SIMIOCRACIA

El Sue帽o del Mono Loco


El secretario general de Comfia-CCOO, Jos茅 Mar铆a Mart铆nez hace unas reflexiones sobre el documento presentado hace dos semanas por CCOO con an谩lisis y propuestas de la nueva reforma financiera:    

La recapitalizaci贸n del sistema financiero debe formar parte de las pol铆ticas de crecimiento.

La recapitalizaci贸n, hoy por hoy, s贸lo es posible si se anticipa desde el sector p煤blico, condicionada a: que se reponga por las entidades en un tiempo cierto para que en 煤ltima instancia no vaya a cargo del ciudadano; se reestructuren las entidades con problemas, pero evitando que sean sus trabajadores los 煤nicos que paguen la 聯factura聰; y que ello no lo lleven a cabo los gestores responsables de su situaci贸n, los cuales deben responder por su gesti贸n.



pdf
print
pmail

En estos tiempos de tanto ponerse de perfil, tras el an谩lisis de la nueva reforma financiera 聳 y van cuatro 聳 CCOO hemos planteado una cuesti贸n realmente pol茅mica: la recapitalizaci贸n del sistema financiero debe formar parte de las pol铆ticas de crecimiento.

Es decir, no basta con aumentar la transparencia y no es suficiente garantizar la solvencia est谩tica de nuestro sector financiero oblig谩ndolo a realizar provisiones "a pulm贸n" o inyectando capital de manera insuficiente. Bankia, de todas maneras, marca ya claramente un punto de inflexi贸n frente a los anuncios iniciales del Gobierno y no ser谩 la 煤ltima entidad en ser recapitalizada.

Hace dos semanas CCOO present谩bamos un documento de an谩lisis y propuestas sobre la nueva reforma financiera donde se estimaba que las necesidades de recapitalizaci贸n eran de 60.000 millones de 聙. Bankia representa un tercio de dichas estimaciones.

La recapitalizaci贸n hoy por hoy s贸lo es posible si se anticipa desde el sector p煤blico, condicionada a: que se reponga por las entidades en un tiempo cierto para que en 煤ltima instancia no vaya a cargo del ciudadano; se reestructuren las entidades con problemas, pero evitando que sean sus trabajadores los 煤nicos que paguen la 聯factura聰; y que ello no lo lleven a cabo los gestores responsables de su situaci贸n, los cuales deben responder por su gesti贸n.

Pero, todo ello, se ha de explicar con transparencia al conjunto de la ciudadan铆a, m谩s all谩 de la l贸gica alarma social que causa tama帽a inyecci贸n de capital p煤blico, la justificada indignaci贸n que se levanta al tiempo que se recortan inversiones p煤blicas y se pone en cuesti贸n el propio Estado del Bienestar y de manifestaciones m谩s o menos desabridas acerca de la depuraci贸n de responsabilidades.

Nosotros, que tenemos responsabilidad en lo que ha ocurrido, al menos en las cajas de ahorros - las que han ido bien y las que no - en la medida que hemos venido manteniendo representaci贸n en 贸rganos de gobierno, que ni la negamos, ni la ocultamos, creemos que, no obstante, se debe de abrir el foco de la transparencia.

驴Con qu茅 objeto? M谩s all谩 de las eventuales acciones jurisdiccionales que se comienzan a abrir paso, hay que determinar cu谩les son las causas y cu谩les las consecuencias de nuestra crisis financiera. Qui茅nes son los responsables y en qu茅 medida. Qu茅 ha funcionado y qu茅 fallado en la gesti贸n, en la administraci贸n y control de los consejos, en la supervisi贸n de los organismos reguladores (BdE y CNMV), en la supervisi贸n de los gobiernos auton贸micos y, por 煤ltimo pero no menos importante, en las casas auditoras. Pero tambi茅n qu茅 consecuencias ha comportado que el Gobierno y el Legislativo no hayan realizado este tipo de reformas o acciones antes, en forma de costes finales, ca铆da en la recesi贸n, destrucci贸n de empresas y de su empleo聟

 

Y todo esto, 驴para qu茅? Desde luego no para que volvamos a caer en el juego cruzado de acusaciones, el reparto indiscriminado de culpas, la opacidad, cuando no el ocultamiento. Tenemos que ser capaces de alcanzar un diagn贸stico del problema y de las soluciones lo m谩s com煤n posible, porque ese relato de lo que est谩 pasando es el que debe orientar las reformas necesarias en materia de regulaci贸n financiera, supervisi贸n y gobierno corporativo que haga que corrijamos errores y aprendamos de lo sucedido. Por ejemplo, 驴por qu茅 no la creaci贸n de la Comisi贸n ConjuntaCongreso-Senado para abordar este asunto?

Es estrat茅gico, no s贸lo como acto cat谩rtico general, sino para poder legitimar y explicar cu谩les deben ser los nuevos pasos, que no son otros que los de cambiar las perspectivas econ贸micas. S贸lo as铆 se podr谩 justificar este tipo de inyecciones de capital p煤blico a parte del sector financiero 聳 lo que supone la recreaci贸n, temporal o no, de una Banca P煤blica o el sostenimiento de la diversidad de entidades frente al oligopolio - pues una de las palancas de ese giro en las perspectivas es la circulaci贸n del cr茅dito.

