Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Socio Economico

Represión Sindical en Caja de Asturias

Expedientados ocho delegados/as de CC.OO. en el ejercicio de su actividad sindical


En un acto de represión sindical sin precedentes, Caja de Asturias abre expediente disciplinario a ocho delegados/as de CC.OO., incluido el Secretario General de Comfia-Asturias, en donde se nos acusa de falta muy grave “por transgresión de la buena fe contractual”, cuando en realidad estábamos ejerciendo nuestro derecho de información a los trabajadores.


pdf
print
pmail

De un tiempo a esta parte, la Dirección de Caja de Asturias viene incumpliendo sistemáticamente, no sólo diferentes acuerdos firmados con los Sindicatos, sino también las obligaciones que establece el Estatuto de los Trabajadores, de facilitar a los Representantes Legales de los Trabajadores, información sobre diferentes aspectos de la vida laboral.

Ante esta actitud de la Empresa, desde CC.OO. venimos realizando continuas denuncias a través de comunicados internos a los trabajadores y también presentando denuncias ante la Inspección de Trabajo.

En este sentido, recientemente la Inspección de Trabajo ha requerido a la Empresa para que “cese en la vulneración de derechos de los representantes de los trabajadores en orden al ejercicio de sus competencias, así como la vulneración de la libertad sindical”.

Y uno de los incumplimientos que realiza la Empresa, es el referido a los Planes de Formación, en donde se viene negando sistemáticamente a informar a los Representantes de los Trabajadores sobre los mismos, a pesar de las advertencias que desde CC.OO. le hemos formulado, y ante lo cual, ya hemos presentado la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Hace unas fechas, y con motivo de un curso de formación que se impartía a un grupo de trabajadores fuera del horario laboral (de 4,30 a 8,30 de la tarde), varios delegados/as de CC.OO., en el legítimo ejercicio de nuestra actividad sindical, nos presentamos en dicho curso para informar a los trabajadores sobre sus derechos respecto a la formación y también sobre el derecho a la conciliación de la vida personal y laboral; asimismo, les informamos sobre la ilegalidad de dicho curso, al no cumplir la Empresa lo establecido en la legalidad vigente.

A raíz de nuestra actuación, con fecha 12-04-2005 emitimos un comunicado a todos los trabajadores informando sobre la misma, el cual fue censurado por la Dirección de la Empresa y prohibida su difusión por los cauces habituales de emisión de comunicados sindicales, lo cual viene a significar no sólo la vulneración de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, sino también el artículo 20 de la Constitución, que hace referencia a la libertad de expresión y la no restricción a la misma mediante ningún tipo de censura previa. A este respecto ya hemos procedido a interponer la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo, que en estos momentos está pendiente de resolución.

Y ahora la Empresa, en un ejercicio de represión sindical sin precedentes, procede a abrir un expediente a los ocho delegados/as de CC.OO. que participamos en el proceso de información a los trabajadores que asistían al curso de formación que se citaba anteriormente, acusándonos de falta muy grave por “transgresión de la buena fe contractual”, cuando, en realidad, estábamos ejerciendo nuestro derecho de información a los trabajadores, y sin embargo, es la propia Empresa la que viene transgrediendo sistemáticamente la legislación laboral e incumpliendo los acuerdos firmados con los Sindicatos.

En fin, si lo que pretende la Empresa es amordazar y atemorizar a los representantes de CC.OO. por el ejercicio de nuestra actividad sindical, se confunde totalmente, pues seguiremos denunciando y actuando contra las decisiones arbitrarias e injustas de la Dirección de Caja de Asturias y en defensa de los intereses de los trabajadores.

Envía tu protesta contra la represión sindical en Cajastur