Archivado en Noticias, Empleo, ERE

CCOO considera que la falta de voluntad política es el principal problema que tiene GMR Canarias.


Gestión del Medio Rural de Canarias (empresa pública del Gobierno de Canarias), se ha desecho durante los últimos cuatro años de más de 250 personas. Se enfrenta al inminente cierre de las negociaciones de un nuevo ERE, y su máximo responsable político, D Juan Ramón Hernández, Consejero de Agricultura, no da muestras de interés, ni tan siquiera para defender sus planes de viabilidad para la empresa.


Durante el proceso de negociación del ERE, la representación de las personas trabajadoras y este Sindicato han apoyado medidas alternativas a la destrucción de empleo como son el necesario redimensionamiento de su estructura directiva, que por cierto, no se ha visto reducida durante estos años, mientras el resto de la plantilla quedaba en menos de la mitad. Otras de las medidas propuestas es el cese en la externalización de servicios  que pudieran ser desempeñados por la plantilla, evitando despidos y quizá también algún escándalo político como el que ha estado presente en la prensa en las últimas semanas, y del que esperamos se depuren responsabilidades, de ser ciertos los hechos difundidos. La sustitución de las personas que de forma voluntaria deseen salir de la empresa, por los despidos del ERE, es otra alternativa que haría menos gravoso la aplicación del mismo, pero la empresa pública niega esta posibilidad, entendiendo, esta parte, que la única motivación es la pretensión de echar a la calle a las personas y no la supuesta necesidad real de ajustar la plantilla, minorando un determinado número de puestos de trabajo.

Con anterioridad a la presentación de este 3er ERE, la Representación Legal de las Personas Trabajadoras se dirigió al Consejero de Agricultura y Presidente del Consejo de Administración de GMR Canarias solicitándole una reunión para conocer los planes que para esta empresa tiene el Gobierno de Canarias. En esta misma línea CC.OO. solicitó el 23 de abril otra reunión con el mismo objetivo. En la mesa de negociación del ERE se ha pedido su presencia, siendo la callada la única respuesta que se ha recibido del máximo responsable político de la empresa pública, que no ha accedido a reunirse y explicar sus planes, ni ha delegado en otra persona, ni tan siquiera ha excusado las solicitudes que se le han hecho. Todo esto se ve aderezado por sus declaraciones en sede parlamentaria en las que hacía referencia al resultado positivo de la empresa en su cierre de 2012, escasas semanas antes de presentar el último ERE.

En la misma línea de responsabilidad y de aunar esfuerzos, que desde CC.OO. pretendemos, y al igual que hicimos con el Consejero de Agricultura del Gobierno Canario, nos hemos dirigido al Cabildo Insular de La Palma, para solicitar su colaboración y esfuerzo para salvar el mayor número de puestos de trabajo y evitar el cierre previsto del centro que GMR tiene en esta isla. Los representantes de la Corporación Insular han accedido a nuestra petición y en el día de hoy se ha celebrado la reunión solicitada. Manifestando su interés en que GMR permanezca en la isla y en que se salve el mayor número de puestos de trabajo posible.

CC.OO. espera que en el escaso tiempo que queda el Sr. Consejero de Agricultura, de las necesarias muestras de interés para con la empresa que dirige y se comprometa minorando los efectos del ERE, mediante la reducción del número de personas afectadas, propiciando que las bajas “voluntarias” se descuenten de los despidos; y por otra parte asegurando que las medidas que se propongan no tengan nuevas contrapartidas negativas a futuro, haciendo que  la factura de los esfuerzos que ahora se puedan hacer, sea pagada nuevamente por una plantilla que ha venido siendo duramente castigada en los últimos años.