Archivado en Noticias, Condiciones de trabajo

"Gonzalo Fuentes sobre la situación del sector hostelero"


Gonzalo Fuentes

El Periódico de Catalunya ha conversado con Gonzalo Fuentes sobre la situación del sector Hostelero en España, a continuación publicamos la entrevista completa.


ENTREVISTA SITUACIÓN ACTUAL SECTOR HOSTELERO

1º Estamos a escasas semanas de que el verano llegue a su fin, ¿Cómo ha vivido la hostelería esta temporada estival?

Los datos que tenemos actualizados son hasta julio de 2021. Comparándolos con el mismo período de 2020, es decir de enero a julio, podemos decir que hemos tenido un crecimiento del 16,52% en visitantes. Esto es debido principalmente al fuerte crecimiento que han tenido los turistas españoles durante este período; así, hemos pasado de los 12 millones del año 2020 a los 17 millones del presente año, lo que supone un 41,82% más. El mes de agosto ha sido mucho mejor de lo que se preveía, pero a día de hoy, aún no tenemos los datos cuantificados oficialmente por el INE. También hay buenas previsiones para los meses de septiembre y octubre. Es cierto, que todavía queda mucho recorrido para llegar a los datos del año 2019, sobre todo, en lo que respecta al turismo internacional, donde la recuperación está siendo más lenta por la quinta ola de la pandemia que hemos sufrido en España, Europa y por las restricciones que han impuesto los principales países emisores de turismo internacional como Reino Unido, Alemania, Francia, Italia etc... Todo apunta a que con el buen ritmo de vacunación que tenemos tanto en España como en Europa y con las facilidades para la movilidad europea y con muchos países del mundo, el mercado turístico internacional se va recuperar en el año 2022. Las políticas que se deben llevar a cabo para cumplir los objetivos son la prudencia, la vacunación activa y el cumplimiento de los protocolos de seguridad de los que nos hemos dotado.

2º Este verano se ha producido un llamativo desajuste entre la oferta y la demanda de camareros. En su opinión, ¿a qué se debe que haya un menor número de personas interesadas en trabajar en la hostelería?

En nuestra opinión, puede que exista en algún destino turístico algún déficit de mano de obra cualificada, sobre todo por los encarecimientos de los alquileres cuando hay desplazamientos y por no tener una garantía de tiempo de trabajo por parte de los empresarios, por la incertidumbre que ha originado la pandemia. Pero en general, no faltan camareros, cocineros ni otras profesiones, lo que falta en el Turismo y en la Hostelería en España es estabilidad, mejores salarios, jornadas continuas y turnos de descanso que permitan la conciliación etc…

3º De una forma más directa, ¿Corre España el riesgo de quedarse sin camareros cualificados?

Puede ocurrir a medio plazo, si las profesiones turísticas no se cuidan y no se hacen un oficio como lo fue hace años, ya que, desgraciadamente las reformas laborales, en particular la del año 2012, impuesta por el PP, y la visión cortoplacista de los empresarios en la búsqueda de beneficios, han convertido a esta profesión en un sector de paso, de subempleo, de estar hasta que se encuentre un trabajo mejor. ¡Y luego se quejan de que falten camareros o cocineros! Insisto, lo que faltan son mejores condiciones sociales, económicas con mejores salarios y estabilidad, formación, jornadas continuas y turnos de descanso que permitan la conciliación laboral y familiar. Hay que dignificar la profesión.

4º ¿Cuál ha sido la salida natural laboral de los hosteleros que han reconducido su trayectoria profesional? Es decir, ¿dónde están los camareros que no están en la barra?

Guarda relación con la anterior pregunta y la repuesta. En España, una parte del colectivo de profesionales, sobre todos los más jóvenes que muchos salen de las escuelas de hostelería, y de la facultades de turismo dejan el sector o se van a otros sectores de la producción, como la construcción, el comercio, la industria, o a Europa y países del mundo a trabajar al sector turístico, que tiene mejores condiciones laborales y económicas.

5º ¿Cuáles son los problemas de base a los que se enfrenta este sector en España? ¿Hay precariedad en el sector hostelero?

