CC.OO. firma "sin acuerdo"

ERE en MGO by Westfield, S.L.


Tal y como os informamos en anteriores comunicados, el pasado día 4, la Dirección de la empresa nos comunicó su intención de iniciar un periodo de consultas para nuevas aplicar medidas con el fin de realizar 32 despidos, suspender 24 contratos de trabajo y llevar a cabo 51 reducciones de jornada.

Por desgracia, como en anteriores ERTES/ERES, vemos como las secciones sindicales de CSIF y SITCA asumen sin complejos las pretensiones de la Dirección de la empresa. Es más, en menos de 48 horas presentan un plan a la Dirección con el fin de extinguir 105 contratos de trabajos, cuyas indemnizaciones se pagarían en cómodos plazos (para la Dirección) de 700 euros al mes. Tras el fracaso del plan de adhesiones voluntarias, la Dirección realiza una nueva propuesta de 45 despidos, 24 suspensiones de contrato y 38 reducciones de jornada y salarios de un 70%. En un movimiento incomprensible, desde el punto de vista de unos representantes de los trabajadores, las otras secciones sindicales proponen que se eliminen las reducciones de jornada y salario, dado que siguen implicando un gasto para la empresa que no se compensa por el trabajo que se puede realizar en un 30% de la jornada. Así, aprovechando su nueva mayoría, el día 28 firman acuerdo con la dirección de la empresa, para extinguir 46 contratos y suspender otros 49. Por mucho que se presuma de haber reducido en 12 el número de afectados, la realidad es que hay un tercio más de despidos y más del doble de suspensiones respecto de la pretensión inicial de la Dirección de la empresa. En el caso concreto de las suspensiones de contrato, queremos recordar que la Audiencia Nacional ya se ha pronunciado sobre este tipo de medidas declarándolas nulas.
....


pdf
print
pmail

Tal y como os informamos en anteriores comunicados, el pasado día 4, la Dirección de la empresa nos comunicó su intención de iniciar un periodo de consultas para nuevas aplicar medidas con el fin de realizar 32 despidos, suspender 24 contratos de trabajo y llevar a cabo 51 reducciones de jornada.

Por desgracia, como en anteriores ERTES/ERES, vemos como las secciones sindicales de CSIF y SITCA asumen sin complejos las pretensiones de la Dirección de la empresa. Es más, en menos de 48 horas presentan un plan a la Dirección con el fin de extinguir 105 contratos de trabajos, cuyas indemnizaciones se pagarían en cómodos plazos (para la Dirección) de 700 euros al mes. Tras el fracaso del plan de adhesiones voluntarias, la Dirección realiza una nueva propuesta de 45 despidos, 24 suspensiones de contrato y 38 reducciones de jornada y salarios de un 70%. En un movimiento incomprensible, desde el punto de vista de unos representantes de los trabajadores, las otras secciones sindicales proponen que se eliminen las reducciones de jornada y salario, dado que siguen implicando un gasto para la empresa que no se compensa por el trabajo que se puede realizar en un 30% de la jornada. Así, aprovechando su nueva mayoría, el día 28 firman acuerdo con la dirección de la empresa, para extinguir 46 contratos y suspender otros 49. Por mucho que se presuma de haber reducido en 12 el número de afectados, la realidad es que hay un tercio más de despidos y más del doble de suspensiones respecto de la pretensión inicial de la Dirección de la empresa. En el caso concreto de las suspensiones de contrato, queremos recordar que la Audiencia Nacional ya se ha pronunciado sobre este tipo de medidas declarándolas nulas.

Desde CCOO si bien estamos de acuerdo con la aceptación de adscripciones voluntarias en estos procesos, en este caso vemos que no ha sido realmente así, ya que sólo se han aceptado las peticiones del personal que había sufrido el ERTE anterior y que la Dirección de la empresa ya había determinado desde el principio que iban a volver a ser afectados por el nuevo ERE/ERTE. Tampoco estamos de acuerdo con el abusivo plan de pago aplazado de las indemnizaciones, sobre el que existen dudas de que vaya a ser admitido por FOGASA en caso de ser necesario recurrir a él. También nos preocupa que mediante estas extinciones se pretenda obligar a los trabajadores y trabajadoras a renunciar a las cantidades que se nos deben de Grupo MGO (asumidas en la compra de la Unidad Productiva y que, casi tres años después, no se ha mostrado la más mínima intención de pagarlas) y a las cantidades que debe devolver la empresa en caso de que el Tribunal Supremo confirme la nulidad del ERTE anterior decretada por la Audiencia Nacional.

