Archivado en Publicaciones, Campa√Īas, Socio Economico, Reforma Laboral, Sector Financiero, Boletines RSE

Responsabilidad Social, legal y laboral de las empresas

BOLET√ćN RSE N¬ļ 655 . Semana del 8 de Febrero


No habr√° Responsabilidad Social de, en y desde las Empresas (RSE) sin representantes democr√°ticos, leg√≠timos y libres de temor (Freedom from Fear). N√ļmero dedicado a las y los defensores de la Libertad y de nuestros derechos, ya sea desde el √°mbito jur√≠dico, sindical, ecologistas, ong's o desde el mundo del arte y la far√°ndula. 

Sigue leyendo...


pdf
print
pmail
Lunes 8 de Febrero de 2016. - 

'Condenamos los intentos empresariales de definir unilateralmente las responsabilidades sociales de las empresas' (Documento-resoluci√≥n clave sobre multinacionales, RSE y Derechos Humanos -incluidos los laborales- de la Confederaci√≥n Sindical Internacional). Encontramos m√ļltiples ejemplos de estos intentos en los procesos relacionados con la nueva gobernanza. Esta actitud tiene que ver con la resistencia al cambio -a una legislaci√≥n y regulaci√≥n efectiva- de una √©lite ( a veces, una gerontocracia y a su vez, esto tiene que ver con el aumento de la desigualdad (esa √©lite, de nuevo, bastante opulenta -Austeridad ¬Ņqu√© austeridad?-). Un ejemplo es todo lo relacionado con los procesos sobre Empresas y Derechos Humanos (ya hemos hablado de fiscalidad responsable o sobre desigualdad salarial). Denunciamos continuamente la poca validez de la certificaci√≥n √©tica en el textil, y hoy remitimos la informaci√≥n de Amnist√≠a Internacional, que advierte que la nueva ley de la Uni√≥n Europea para garantizar que en el comercio de minerales de zonas de conflicto no se violen derechos humanos, no deber√≠a estar basada en esa certificaci√≥n voluntaria  (ver comunicado de A.I.)

Martes 9 de Febrero de 2016. - 

Incluso el Parlamento y la Comisi√≥n Europea dejaron claro que la RSE debe centrarse en los derechos laborales, el di√°logo social,  la fiscalidad responsable, la equidad salarial y las retribuciones y bonus de los directivos, y el control de las cadenas de suministro. Respecto a esto √ļltimo, la CSI acaba de publicar un nuevo informe, que denuncia una mano de obra oculta compuesta por 116 millones de trabajadores en las cadenas mundiales de suministro de 50 empresas (ver el resumen y descarga el informe). Mucho por hacer, y los sindicatos estamos ofreciendo nuestra colaboraci√≥n, que en demasiadas ocasiones no es aceptada. Un peque√Īo gran ejemplo: desde CCOO Castilla y Le√≥n hemos logrado llevar al Parlamento Europeo un caso de defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, que se lograr√° extender regulando y limitando las pr√°cticas fraudulentas de aquellas empresas multinacionales que pretendan utilizar la quiebra de uno de sus centros para deslocalizar su producci√≥n y eludir la responsabilidad social con sus trabajadores y la sociedad Lee aqu√≠ el los detalles (v√≠a Nueva Tribuna).  

Pero todo esto no ser√° posible sin sindicatos libres que puedan ejercer y defender los derechos de las trabajadoras y trabajadores. En nuestro bolet√≠n N¬ļ 652 insistimos en ello.  El derecho de huelga en un derecho fundamental: #HuelgaNoEsDelito. Hoy se celebra el juicio contra #Los8deAirbus

Mi√©rcoles 10 de Febrero de 2016. - 

Responsabilidad Social, Tratados de Inversi√≥n (TTIP...) e ISR. Los grandes fondos de inversi√≥n (algunos, fondos de pensiones, te√≥ricamente de trabajadoras y trabajadores) siguen acaparando el poder de la econom√≠a mundial. Y ejercen activismo accionarial , aunque nos tememos que pocos estar√°n utilizando cl√°usulas sociales (en todo caso, s√≠ medioambientales) entre sus criterios de actuaci√≥n. Muchos de estos fondos e inversores est√°n incluso demandando a quienes s√≠ utilicen esas cl√°usulas sociales (ya sea un ayuntamiento, otro fondo que s√≠ utilice ISR, o un gobierno) Por mucho que se modifiquen, los tratados internacionales de inversi√≥n est√°n afianzando esa tendencia. Y fracasar√°n los t√≠midos intentos de instaurar cl√°usulas sociales (RSE, ISR...de verdad). Hace poco habl√°bamos de esto en nuestro blog, Y hace unos d√≠as en el Parlamento Europeo se vot√≥ de nuevo acerca de uno de estos tratados (ver noticia en P√ļblico y otros medios). No entendemos c√≥mo el grupo socialista vota contra algo que puede ser m√°s da√Īino que la reforma laboral, ahora que parecen decididos a derogarla (tambi√©n ese mismo d√≠a hubo otra votaci√≥n sobre el control de emisiones -caso Volkswagen- y su posici√≥n y el resultado, socialmente dudoso). Nuestra selecci√≥n sobre las √ļltimas noticias sobre estos tratados: 

