llevando a cabo una intensa campa√Īa por los derechos de las Camareras de piso. Sin el factor laboral nunca ser√° realidad el concepto Turismo Sostenible. Recomendamos seguir a Alba-Sud, ONG que trabaja en ese √°mbito y colabora con nosotros en la campa√Īa por los derechos de las camareras de piso. Ver el discurso del presidente del Cabildo de Canarias en la presentaci√≥n del libro Las que limpian los hoteles. Historia ocultas de precariedad laboralTrabajo Decente.


Cl√°usulas sociales en la contrataci√≥n p√ļblica
 . Siguen apareciendo casos de pliegos de contrataci√≥n p√ļblica con criterios de RSE, a pesar de las trabas legales o empresariales (V√©ase Extremadura, que recordemos que es el √ļnico territorio con una ley de RSE, o el ayuntamiento de Sevilla) Todo esto ocurre por la combinaci√≥n de la presi√≥n social y cambios pol√≠ticos, y porque la legislaci√≥n europea parece que algo ha facilitado las cosas (ver editorial de √Āgora), ya que, insistimos, en Espa√Īa, en el Consejo Estatal de RSE se manifest√≥ una negativa absoluta de los representantes empresariales a incluir esta potente impulso hacia unas empresas m√°s socialmente responsables. Como dec√≠amos ayer, haber tenido unos indicadores b√°sicos relevantes avalados por el Estado, de verdadero contenido social (Econom√≠a Social de Mercado - El deber del Estado de proteger...) hubiese facilitado que las empresas informaran correctamente de sus impactos sociales y medioambientales, siendo as√≠ m√°s f√°cil su valoraci√≥n para llevar a cabo esta contrataci√≥n p√ļblica responsable. Realmente, en este momento, no sabemos si las iniciativas que se est√°n llevando a cabo pudieran estar desequilibradas en cuanto a la sobreponderaci√≥n de alg√ļn indicador menos relevante o exclusi√≥n de otros indicadores clave: los referidos a la fiscalidad responsable, los laborales, cadena productiva, desigualdad... han sido casi un tab√ļ en los procesos relacionados con la RSE y sosteniblidad. Y prolifera el greenwashing (lavado verde o de cualquier color: tomar la parte por el todo) y la dudosa certificaci√≥n (capitalismo de amiguetes, RSE de amiguetes...), ya que la RSE es un nicho de mercado para consultoras de todo tipo (sin duda alguna estar√° haciendo una buen trabajo)

Pero insistimos en nuestra advertencia: ¬Ņser√° posible el avance de este tipo de cl√°usulas con tratados como el TTIP? Ver nuestros art√≠culos (Link1link2)


© Boletín editado por la Federación de Servicios de CC.OO
12 A√Īos Impulsando la Sostenibilidad/RSE que necesitamos - III √Čpoca
Este bolet√≠¬≠n se env√≠a s√≥lo a las personas que previamente se han suscrito.