Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Socio Economico

La negociación colectiva 2006

Ganar derechos, avanzar en oportunidades


Ignacio Fernández Toxo (Secretario Acción Sindical CCOO). "El establecimiento de cláusulas de revisión que garantice plenamente el incremento salarial pactado sigue siendo el eje estratégico de nuestra política salarial."


pdf
print
pmail

La negociación colectiva en 2006 ha arrancado con la necesidad de activar las cláusulas de revisión de las tablas salariales de 2005 en todos aquellos convenios que cuentan con este tipo de garantías, al haberse producido, un año más, una importante desviación entre la inflación real (3,7%) y el objetivo oficial (2%) que fue la base para los incrementos salariales pactados para 2005.

Lo que vuelve a poner en evidencia la ineficaz orientación de las políticas económicas dirigidas al control de la inflación, el escaso compromiso de algunos sectores empresariales con la evolución de los precios y lo acertado de la inclusión de cláusulas de garantía en la política salarial a pactar en los convenios colectivos. La activación de estas cláusulas ha permitido que una gran parte de los trabajadores y trabajadoras asalariados, que cuentan con un convenio colectivo de referencia, no hayan perdido poder adquisitivo y hayan mantenido, en todo o en parte, la mejora inicialmente pactada. Para el resto, la pérdida de poder adquisitivo ha sido muy importante, acumulándose a la de años anteriores.

Esta situación es inaceptable, máxime en aquellas empresas que obtienen, año tras año, importantes beneficios, que no revierten en la mejora de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, en la estabilidad y seguridad del empleo, en la mejora de las condiciones de trabajo y ni tan siquiera en la inversión tecnológica necesaria para incrementar la productividad y competitividad de las empresas. Por eso, el establecimiento de cláusulas de revisión que garanticen plenamente el incremento salarial inicialmente pactado seguirá siendo un eje estratégico, junto con la mejora del poder adquisitivo general y de los salarios más bajos, en particular, en la política salarial que Comisiones Obreras impulsará en 2006.

Durante este año, tienen que ser negociados 1.980 convenios, cuya vigencia finalizó en 2005, mientras que 2.630 convenios se revisarán automáticamente a principios de año, porque su vigencia incluye el año 2006. Un total de 11.332.221 trabajadoras y trabajadores están cubiertos por estos 4.610 convenios colectivos.

Los criterios sindicales para la negociación colectiva se han ido asentando en estos últimos años como respuesta a una estrategia sindical orientada a impulsar la mejora de la capacidad adquisitiva de los salarios, haciéndola compatible con el crecimiento del empleo estable, el aumento de la seguridad en el trabajo, la eliminación de la discriminación laboral y el aumento de los derechos de participación; a la vez que apoya y reclama el aumento de las inversiones productivas y la contención de precios; la racionalización de la estructura y articulación de la negociación colectiva y mayor eficacia en los procedimientos para paliar la ausencia de cobertura de derechos contractuales de amplios colectivos de trabajadores.

En la consecución de estos objetivos hemos contado, por una parte, con el instrumento de los Acuerdos interconfederales para la Negociación Colectiva, que han establecido un conjunto de criterios consensuados por las confederaciones sindicales y empresariales para orientar a las partes negociadoras de convenios colectivos. Acuerdos que han dado unos resultados suficientemente aceptables y, por ello, hemos procedido recientemente a prorrogar para 2006 los contenidos del ANC 2005.

Por otra parte, la esencial, con la capacidad de las organizaciones responsables de la negociación colectiva, de adaptar los criterios generales a las características y situaciones propias del sector o empresa y llevar a la negociación de los convenios los objetivos sindicales prioritarios, consiguiendo resultados satisfactorios en algunas materias, aunque también con insuficiencias y limitaciones que es preciso intentar corregir en cada proceso de negociación.

Negociación colectiva y diálogo social

La negociación colectiva de 2006 está enmarcada, además, en un contexto de diálogo social cuya finalidad es la de establecer consensos sobre las políticas y medidas concretas que resuelvan los problemas más significativos y acuciantes del mercado laboral, que repercuten en las condiciones de vida y trabajo de la población y condicionan las relaciones laborales en el seno de las empresas. Las dificultades encontradas para alcanzar niveles de consenso suficiente y la excesiva duración del proceso de negociación, hacen imprescindible su tratamiento en la negociación de los convenios colectivos 2006.

Con independencia de cual sea el resultado final de esta mesa de diálogo social, la negociación colectiva tiene un importante papel que jugar, así como la acción sindical dirigida a garantizar la aplicación de lo establecido en los convenios y el cumplimiento de la legislación laboral. Y para ser más eficaces en esta tarea debemos definir y priorizar nuestros objetivos, tanto a nivel general como a nivel sectorial.

Mejorar el poder adquisitivo de los salarios, sobre todo de los más bajos, de manera que no se siga abriendo la “brecha salarial” que afecta, principalmente, a las personas más jóvenes, las mujeres y los inmigrantes; reducir la precariedad poniendo freno al encadenamiento de los contratos y al fraude en la contratación; impulsar la negociación de planes y medidas de igualdad en las empresas para erradicar la discriminación laboral de las mujeres; introducir criterios equilibrados en la ordenación de los tiempos de trabajo y descanso; establecer y reforzar los instrumentos de participación en la gestión del convenio y en la solución extrajudicial de conflictos, son algunos de los objetivos sindicales más generalizables y que se encuentran desarrollados en el documento de Criterios para la Negociación Colectiva de 2006 por la Comisión Ejecutiva Confederal de CC.OO.

Madrid, 8 de febrero de 2006 

Ignacio Fernández Toxo
Secretario de Acción Sindical y Políticas Sectoriales