Archivado en Comunicados, Mujer e Igualdad, Beneficios Sociales

Agradecemos su participación a las y los empleados de Caja Madrid que nos han enviado el cuestionario.

RESULTADOS REVELADORES DE LA ENCUESTA SOBRE CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL Y PERSONAL


* El 98% opina que estar más horas en el trabajo no es sinónimo de mayor profesionalidad y eficacia. * El 61% considera que la disponibilidad horaria del empleado es uno de los valores de la cultura de Caja Madrid.


pdf
print
pmail

En junio realizamos una encuesta sobre conciliación de la vida laboral y personal a la que han respondido sobre todo los colectivos afectados: personas casadas, con hijos menores de edad, que están utilizando o han utilizado estos derechos, así como quienes tienen o han tenido problemas para ejercerlos. Agradecemos su participación a las y los empleados que nos han enviado el cuestionario.

Aunque no son científicas, estas muestras apuntan hacia los problemas existentes y ayudan a orientar nuestra actuación. En este sentido, las aportaciones de las y los encuestados tienen un especial valor. Por otra parte, los resultados de esta encuesta coinciden con los de otras anteriores de CC.OO. y, hasta cierto punto también, con los resultados de la encuesta de clima laboral publicados por la Caja en marzo.

Ha participado un número de hombres que incluso supera ligeramente al de mujeres, lo que puede estar relacionado con un creciente interés de los hombres por ejercer estos derechos laborales.

Los trabajadores conocemos bien algunos de nuestros derechos en esta materia, pero otros son muy poco conocidos, por lo que no aprovechamos suficientemente las posibilidades prácticas que ya tenemos a nuestro alcance, recogidas en el Convenio, en acuerdos internos en la Caja y en diferentes leyes. Algunos derechos poco conocidos son:

* Tenemos derecho a una excedencia hasta de 1 año por atención de familiares o personas dependientes.

* Tenemos derecho a reducir entre un tercio y la mitad de la jornada laboral por atención a familiares o personas dependientes a nuestro cargo, por el tiempo que decida el trabajador y mientras persista la circunstancia que lo origina.

* Las empleadas pueden pedir permiso para asistir a cursos de preparación al parto.

Las sucesivas encuestas reflejan las dificultades organizativas que se producen en los centros de trabajo cuando surge una incidencia puntual, sea del tipo que sea. Esto está relacionado con unas plantillas demasiado ajustadas y con una respuesta insuficiente de la Caja a estas situaciones. Es preciso corregir ambas realidades.

El porcentaje de empleadas y empleados que tienen problemas por usar estos derechos sigue siendo elevado, en una empresa que se declara a favor de la conciliación de la vida laboral y familiar. Parece, pues, que una cosa son las palabras, incluso las buenas intenciones, y otra una realidad condicionada por motivos organizativos y culturales.

Las mujeres siguen ejerciendo más que los hombres sus derechos relacionados con la familia y esto tiene un precio, ya que numerosas empleadas se sienten perjudicadas en su desarrollo profesional y/o en su relación con su entorno laboral. Es necesario modificar esta situación.

La disponibilidad horaria sigue siendo uno de los elementos de la cultura de la Caja. Se prolonga jornada en algunas oficinas y departamentos por una forma de dirigir que es opuesta al concepto de conciliación de la vida laboral y familiar y al de eficiencia, llegándose a situaciones como ralentizar el ritmo de trabajo para tener algo que hacer por la tarde ó estar en el puesto de trabajo fuera del horario por si se le ocurre algo al superior.

Las mujeres superan a los hombres en el segmento de quienes más horas de trabajo prolongan al mes, lo que puede relacionarse con una mayor exigencia hacia la mujer a la hora de demostrar su valía; y/o con el hecho de que algunas mujeres se plantean progresar en su carrera de forma rápida, a base de un esfuerzo extra, antes de desarrollar otros proyectos personales, tales como tener hijos.

Queda claro que, aunque las cosas han mejorado, estamos ante problemas complejos. En esta materia es imprescindible un compromiso claro por parte de la Caja, ya que para lograr una conciliación razonable de la vida laboral y personal es preciso implantar medidas que respondan a las necesidades reales de las personas, así como introducir cambios y elementos de flexibilidad en la actual organización del trabajo.

Madrid, 24 de noviembre de 2005

Para ver los resultados de la encuentas pincha aquí