Archivado en Comunicado breve, Condiciones de trabajo

De la importancia de las palabras

No somos colaboradores


En Atmira se empeñan en llamarnos "colaboradores" cuando existen muchas maneras de dirigirse a la plantilla o, a menor escala, a los distintos colectivos o categorías que existen en la empresa. 

Tras el uso de denominaciones aparentemente inofensivas como "colaborador" subyace la idea de que lo nuevo sustituye a lo viejo, y que por ende, ya no somos ni asalariados/as, ni trabajadores/as y ya no digamos, clase obrera, diluyéndose, por tanto, los derechos conquistados en el pasado. Esto que de manera sutil se hace desde las empresas, hay que denunciarlo. Es importante saber qué somos!



pdf
print
pmail

Reciéntemente, desde el departamento de Talent, nos han enviado una encuesta en la que se nos pide marcar, a efectos estadísticos, una opción en la que podamos identificarnos. La pregunta es la que abre este comunicado.

Queremos comentar esta pregunta porque salvo ?becario/a? o ?directivo/a?, que parecen claros, ¿qué o quién es ?AT?? ¿Quién es ?responsable de equipo?? ¿El que gestiona, el comercial de la unidad, el analista funcional/orgánico que hace de todo?

Pero nos llama sobremanera ?Colaborador/a?, concepto que es importante matizar por toda la carga que conlleva. Nadie en la plantilla es ?colaborador/a?. Todos percibimos un sueldo por el trabajo que desempeñamos y ni siquiera todos cobramos lo mismo cuando ?colaboramos?. ¿Ganas más si ?colaboras? más? ¿Qué trabajo se le exige a un ?colaborador?? ¿Acaso un ?responsable? o un ?AT? ya no son colaboradores en la jerga utilizada por Atmira?? Un colaborador/a no tiene derechos ni normas que regulen su actividad. Un trabajador/a, sí.

Adicionalmente, cuando eres colaborador, no hay necesariamente responsables. Haces el trabajo porque quieres. Y desde luego, si fuéramos colaboradores, como nos llama la empresa, no existirían responsables que, cuando fracasan en su gestión, te dicen abierta y tranquilamente, que el equipo no es rentable, que hay pérdidas, o perlas similares, como si la culpa fuera tuya, como si no hubieras hecho tu trabajo. Sin embargo, lo que están haciendo es reconocer públicamente que ellos, responsables, no han sabido hacer su trabajo correctamente? pero te dicen que la culpa es tuya descargando en la capa productiva/técnica su responsabilidad. ¡Desde luego que no hacen eso mismo cuando las cuentas salen bien! En ese caso, sacan pecho por ?su trabajo? en otros foros más nobles en aras de conseguir sus (primas de) objetivos? y se olvidan de ti, de atender tus inquietudes, de reconocer tu trabajo y tu esfuerzo, que ha contribuido, sin duda, al éxito del proyecto. Y esto está pasando en Atmira. Es real.

Por todo ello, es importante saber lo que somos para no olvidarnos de nuestros derechos y poder, así, ejercerlos. Somos trabajadores y trabajadoras que damos un servicio? No somos un servicio, ni un recurso... ni colaboradores/as.

Acompañamos esta entrada con dos datos para reflexionar sobre el uso de apeltivos como "colaborador", "buddy", "atmirer", etc... 

  • 6.000.000 de horas extras se hacen en España cada semana?
  • 2.900.000 horas extras cada semana no se pagarán nunca?

Quiza, siendo colaborador, las horas extras no haya que pagarlas... Pero está claro que siendo trabajador o trabajadora, SÍ.

RECORDAMOS: El protocolo de horas extras está para usarlo y ha de ser respetado por la empresa. Se trata de un acuerdo refrendado en Inspección de Trabajo que hay que hacer valer.


banner afiliación