Si no, el recrudecimiento de la crisis seguir谩 causando estragos en la valoraci贸n de los balances la Banca y continuar谩 la desconfianza sobre los mismos a medida que las pol铆ticas de austeridad profundizan la recesi贸n.

Tendr铆a m谩s sentido que todo esto se realizara con apoyos del Fondo de Estabilidad Europeo, que para estas situaciones se cre贸. Y aunque al Gobierno de Espa帽a le incomode tener que ser el primero en solicitarlo, no s贸lo ser铆a lo m谩s conveniente para los ciudadanos espa帽oles 聳 pues no se soportar铆a en exclusiva con la emisi贸n de m谩s Deuda P煤blica Espa帽ola -, sino que deber铆a de exigir que, sin soluci贸n de continuidad, desfilaran gran parte del resto de pa铆ses de la UE.

Una acci贸n concertada global de la UE evitar铆a los riesgos que sobre un pa铆s, su sistema financiero y su econom铆a se cernir铆an en forma de desconfianza, mayores primas de riesgo y mayor recesi贸n. Y dicha acci贸n europea evitar铆a que, tras los ataques de los mercados sobre esa econom铆a nacional, siguieran emboscados, pero activos, los ataques sobre el Euro.

Porque, entre otras muchas cosas, y desde que se desencaden贸 la crisis financiera internacional, est谩 ocurriendo que hay una disputa entre las 谩reas monetarias. Fundamentalmente entre las ligadas a los pa铆ses de la OCDEsobre-endeudados (d贸lar, euro y libra) en relaci贸n a las 谩reas emergentes que acaparan el ahorro global - un ejemplo de ello se produjo el verano pasado cuando a la banca francesa se le cort贸 su financiaci贸n en d贸lares-.

Y tambi茅n otra disputa sobre qu茅 instituciones financieras proveen de financiaci贸n a la econom铆a global 驴la intermediaci贸n de la Banca Comercial o la desintermediaci贸n financiera a trav茅s de los mercados que realiza fundamentalmente la Banca de Inversi贸n?

El 谩rea d贸lar cuenta con los bancos de inversi贸n y con las agencias calificadoras, dos tipos de instituciones que est谩n en el origen mismo de la crisis financiera. Europa cuenta con sus bancos, con importante actividad de banca de inversi贸n en los casos brit谩nicos, franceses y el Deutsche Bank, pero con una banca comercial que a煤n no ha digerido ni las burbujas inmobiliarias locales ni los activos t贸xicos subprime. Pero Europa no cuenta con agencias de rating. Esas calificadoras que un d铆a s铆 y otro tambi茅n califican a sus bancos y a sus deudas soberanas, y por elevaci贸n al Euro, apostando, queremos decir, invirtiendo a medio plazo por su ruptura.

El Gobierno Espa帽ol, con el benepl谩cito de la Comisi贸n Europea, ha dado un decidido paso al frente cuando est谩bamos ya al borde del abismo. En aras de que se nos "transparente el Hada de la Confianza" ha encargado a auditores externos el an谩lisis de nuestra banca. En un intento de buscar un 煤nico chivo expiatorio para el fracaso de las sucesivas reformas parciales de nuestro sistema financiero ha cargado toda la responsabilidad sobre una Instituci贸n, el Banco de Espa帽a.

Ha sacrificado al 聯Gallo聰, pero mucho nos tememos que ha elegido 聯raposa y gardu帽a para cuidar a las gallinas聰. Se habl贸 de Goldman Sachs (el banco que ayud贸 a Karamanlis a enga帽ar a la UE), o de BlackRocks Assets que realiz贸 la auditoria de Irlanda y declin贸 participar en valoraciones de recientes salidas a bolsa en Espa帽a no fuera a ser que hubiera en un futuro conflicto de intereses,... Se han terminado eligiendo otras de similares caracter铆sticas.

No somos sospechosos de connivencia con el Gobernador. Hemos venido indicando sus errores, casi en solitario, desde mucho antes de que se haya levantado su veda. Y, ahora s铆, al filo del agotamiento de su mandato se alza un coro de indignaciones, a lo capit谩n Renoir de Casablanca.

El Gobernador tiene una responsabilidad importante en lo sucedido, pero sin olvidar que la mayor y previa es la de los gestores; y sin infravalorar la del resto de participantes.

Pero el Banco de Espa帽a tiene los medios y los profesionales para llevar a cabo esta tarea. S贸lo hace falta que se les haga caso. Probablemente con la pr贸xima renovaci贸n de su gobierno, con apoyos del EBA y el BCE, m谩s que con la participaci贸n de auditores 驴independientes? baste para colocarlo en el centro de la soluci贸n. El Mediterr谩neo hace rato que se descubri贸 y basta ya de jugar a aprendiz de brujo desde lo alto de un guindo.

Y por 煤ltimo, ahora que se han planteado avances significativos en pol铆tica fiscal com煤n de la Zona Euro, no ser谩 ya el momento hacer uso de los mecanismos financieros comunes para estimular el crecimiento, sanear el sistema financiero europeo para que el Cr茅dito sea una de las palancas de dicho crecimiento, crear calificadoras europeas, contar con una instituci贸n que act煤e como Reserva Federal, un Gobierno Europeo elegido democr谩ticamente, no s茅聟 cosas f谩ciles...

28 de mayo de 2012