Archivado en Comunicados, Condiciones de trabajo

Problema de temperatura en el edificio Ulises

Problema de temperatura en el edificio Ulises


A lo largo de estos días, técnicos del Servicio de Prevención, acompañados de delegados de CCOO, estamos comprobando las condiciones ambientales de nuestro centro de trabajo, con especial atención a las condiciones térmicas.


pdf
print
pmail
Como muchos de vosotros ya habréis podido comprobar, a lo largo de esta semana se están realizando mediciones de las condiciones ambientales en el edificio Ulises. Se comprueban, ente otros parámetros, temperatura, luminosidad, concentración de CO2, humedad relativa y velocidad del aire.

Estas comprobaciones vienen a confirmar las numerosas quejas que hemos recibido sobre la temperatura y, especialmente, sobre las corrientes de aire. Podemos entender los problemas iniciales de un edificio que prácticamente hemos estrenado tras su renovación integral, pero ya llevamos 2 meses y parece que no se encuentra solución a estos problemas.

Nos consta que la empresa está intentando solucionar esta situación desde el primer día pero, por desgracia, sin demasiado éxito. Desde CCOO os animamos a que dejéis constancia de este tipo de incidencias a través de las herramientas de que disponemos en el banco. Por supuesto, también podéis comunicarlas a los delegados y delegadas de esta sección sindical.

Asimismo, queremos comentaros la situación de otros asuntos relacionados con la salud laboral:

Servicio Médico: seguimos reclamando a la Dirección del Banco que el servicio médico esté a disposición de la plantilla lo antes posible. Nos dicen que está pendiente de la visita de un inspector de la Consejería de Sanidad, que nos debe dar el permiso definitivo. Esperan que esté listo en las próximas semanas.

Desfibriladores: ya se han instalado los 4 aparatos de los que disponíamos en La Moraleja. Concretamente en las plantas 1ª, 2ª, 4ª y 6ª. Como indicábamos en nuestra anterior circular, los delegados de prevención de CCOO hemos solicitado la instalación de un desfibrilador por planta. Entendemos que representa un coste asumible para el banco y el beneficio puede no tener precio.
También hemos reclamado que se facilite la formación necesaria para que toda la plantilla sepa utilizarlos.

Seguimos trabajando, seguiremos informando.