A pesar del esfuerzo sindical en la negociación colectiva por un empleo decente, salario digno, etc, en definitiva, avanzar con la lucha sindical en derechos en un sector en el que ya llovía sobre mojado, llegaron las reformas laborales tras la crisis de 2008 y, como en el juego de la oca, volvimos casi a la casilla de salida. Esas reformas han hecho estragos en la hostelería, sobre todo en la negociación colectiva sectorial que marcaba unos mínimos, por ejemplo, en salario, pero ahora se puede negociar un convenio de empresa por debajo del sectorial. También se fomentaron las externalizaciones de servicios. Antes externalizar no era barato, pero con la reforma se propició que trabajadores que cobraban 1.200 euros pasaran a cobrar 739 euros y ahora, con la subida del salario mínimo a 950 euros como ocurre al ser externalizados, sobre todo, en el colectivo de camareras de pisos. Esto lo hemos frenado principalmente en algunos convenios colectivos de Canarias, Baleares o Andalucía Cantabria pero sigue ocurriendo en otras zonas de España porque los empresarios se han negado a negociar. Por eso, unas de las urgencias de este Gobierno, como hemos pedido los sindicatos, es buscar apoyos en el Parlamento para reformar el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores para que los convenios sectoriales prevalezcan sobre los convenios de empresas.

6º ¿Qué medidas deberían llevar cabo los empresarios hosteleros españoles para retener a sus trabajadores?

Hace falta un cambio urgente de modelo de relaciones laborales teniendo en cuenta que la pandemia ha ahondado en la precariedad, la cual ha aumentado en un sector cuyo modelo de empleo está basado en la temporalidad, la parcialidad, la externalización y la alta rotación.

En la actualidad, la Hostelería acumula el 43% de la afectación por ERTEs (199.000 personas). El 16% del personal de Hostelería está en ERTE, frente al 3% general. Tod a pesar las buenas ocupaciones y de producción que habido principalmente en los meses de julio y agosto.

Hay un evidente empeoramiento de la situación laboral de las mujeres en la Hostelería sobre todo si se compara con la situación en general. Llamativo es el aumento de la parcialidad del empleo femenino, que ha sido de un 35% en la hostelería, frente a un 3% en la economía en general.

Se ha producido una drástica reducción de las retribuciones en la hostelería frente al incremento general del 1,4%. La media del coste salarial ordinario es de 1.712 € al mes, sin embargo, en el subsector del Alojamiento éste se reduce a 647€ y en el de la Restauración a 669€.

A todo ello te tenemos que sumarle el bloqueo por parte de las patronales de la negociación colectiva sectorial, donde en la actualidad tenemos unos 25 convenios de Hostelería entres autonómicos y provinciales estancado lo representan casi el 50% de la negociación colectiva sectorial, alguno de ellos ya llevan varios años.

Por todo ello, en CCOO apostamos por el marco conceptual y por la hoja de ruta, para priorizar la creación de empleo de calidad como eje central de un Modelo Turístico moderno y renovado, reforzando las inspecciones de trabajo, garantizando la seguridad y la salud, cerrando las brechas de género, reduciendo la temporalidad y los tiempos parciales, promoviendo la contratación fija a tiempo completa y discontinua, etc.

7º ¿Qué cambios habría que efectuar para mejorar la situación del sector?

Desde CCOO apostamos por una transición justa para la industria turística española, que abogue por la transformación hacia un modelo sostenible y de mayor valor añadido basado en la proximidad, la digitalización como motor para aumentar el tamaño de las pymes, el equilibrio social, económico y medioambiental, la generación de nuevos yacimientos de empleo fomentando la calidad y estabilidad del mismo, la formación y el relevo intergeneracional.

En ese sentido, desde CCOO entendemos que los fondos europeos son una oportunidad para hacer un cambio estructural en nuestro modelo turístico que sirva para implementar un nuevo Modelo Turístico en nuestro país desde un punto de vista integral (económico, social, medioambiental, laboral, así como para Impulsar la I+D+i+E+F, con el objetivo de aumentar la productividad, la calidad y el valor añadido; potenciando la “Marca España” como destino seguro y eficiente y como modelo de calidad laboral social y laboralmente responsable.