Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Socio Economico

BBVA Colombia promueve una campaña antisindical


Tras la adquisición del Banco Granahorrar ha emprendido una agresiva campaña antisindical que consiste en exigirle a los trabajadores su inmediata renuncia al Sindicato, a los beneficios de la Convención Colectiva, y a aceptar el Pacto Colectivo con el que pretende disminuir costos y generalizar la inestabilidad laboral.


pdf
print
pmail

El Banco BBVA Colombia ha sido calificado como uno de las dos entidades financieras con mejores índices de sostenibilidad, ética y responsabilidad social en Latinoamérica según un estudio anual en el sector realizado por la compañía de investigación Management & Excellence.


Sin embargo, esta calificación se contradice con el accionar actual del Banco, el cual, tras la adquisición del Banco Granahorrar ha emprendido una agresiva campaña antisindical que consiste en exigirle a los trabajadores su inmediata renuncia al Sindicato, a los beneficios de la Convención Colectiva, y a aceptar el Pacto Colectivo con el que pretende disminuir costos y generalizar la inestabilidad laboral.


Así mismo ha implementado mecanismos de presión contra quienes se afilien a la Organización Sindical, llegando incluso al despido de varios de ellos.


Esto motiva que la Unión Nacional de Empleados Bancarios de Colombia – UNEB - emita un pronunciamiento en el que exige del BBVA Colombia el cese de esta campaña antisindical que atenta contra el derecho que tienen los trabajadores a la asociación y a la contratación colectiva.


PRONUNCIAMIENTO DE LA UNEB

Bogota, Agosto 24 de 2.006

QUE CESE LA ACTIVIDAD ANTISINDICAL DE BBVA COLOMBIA


En pasados días la dirección del banco notifico a una comisión sindical de nuestra organización la decisión de proponer a un sector de trabajadores la invitación para que se acogieran al pacto colectivo, señalando que los invitados serian aquellos funcionarios que tuvieran una posición jerárquica y algún nivel de mando; también el banco ha planteado que desea un cambio en la forma como se han desarrollado las relaciones laborales en el pasado para lo cual plantea la creación de un comité de concertación, aceptando de alguna manera el estilo unilateral que impuso en la definición de asuntos que comprometen a las partes involucradas en la contratación laboral: empresa, sindicatos, trabajadores.


Sin embargo otra cosa dicen los comportamientos del banco, veamos: nunca cumplió los compromisos adquiridos en la última negociación, en particular, de forma arbitraria no volvió a citar el comité paritario de salud, tampoco el de evaluación y escalafón. Transcurrieron ocho meses para que enviara el borrador de la compilación de normas que debía haberlo hecho en 30 días.


El comité de vivienda estuvo paralizado durante 5 meses debido al manejo arbitrario e incoherente que el banco hace de la información, necesaria para la aprobación de créditos; los funcionarios de recursos humanos entre ellos Liliana Moreno, Alberto Garzón y Edgar Cubides mantienen a nombre del banco una permanente actitud de hostilidad contra las organizaciones sindicales que se materializa en las amenazas contra trabajadores afiliados y en la utilización del chantaje como instrumento discriminando a los afiliados a quienes se les exige su desvinculación al sindicato si aspiran a alguna promoción.


Con ocasión de la entrada en vigencia de la ley 1010 sobre maltrato laboral, el banco decidió maltratar las relaciones laborales actuando arrogantemente desconociendo la condición de interlocutor valido que actúa en nombre de los trabajadores que tienen los sindicatos, no se nos escucho, menos se nos respondieron nuestras comunicaciones.


Hace dos años las repetidas actitudes de hecho por parte del banco, llevaron a respuestas de los sindicatos que tomaron la forma de asambleas informativas, lo que obligo a que empresa y sindicatos asumieran el compromiso de restablecer y fortalecer instancias de interlocución en la búsqueda de positivas soluciones sin buscar el camino de la fuerza y en procura de la auto composición que implicaba que no serian terceros los llamados a solucionar las tensiones que se presentaran en las relaciones obrero patronales; cumplimos con nuestra palabra en este periodo a pesar de que el banco como se advierte no modifico sus proceder y como si faltara algo, ahora nos enteramos que el banco continuo con una querella ante el ministerio de protección social derivada de los problemas del año 2.004 con la cual aspira a sancionar a los sindicatos y sus representantes faltando con ello a los compromisos y aprovechando la desprevención y la buena fe de estos; mientras se nos invitaba a conversar y concertar se nos tendía una celada.


Recientemente el banco extendió una amenazadora propuesta de negociación a funcionarios la mayoría de ellos afiliados al sindicato en la que además de desmejorar los contenidos intimido sugestivamente diciendo que el que no aceptara debía esperar las consecuencias, que ya se sabia como era el banco, que tendrían que ir a las oficinas, que no aguantarían en fin, en los términos de la ley 1010 todo tipo de maltrato, como se puede constatar nunca se elaboro una preliquidación sino que se utilizo el deplorable y cuestionable estilo de extender en cualquier papel y a mano las cifras de la liquidación, anónimas?


Para completar tras el fin de debilitar la convención colectiva y conculcar derechos, el banco adelanta en la actualidad su campaña de adhesión al pacto, para lo cual pareciera que la política es la de que el fin justifica los medios y que todo vale, esta circulando en la dependencia un anónimo cuyo autor es el banco en el cual se falsea la realidad respecto del alcance de los derechos convencionales y en el que sutilmente desarrolla una campaña antisindical en la que plantea que los trabajadores no tienen necesidad y no deben afiliarse al sindicato para adquirir o preservar sus derechos; también en las reuniones citadas para el efecto se plantea que adherirse al pacto es responder al voto de confianza que el banco le da a los trabajadores al mantenerlos contratados, es decir que por la vía contraria se interpretaría que el que no se adhiera esta contra el banco, lo que constituye un abierto constreñimiento (quien no este conmigo esta contra mi), también conocemos testimonios de trabajadores que habiéndose afiliado a la organización sindical han sido citados a las instalaciones de recursos humanos para exigirles su desafiliación, rabiosa campaña propia de los lejanos años del sectarismo y el macartismo que retrae las relaciones obrero patronales a las peores épocas de barbarie y niega la civilidad democrática de la tolerancia y respeto por el contradictor.


Pretender la desaparición física de quien es diferente, introducir la intolerancia y la concepción de tierra arrasada, actuar de hecho no traerá nada positivo; ademas que nada tiene que ver con el fementido espíritu de concertación planteado por el banco. Una completa burla.


La responsabilidad social empresarial de BBVA , su observancia del respeto al pacto mundial a los convenios de OIT a la declaración de San José de Costa Rica se materializan al tener en cuenta los derechos de los trabajadores y sus organizaciones así como el reconocimiento a la dignidad de sus colaboradores y en la construcción de la civilidad democrática que tanto necesitamos y cuya ausencia, como en España, cuanto costo en el pasado al desarrollo armónico del progreso y la civilidad que reclamamos, que se suspenda inmediatamente la campaña antisindical de BBVA y se respeten los derechos individuales y colectivos de los trabajadores


Cordialmente,

COMITÉ NACIONAL DE EMPRESA

Envíen correos expresando su opinión y solidaridad a estas direcciones:


Unión Nacional de Empleados Bancarios – UNEB0
Carrera 15 No. 35-30, Teusaquillo – Bogota – Colombia
Teléfono: 00-571-320-3511
Telefax : 00-571-320-3511
E-mail: billkings88@hotmail.com

Observatorio Sindical