Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Beneficios Sociales

comunicado

Oposiciones: segunda corrección de la ESCA


La gente de la Escuela Superior de las Cajas de Ahorro ha procedido a corregir otra vez los exámenes que tantos errores contenían el día de la revisión de las pruebas, el 23 de mayo.


pdf
print
pmail

Nos pidieron disculpas reiteradas a los miembros del Tribunal, explicando que el error era de su software, que concedía los dos puntos para cada pregunta contestada correctamente del bloque de los casos prácticos, pero también, a la vez, el medio punto como si hubiera sido contestada erróneamente.
Ayer, 30 de mayo, nos llegaron los nuevos resultados de todos los opositores. Entre RRLL y los miembros del Tribunal de CCOO y SECP procedimos a abrir los sobres dónde había todas las papeletas selladas de nuevo el día de aciaga memoria, y fuimos correlacionando, a lo largo de toda la mañana, códigos de barras con nombres de opositores.

Los de la ESCA nos habían asegurado que esta vez no podía haber errores, porque habían hecho las comprobaciones manuales. Aun así, CCOO y SECP os recomendamos a los opositores que pidáis la revisión. La plaza y su correspondiente sueldo, trienios, etc. lo justifican sobradamente. Y los esfuerzos invertidos en prepararse también.

Después de estas segundas correcciones resulta que las 23 plazas otorgadas a los que tenían mejor puntuación correspondiente al Nivel X han sufrido una variación: una compañera que antes entraba entre los primeros 23 gracias a su antigüedad, ahora se ve apartada porque su nueva puntuación no es suficiente. Y en el Nivel VIII ha habido tres variaciones: dos compañeras y un compañero que creían haber obtenido plaza de este Nivel se han llevado la enorme decepción de verse arrebatado el nuevo Nivel que ya debían de haber celebrado. La ilusión inicial, pese a saber que los resultados eran provisionales, es perfectamente humana y lógica.

Dos compañeras y un compañero (la misma proporción de géneros, curiosamente) que creían no haber obtenido la plaza del Nivel VIII, ahora se han encontrado con la agradable sorpresa, en cambio, de que sí tienen el Nivel deseado y por el cual se habían preparado.

Las bajas puntuaciones merecen otro comentario de los que subscribimos este comunicado. Cuando se pactan pruebas de Oposiciones, aquello que nunca se puede evaluar, pactar, acordar, es la dureza, el nivel de dificultad de las pruebas. No podemos decir ni afirmar que la ESCA tenga diferentes niveles, distintos grados de dificultad de pruebas, ni que nos hayan aplicado el más duro. Esto son consideraciones imposibles de valorar. Pero sí que podemos compartir el sentimiento de todos los compañeros y compañeras de que las pruebas eran difíciles, muy difíciles. Nos negamos a creer que la preparación de los que se presentaron fuera tan baja como parecen indicar las raquíticas puntuaciones obtenidas. Claro está que se nos dirá que el “premio” que se obtiene a cambio vale la pena. Y es cierto.

Nos permitimos recordar que el año próximo habrá otras Oposiciones, esperemos que sin los problemas de este año –temarios a destiempo, correcciones hechas con los pies... – y hay que tener en cuenta que los esfuerzos hechos ahora para preparar –seguro que sin el tiempo necesario- estas pruebas no habrán sido en balde: servirán y mucho para los exámenes del año próximo, que serán en marzo. Y hay que recordar también que las plazas garantizadas entonces serán 23 para cada Nivel, como lo han sido este año.