Archivado en Comunicados, Ciberderechos, Internet, Condiciones de trabajo

Defendiendo los derechos de las personas trabajadoras en el mundo digital del Siglo XXI


Las tecnologías digitales están afectando a todos los aspectos de nuestra vida privada y laboral. Desde las compras en línea que aumentan a gran velocidad, hasta los dispositivos "inteligentes" en nuestros hogares, la recopilación de datos en el lugar de trabajo, la vigilancia, los feeds de noticias de Facebook y los tweets que ven. Los datos son el núcleo de los productos y servicios digitales. Denominado el nuevo petróleo, el recurso más valioso del mundo, se estima que el valor de los flujos de datos equivale a del 15 al 20% del PIB mundial combinado en apenas 2 años. UNI Global y sus afiliadas, entre ellas CCOO Servicios, son plenamente conscientes de este contexto.

Inteligencia Artifical


pdf
print
pmail

Pero este entorno digital cada vez más importante no nos hace olvidar  que casi la mitad de la población mundial todavía no tiene acceso a Internet. Es nuestro deber asegurarnos de que, a medida que se extiende el acceso a Internet, éste ofrezca a la ciudadanía  y a los trabajadores y trabajadoras  derechos de privacidad sólidos y derechos sobre los datos.

UNI se ha dado cuenta de que, con muy pocas excepciones, las personas trabajadoras del mundo entero no tienen ningún derecho sobre la gestión de los datos, se trate de su recopilación, adquisición o venta, en las empresas. De sus datos personales, hasta los datos derivados de sus procesos de trabajo, hasta los conjuntos de datos a su respecto fuera de la empresa, los datos se usan en las evaluaciones de reclutamiento, promoción, despido y desempeño. Sin embargo, no tenemos derechos, como sindicatos y trabajadores y trabajadoras, en lo tocante al acceso a los datos que las empresas están usando, a cuánto saben de nosotros, cómo lo utilizan, si los datos son éticos y exentos de discriminación. Si no reclamamos estos derechos, nos arriesgamos a perder poder en las empresas ya que la dirección puede encogerse de hombros y afirmar que con respecto a todos y cada uno de los resultados 'los datos nos informaron de esto o aquello.?

Con muy pocas excepciones, las personas trabajadoras del mundo entero no tienen ningún derecho sobre la gestión de los datos, se trate de su recopilación, adquisición o venta, en las empresas.

 Los dos documentos adjuntos ("Diez principios relativos a la Inteligencia Artificial ética" y "Principales diez principios para la protección y la privacidad de los datos de los trabajadores"), nos dice UNI, cambiarán esto. Nos proporcionan los 10 principios fundamentales relacionados con la Inteligencia Artificial Ética y con la Protección de los Datos Personales de los trabajadores y trabajadodras, respectivamente. A medida que el mundo se despierta a la era del big data, el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y la robótica, nuestros principios se utilizarán para influir en el debate sobre políticas públicas mundiales. Igualmente importante es que podemos aplicarlos en convenios colectivos, promoverlos en sus políticas industriales e incluirlos en los Acuerdos Marco Globales. A todos los niveles, al aplicar estos principios podremos salvaguardar nuestros derechos, nuestra privacidad y un control y balance sobre las decisiones de la dirección apoyadas por datos. Están interrelacionados. Los datos son el núcleo de la inteligencia artificial. La inteligencia artificial, a su vez, está integrada en robots, en sistemas que generan información y resultados, en computadoras que pueden autoaprender y crear nuevas realidades, y en el hecho de que muchos trabajadores están siendo despedidos a medida que los sistemas automatizados trabajan de manera más rápida y eficiente. de lo que podemos hacerlo nosotros. Ambos documentos son esenciales para nuestro trabajo.

UNI ha buscado el asesoramiento de expertos mundiales y junto con ellos y sus afiliadas han reunido sus conocimientos y entrado en la esencia misma de lo que debemos exigir para garantizar que los trabajadores y trabajadoras de hoy y de mañana tengan más poder y vean respetados sus derechos.

La Federación de Servicios de CCOO, que por otra parte ha sido pionera en nuestro país en la inclusión de una cláusula digital en materia de desconexión en convenios colectivos como el de Axa, comparte esta visión e insta a su afiliación y representantes en las empresas a usar estos principios de la manera adecuada a los objetivos que perseguimos.


 


banner afiliacin