Archivado en Comunicados, Mujeres e Igualdad, Divulgacion, Igualdad

IGUALDAD

UNA MIRADA DE GÉNERO. CCOO reclama al gobierno un Plan de Choque en el Empleo que afronte las brechas de género


Nueva estadística oficial, nueva foto-fija del paro registrado y del empleo que visibiliza la precariedad laboral, la creciente feminización del paro y los obstáculos que afectan al empleo y condiciones laborales de las mujeres, como la pervivencia del tiempo parcial y la ausencia de servicios de cuidados,  el techo de cristal y la segregación laboral. CCOO insta al gobierno a que tome medidas de inmediato, en el marco del diálogo social, sin más dilación.


pdf
print
pmail
Para CCOO no es admisible que permanezcan desigualdades estructurales para las mujeres que impidan su participación en igualdad de condiciones en el empleo, visibles en las brechas de género que los datos oficiales reflejan. Ni es admisible que el gobierno permanezca en la inacción ante esta desigualdad manifiesta, por sus consecuencias en las condiciones y oportunidades para la vida diaria de las mujeres. Es urgente que el gobierno asuma que atajar estas desigualdades es una prioridad, que implica diálogo y negociación con los agentes sociales.

Como suele ser habitual, en la nota de prensa del Ministerio de Empleo sobre  de Paro registrado de marzo 2017, no se desagrega por sexo los datos de paro. Hay que adentrarse en el informe anexo para conocer que "el desempleo masculino se sitúa en 1.615.938 al bajar en 31.016 (-1,88%) y el femenino en 2.086.379, al reducirse en 17.543 (-0,83%) en relación al mes de febrero. Si lo comparamos con marzo de 2016, el paro masculino baja en 248.536 (-13,33%) personas y el femenino se reduce en 143.917 (-6,45%)", y que el porcentaje de mujeres en paro registrado sigue un mes más estancado en el 56,4%.

Como sabemos por los datos de la EPA del 4ª Trimestre de 2016, las mujeres son menos en la población activa (hay una brecha de 11 puntos en las tasas de actividad de hombres y mujeres de 16 años y más, es decir, más de dos millones menos de mujeres) y, sin embargo, pese a ser menos  son muchas más en el paro registrado. El número de mujeres registradas como desempleadas supera al de hombres en todas las CCAA y todas las provincias. Un mes más, una geografía monocolor.

Como ha expresado CCOO en su valoración (Baja el paro, pero el 90% de los contratos de marzo son temporales), "en marzo, el 90% de los contratos firmados fueron temporales, de ellos un tercio a tiempo parcial, reflejo de la enorme precariedad de nuestro mercado laboral agudizada tras la reforma de 2012".

Y en el informe de coyuntura Laboral de marzo 2017 realizado por el Gabinete Económico confederal de CCOO: "El paro registrado se sitúa en un total de 3.702.317 personas en marzo, en un mes caracterizado por descensos del paro, que solo se interrumpieron durante los peores años de la crisis. La bajada del paro registrado en marzo de 2017 (-48.559) es menor que la de 2016 (-58.216 personas) y la de 2015 (-60.214)". Y añade: "En marzo el descenso mensual del paro es el doble entre los hombres (-31.016) que entre las mujeres (-17.543), lo que refuerza el mayor descenso interanual del paro entre los hombres (-248.536, -13,3%) que entre las mujeres (-143.917, -6,4%) y acrecienta la feminización del paro registrado en España, donde más de la mitad (56,4%) son mujeres".

También esta semana el INE ha publicado la Encuesta de Población Activa (EPA). Variables de submuestra. Año 2016. En espera de un análisis más profundo, sí que llaman la atención algunos datos: "el porcentaje de hombres directores superó en 3,7 puntos al de mujeres en las empresas de pequeño tamaño. Diferencia, por otra parte, similar a la existente entre los porcentajes de hombres y mujeres ocupados independientes (sin jefes ni subordinados), que fue de 3,6 puntos. En el caso del puesto de empleado, el porcentaje de mujeres (77,6%) superó al de varones (65,2%) en 12,4 puntos".

Esta última brecha, por cierto, ha aumentado respecto a 2015. Otro indicio estadístico  de la segregación vertical, es decir, el techo de cristal en las empresas, que aumenta y con este aumento deja ver que desde los poderes públicos no se actúa para su erradicación, como es su obligación constitucional.

Igualmente preocupante, que enciende todas las luces rojas porque evidencia un obstáculo central en la incorporación e las mujeres al empleo es la siguiente, que aporta la citada estadística del INE: Un total de 280.900 personas ocupadas trabajaron a tiempo parcial con objeto de disponer de más tiempo para cuidar a personas dependientes en 2016, lo que supuso un 4,3% más que en el año anterior.  La gran mayoría de quienes trabajaron a tiempo parcial para poder a la vez ejercer la labor de cuidadores fueron mujeres. En concreto, 266.500 mujeres y 14.500 hombres. Es decir, 18 mujeres por cada hombre.

Y el 57,6% de ellas consideraron que no hay servicios adecuados para la atención a personas dependientes (menores, personas adultas, enfermas, personas con discapacidad, etc.) o que no pueden costearlos.

Ana Herranz, secretaria confederal de Mujer e Igualdad de CCOO: "Instamos al gobierno a que active sin más demora un Plan de Empleo que tenga en cuenta las brechas y desigualdades de género. Que atienda de manera especial a quienes están en situación laboral más precaria, especialmente las desempleadas de larga duración, las mayores de 45 años, las que no han tenido un empleo anterior, o las desempleadas con menores a cargo". Y añade otras reclamaciones de CCOO.

CCOO demanda al gobierno que establezca mecanismo y dedique los recursos necesarios para vigilar desde la inspección laboral que no se produzca ninguna discriminación en el acceso y permanencia de las mujeres en el empleo, como es su obligación. La estadística oficial del paro registrado mes a mes permite constatar que existen obstáculos añadidos para la contratación de mujeres. Hay evidencias de discriminación, la inspección laboral no puede mirar a otra parte. Es imperativo que la autoridad laboral vigile y sancione en lo que corresponda.

CCOO reclama que se deroguen las reformas laborales de 2010 y sobre todo de 2012, de enorme impacto de género. Para recuperar los derechos laborales, sindicales y de negociación colectiva arrebatados. Fortalecer la negociación colectiva es un antídoto para contrarrestar la precariedad laboral y las brechas de género. Exigimos también medidas y planes de igualdad en las empresas negociados con la representación sindical, que ofrezcan un diagnóstico real para poder afrontar las brechas detectadas en cada empresa o centro de trabajo con medidas correctores adecuadas a esa realidad. Y que cuenten con recursos y mecanismos para su implementación, seguimiento y evaluación, con garantías en los resultados.

CCOO reivindica, igualmente, potenciar los servicios públicos de cuidado como generadores de empleo de calidad y como medida estratégica de corresponsabilidad para combatir los obstáculos que apartan a las mujeres del empleo por tener que dedicarse al cuidado de menores, mayores o personas enfermas o discapacitadas.

#ExigeCCOO
Únete a CCOO, a nuestra lucha diaria, y EXIGE tus derechos: más empleo de calidad, más igualdad, más corresponsabilidad.

Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de CCOO,  7 abril de  2017.