DEPÓSITO ÉXITO : POCA SERIEDAD

Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Beneficios Sociales

Ineficacia y mala gestión

DEPÓSITO ÉXITO : POCA SERIEDAD


El resumen de los hechos, con los matices que se quiera, es este


pdf
print
pmail

La semana pasada hemos asistido perplejos a otro episodio de ineficacia y mala gestión, con motivo de la comercialización del Depósito Exito. El resumen de los hechos, con los matices que se quiera, es este:

- Desde Banca Comercial se traslada a las Direcciones de Zona un nuevo producto del que, a su vez, se da traslado inmediato a las oficinas: el Depósito Éxito, al 5% de interés y a 1 año de plazo.

- Al principio se dice que es un producto sólo para empleados, pero las instrucciones cambian sobre la marcha, según quien las transmite: al poco puede ofrecerse también a nuestros familiares, aunque “sin hacer demasiada publicidad”; más tarde, algunas oficinas ofrecen también este producto a determinados clientes. Resultado: una nueva ceremonia de la confusión.  

- Por decirlo gráficamente, la bola se va haciendo más y más grande y, finalmente, la Caja retira el producto a los dos días de su lanzamiento, quizás porque las cosas se han descontrolado, porque este asunto puede llegar a contaminar el pasivo o porque los tipos a largo han bajado 15 puntos básicos... Nuevamente, nadie sabe por qué.   

El lanzamiento del producto ha producido un movimiento de fondos por parte de empleados, familiares y algunos clientes, que han cancelado sus posiciones en otras inversiones para situarlas en un producto con una rentabilidad tan atractiva. Lo malo es que un número determinado de estas operaciones no se han podido llevar a buen fin, porque se han encontrado con que el producto de la Caja ya no existía. 

Este episodio es un verdadero bochorno. Desde un punto de vista empresarial es, no ya preocupante, sino inquietante que se repitan hechos que vienen a demostrar un alto grado de improvisación, un componente errático en la política comercial y una cierta falta de control en cuanto a los procedimientos e instrucciones que se transmiten.

Errores así tienen un coste para la imagen de la Entidad; erosionan la confianza que podemos merecer a los clientes, tanto actuales como potenciales; y pueden suponer un perjuicio económico para muchas personas. Esta vez ha ocurrido con los empleados y sus familias, o sea, con el colectivo más fiel y el que mejor se comporta como cliente...

Sin embargo, con un año como 2006 ya hemos tenido bastante: no podemos pasarnos los próximos años a base de ocurrencias, sobresaltos, toques de corneta y desempeños heroicos para contrarrestar fallos organizativos. Las cosas, sencillamente, tienen que cambiar, empezando por analizar por qué ocurren estos fallos y tomar medidas para impedir que se repitan. A su vez, es llamativo que esto salga gratis constantemente en según qué instancias, a diferencia de lo que ocurre en las oficinas si alguien se equivoca en un puesto de caja o en un procedimiento administrativo.

Este asunto vuelve a darnos la razón, por lo que CC.OO. solicita:

1.- Habilitar de una vez por todas una remuneración extra en las cuentas de empleados y familiares.

2.- Reapertura inmediata del Depósito Éxito.

Madrid, marzo de 2007