El foro internacional de Comunicadores de UNI establece prioridades

Archivado en Comunicados, Ciberderechos, Socio Economico

UNI Sindicato Global

El foro internacional de Comunicadores de UNI establece prioridades


El Foro de Comunicadores de UNI (sindicato global que agrupa en torno a mil sindicatos de los servicios privados de todo el mundo con más de 15 millones de afiliados), ha tenido lugar en Singapur del 6 al 8 de Junio se ha cerrado de acuerdo con las previsiones de UNI en su camino hacia el congreso mundial de Nagasaki en 2010.


pdf
print
pmail

El vice-secretario general, Phillip Bowyer, se dirigió al Foro explicando a los 55 participantes de organizaciones afiliadas a UNI (entre las que se incluía Comfia-CCOO) que, como comunicadores, es crítico que acepten el desafío de difundir globalmente mensajes sobre tres temas fundamentales.

En primer lugar la creciente amenaza de las adquisiciones, por parte del capital-inversión (private-equity(1): última forma del capital riesgo), de empresas que ocupan a cientos de miles de trabajadores, requiere la mayor atención de los sindicatos afiliados a UNI. El capital-inversión está creciendo en importancia y representa un problema para los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo

El tamaño de las compras del capital-inversión se está incrementado a las decenas de miles de millones de dólares, lo que implica que ninguna empresa que cotice en el mercado de valores es demasiado grande para no estar potencialmente afectada.

Las ganancias a corto plazo son el objetivo de las adquisiciones del capital-inversión, la mayoría de las cuales implican la compra y el abandono de la empresa tras cuatro o cinco años, dejando a menudo poco más que la “cáscara” de la antigua empresa. Las adquisiciones del capital-inversión se tipifican por la liquidación de los fondos, del empleo y de los fondos de pensiones, afectando a las familias trabajadoras.

Las empresas de capital-inversión no figuran en las listas del Mercado de valores y no están, por tanto, sujetas a sus regulaciones y a la obligación de realizar informes públicos.

En Australia la tentativa de una compañía de capital-inversión de controlar la Aerolínea Quantas no ha triunfado porque los accionistas la rechazaron.
Pero una puja sobre la mayor cadena de distribución del país, Coles Mayer, sigue en pie.

En Sudafrica sigue activa otra tentativa de adquisición sobre Shoprite, la mayor cadena minorista del páis. En Canadá Bell Telecom sufre el mismo tipo de amenaza.

Para los comunicadores de los sindicatos la amenaza de la compras por parte del capital-inversión implica la necesidad de concienciar a sus afiliados y al público en general, y de convencer a los legisladores de la importancia de regular este fenómeno.

En segundo lugar, y con el objetivo de proteger a los trabajadores goblamente y equilibrar en poder de las corporaciones a través de las fronteras, UNI buscará acuerdos sindicales globales con las empresas multinacionales.

Ya se han firmado algunos acuerdos en los que las corporaciones se comprometen a respetar el derecho de los trabajadores y trabajadoras a pertenecer a un sindicato, a la negociación colectiva y al respeto a los derechos humanos, en cualquier parte en la que operen globalmente.

Los beneficios son reales para los trabajadores de todo el mundo y para los sindicatos, y se puede ver en el ejemplo del acuerdo con Telefónica en Brasil, a cuya firma siguió la afiliación de 60.000 personas.

Los comunicadores sindicales juegan un papel clave en la promoción del valor de los acuerdos sindicales globales.

Finalmente, aunque no menos importante, los comunicadores y sus sindicatos deberán centrarse en organizar a los tabajadores, porque si los sindicatos no crecen su influencia irá disminuyendo.

Como parte de esta centralidad de la organización, UNI volverá a coordinar una campaña global en el mes de octubre en torno a los “Call centres” (telemarketing y asistencia telefónica). Algunos de los objetivos señalados para esta campaña incluyen el trabajo precario, salarios mínimos y vigilancia en el puesto de trabajo.

Los comunicadores serán cruciales en el desarrollos de las herramientas que harán que esas campañas sean un éxito.
Phillip Bowyer terminó diciendo: “Mientras avanzamos hacia el Congreso de Nagasaki en 2010 tenemos ante nosotros tres objetivos claves. La importancia de este Foro de Comunicadores es juntar las habilidades y el potencial de nuestros sindicatos afiliados, para aprender y crear juntos, de manera que podamos conseguir nuestros objetivos”.

Más información sobre el Foro de Comunicadores de UNI en http://www.unicommunicators.org (inglés)

Comfia – CCOO

Nota 1: Más información sobre el capital-inversión en el artículo de Juan Urrutia Elejalde en Expansión. “Private Equity y el Capitalismo que Viene”