En cuanto a la justificación de este proceso por parte de la Dirección de la empresa, aparte de los argumentos de sobra conocidos (reclamación de deuda por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, sentencia de la Audiencia Nacional, etc.), nos encontramos con que se intenta "criminalizar" a los compañeros y compañeras que han padecido el ERTE anterior, de tal forma que según la Dirección de la empresa, la única forma de que MGO sea viable es volver a prescindir de ellos. Profesionales que tras sufrir el ERTE anterior con el consiguiente gasto de prestaciones, al reincorporarse a su puesto de trabajo se encuentran con un trato denigrante por parte de la Dirección que, en lugar de permitirles incorporarse plenamente a su puesto de trabajo, les obliga a realizar unos cursos absurdos y carentes de utilidad llegando, incluso, como en el caso de Madrid y Toledo, a no permitirles entrar en los centros de trabajo de MGO, teniéndoles estos meses apartados en un aula alquilada a tal efecto. Situación que ya ha sido denunciada a la Inspección de Trabajo tanto por ésta sección sindical como por los propios afectados y que, pese a que la Inspección se está pronunciando a favor de estos compañeros, la Dirección de la empresa mantiene.

Durante el proceso de negociación, desde CCOO hemos pedido una serie de datos e información con el fin de realizar propuestas que permitieran minimizar el impacto de las medidas sobre la plantilla. Por desgracia, la Dirección de la empresa decidió no cumplir con su deber de facilitar información en el proceso de negociación, de forma que no se nos facilitan datos sobre salarios, alquileres, Plan de Viabilidad de la empresa, explicación sobre la elevadísimos gastos en servicios exteriores o explicaciones sobre las cantidades que socios y personal de Alta Dirección facturan a MGO a través de otras sociedades.

Desde CCOO no vemos que estas medidas garanticen la viabilidad, simplemente nos hacen continuar por el camino a ninguna parte que se inició con el ERTE del año pasado. Tras sufrir cuatro ERTES y dos ERES, creemos que va siendo hora de admitir que esa no es la solución. Los datos de G8, Alatar y Sicom son demoledores, mes a mes vamos perdiendo más y más cartera de clientes. La viabilidad no puede pasar por prescindir de profesionales, ya que su ausencia conlleva falta de atención a los clientes, que termina desembocando en más  bajas de empresas, que, al año siguiente, se usa como excusa para prescindir de más trabajadores y trabajadoras y cerrar oficinas. La viabilidad no puede pasar por seguir facturando con dos meses de antelación a nuestros clientes ni por permitir que terceras empresas reclamen deudas (muchas veces inexistentes) a nuestros clientes, estas actuaciones lo único que provocan es un lógico y legítimo enfado en el cliente, generalmente seguido de la solicitud de baja. Esa supuesta viabilidad nos lleva a que si ahora se "salvan" 300 puestos de trabajo, dentro de unos meses sólo se puedan "salvar" 200, etc.

La viabilidad pasa por tener un plan de ventas, un plan de defensa de nuestra cartera ante los ataques de la competencia, un plan de recuperación de bajas, etc. que nos permitan revertir esta situación. Para eso hace falta tener el personal administrativo, comercial, técnico, de gestión y sanitario necesarios para dar un servicio de calidad a nuestros clientes y recobrar la confianza del mercado. Por desgracia, la Dirección de la empresa vuelve a optar por la opción de los ERES/ERTES con los resultados de sobra conocidos para los que formamos parte de MGO.

Desde CCOO, vamos a continuar defendiendo los derechos de TODA la plantilla (nosotros no hacemos distinciones entre "los de dentro" y "los de fuera") y adoptaremos las medidas legales oportunas para intentar evitar este nuevo atropello a la misma.

Seguiremos informando.