Archivado en Noticias, Socio Economico

Las opas en el sector y el ciclo económico premian a Indra


Los analistas consideran que es una empresa defensiva por el alto peso del Estado en su facturación


pdf
print
pmail
Hewlett-Packard acordó esta semana la compra de EDS, operación que supone un reto para IBM, y las empresas tecnológicas han vuelto a centrar el interés del mercado en un año de mal comportamiento en Bolsa. Es un sector muy heterogéneo que, con diferencias sustanciales, no se ha desprendido de la leyenda negra surgida en 2001 tras el pinchazo de la llamada burbuja tecnológica.

Pero esta operación corporativa, más otras más pequeñas registradas en Europa y algunas que emergen en el horizonte, ha sentado bien a empresas del sector a los dos lados del Atlántico. Éste es el caso de Indra, que acumula unas ganancias del 4% en la semana y que casi la dejan en tablas en el año, en el que pierde un 1,7%. Los expertos no creen que sea el único factor que empuja a la empresa, aunque tenga una indudable influencia. Para Fernando Cordero, analista de Fortis, esos movimientos siempre son positivos para los valores relacionados, aunque no cree que la compañía que preside Javier Monzón, por sus características, vaya a ser objeto de una puja similar. Señala que no está blindada por su accionariado institucional, pero que se trata de un grupo estratégico para el Estado español. Alicia Jiménez, de Self Trade, estima que su estructura empresarial -basada en las áreas de electrónica de defensa y de integración de sistemas- le da un perfil algo sui generis. Una división podría interesar a una compañía, pero, tal vez, no la otra. Sin embargo, no descarta que un grupo adquiera Indra y luego venda la actividad que no le convenga. ¿Cuáles son los otros factores en los que se apoya la empresa? Para el experto de Fortis, un aspecto muy positivo es la fortaleza de gran parte de sus negocios y la capacidad para mantener relaciones estables con sus clientes, para los que se ha convertido en algo más que un proveedor: su socio tecnológico. Estos clientes son básicamente instituciones estatales españolas, como el Ejército y AENA.

Destaca, asimismo, que Indra coloca la tecnología desarrollada a otras entidades. Un ejemplo evidente es la relacionada con el control del tráfico aéreo, en donde el grupo se está consolidando como un líder internacional. Los expertos destacan que ha exportado sus proyectos a América Latina, Asia y Reino Unido. La directora de Self Trade añade que por las características de sus usuarios -cuenta además con Ayuntamientos y Comunidades Autónomas- se trata de un valor defensivo, por lo que el actual ciclo económico le es favorable. También Morgan Stanley la califica de empresa "defensiva de calidad". Desde Citi se considera que es uno de los valores tecnológicos menos cíclicos, que no se ve afectado por la desaceleración de la economía española. En este contexto, agregan que no existen dudas sobre la solidez del 80% de su facturación. Pero el experto de Fortis cita una debilidad que la dirección del grupo intenta corregir: su alta dependencia de España, que le supone el 65% de su facturación. En esta línea, Manoj Singla, de JPMorgan, destaca que la compañía española ha anunciado que va a reforzar su estructura en las actividades relacionadas con la seguridad en Estados Unidos, sin descartar adquisiciones. Los analistas de esta entidad valoran ese objetivo, ya que consideran que la diversificación geográfica es clave para el sostenimiento del crecimiento del grupo, pese a la calidad de sus clientes."Con la actual situación de la economía española, creemos que es necesario que Indra crezca en Estados Unidos, América Latina y Asia", señalan. Los expertos indican que, precisamente, otro reto del grupo es mantener el elevado crecimiento orgánico de los últimos años, que de media ha alcanzado el 12%.

Recomendaciones

l Tras la presentación de resultados, JPMorgan ha elevado el precio objetivo de Indra de 19 euros a 19,5 euros. Su posición ante el valor es neutral. Los analistas de Citi reiteran la recomendación de mantener. El precio objetivo que le da Self Trade es de 21 euros. Y Fortis mantiene su consejo de comprar. l Del colectivo de analistas consultado por Bloomberg, un 83,33% aconseja comprar acciones, un 12,50% se decanta por mantener y el 4,17% restante recomienda la venta. El precio objetivo medio es de 21,4 euros.

Valor a examen

Mejoran los márgenes y los pedidos

Los resultados del primer trimestre del año presentan datos que han sido bien recibidos por el mercado. "Indra ha tenido un positivo comienzo de año", señala Citi, que destaca el aumento del 11% de la facturación, hasta 581,7 millones de euros. Los beneficios netos se elevaron a 42,4 millones de euros, lo que se traduce en un incremento del 25%.

Las ventas, según Fortis, suben por encima de sus estimaciones, al tiempo que mejoran los márgenes y se percibe una mayor cobertura de la cartera de pedidos respecto a la facturación. La cartera alcanzó los 2.473 millones de euros hasta abril, lo que supone un aumento del 7% sobre el mismo periodo del año anterior y del 10% respecto al cierre de 2007. La compañía reconoce que existen incertidumbres en el entorno, pero añade que no ha percibido una ralentización. Espera cerrar 2008 con una subida de los pedidos entre el 9% y el 10%. Para el banco holandés, que considera que los datos del primer trimestre contienen sorpresas positivas, la compañía tecnológica cotiza a múltiplos atractivos. Desde Self Trade se destaca que, por áreas geográficas, el área internacional continúa liderando el crecimiento de la compañía, aspecto positivo dada la necesidad del grupo de diversificar.

SS

La compañía tecnológica ha subido el 4% en la semana de presentación de los resultados

Cinco Dias