Archivado en Acuerdos, Sector Financiero, ERE

Bankia

BANKIA INCUMPLE SUS ACUERDOS


Ayer hemos ido teniendo noticias por la tarde de que la empresa había comunicado a un número indeterminado de personas en Madrid, poco antes de la finalización de la jornada, su despido forzoso, anunciándoles, en el más deleznable estilo que quepa imaginar, que no tenían que presentarse en su puesto de trabajo a partir de hoy, arremetiendo alguna de las personas encargadas de comunicarlo, incluso, contra la representación laboral

El despido forzoso de personas en Bankia, al amparo del acuerdo suscrito el pasado 8 de febrero, no tiene ninguna justificación después de denegar, el pasado jueves, trescientas peticiones de salida voluntaria, como no lo tiene la propia denegación.
Salvo que lo que se pretenda, claro, sea pervertir, precisamente, la lógica de un Acuerdo que está diseñado para facilitar el mayor número de salidas voluntarias y reducir al mínimo las forzosas. Y si es así, nos van a encontrar de nuevo en la calle y en los juzgados. 

Además de lo que tiene de intolerable agresión a los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, además de lo que tiene de deslealtad con la negociación, es un suicidio empresarial tratar de retener a toda costa a personas que quieren extinguir su contrato, al tiempo que se obliga a salir forzosamente a gente que está dispuesta a seguir trabajando y se priva de una de las opciones del acuerdo a personas de todos los territorios del Estado que también lo están, aún a costa de un enorme esfuerzo personal y familiar. 

La eficacia de cualquier acuerdo depende de la lealtad de las partes con el mismo, y no vamos a consentir que la empresa malbarate el esfuerzo de la plantilla y de su representación sindical, ni la propia eficacia de la negociación para construir un marco que debe contribuir a que se sitúe en posición de responder de sus obligaciones con los clientes y devolver su inversión a la ciudadanía. 

Exigimos la reunión inmediata de la Comisión de Seguimiento, y emprenderemos cuantas actuaciones, sindicales y jurídicas, sean necesarias para restablecer los compromisos de la empresa derivados del Acuerdo del pasado 8 de febrero.