Confederaci√≥n Sindical Internacional (CSI)El acuerdo TPP es malo para la democracia, los derechos, la sanidad y los servicios p√ļblicos 
M√©dicos sin Fronteras: A√ļn hay tiempo para evitar que el TPP impida el acceso a medicamentos gen√©ricos que salvan vidas 
Greenpeace: El ejemplo que los defensores del TTIP no quieren que sepas 
√Āgorala asociaci√≥n Alemana de la Magistratura, contra el TTIP



√Čtica, regulaciones y Responsabilidad Social.  Desde hace m√°s de una d√©cada estamos defendiendo una visi√≥n global de la RSE: no consideramos esta s√≥lo lo que va m√°s all√° de la ley, como, a nuestro juicio se interpreta err√≥neamente. En la valoraci√≥n de los impactos sociales de las empresas evaluamos tambi√©n el nivel de cumplimiento de las leyes (y el esp√≠ritu de las leyes), regulaciones y convenios. Es m√°s, insistimos en la influencia de las empresas en dichas leyes, regulaciones y reguladores. Sobre el denso debate (no resuelto) de la relaci√≥n entre la ley y la RSE, la Fiscal√≠a General del Estado acaba de publicar su primera circular de 2016 , que trata precisamente de la Responsabilidad Penal de las personas jur√≠dicas (ver resumen). Aunque la circular, por una parte, da mucha importancia al buen gobierno y a la lucha contra la corrupci√≥n, no est√° exenta de pol√©micas. Por ejemplo, nos parece m√°s que discutible que la existencia de programas, planes de rse o buen gobierno o c√≥digos √©ticos o de conducta sea una eximente ante desastres corporativos (puede que esta sea la causa de una nueva oleada de inter√©s por los c√≥digos de conducta que vemos en patronales y empresas). Dada la extra√Īa actuaci√≥n de una parte de la fiscal√≠a respecto a los sindicalistas (la huelga no es delito) o el reciente caso de los titiriteros, y puesto que el tema es complejo y trascendente (la circular parece que matiza tan eximente) pedimos ayuda a nuestros expertos en asuntos jur√≠dicos. Un referente, a partir de un art√≠culo: La responsabilidad laboral de los grupos de empresas (Ampliamos y seguimos el debate desde nuestro blog)  


Esta semana hemos estado hablando de responsabilidad social de las empresas, leyes, regulaciones y sistemas de inspecci√≥n. Lo normal ser√≠a que existiese un indicador de RSE que mostrara claramente la el empleo creado (o destruido) y su calidad, as√≠ como la relaci√≥n con los beneficios de la empresa, e incluso las retribuciones y bonus de sus c√ļpulas. Sobre todo en un pa√≠s donde la creaci√≥n de empleo es una emergencia. Pero no s√≥lo no existe ese indicador (¬Ņqu√© ocurri√≥ con el Consejo Estatal de RSE y la Ley de Econom√≠a Sostenible?), sino que adem√°s parece que se ha legislado para permitir a las empresas despedir sin causas justificadas. Por suerte, la jurisprudencia nos ha estado dando la raz√≥n frente a esa legislaci√≥n irracional: informe del gabinete jur√≠dico de CCOO sobre la jurisprudencia contra reforma laboral del 2012, que concibe el despido colectivo como una f√≥rmula de maximizaci√≥n de los beneficios empresariales.

Otra cuesti√≥n clave para la RSE es el control de las cadenas productivas. Al respecto, puesto que estamos hablando de vertientes jur√≠dicas de la Responsabilidad Social de las empresas, os ofrecemos el acceso a la rese√Īa del libro La externalizaci√≥n y sus l√≠mitesde M.A. Falguera, Magistrado del Tribunal Supremo de Catalunya.

Acceso a archivo de boletines RSE
© Boletín editado por la Federación de Servicios de CC.OO
Este bolet√≠n se env√≠a solamente a las personas que previamente suscritas