Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Mobbing

CCOO BANESTO
Denuncias sobre presiones en la Territorial de Castilla la Mancha

La Inspección de Trabajo requiere a Banesto


Como consecuencia de la campaña de denuncias interpuestas en los meses pasados por la presiones por objetivos y prolongaciones de jornada que, desde los responsables de la Territorial, se viene ejerciendo sistemáticamente contra los trabajadores, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Toledo ha formulado un Requerimiento a Banesto para que, antes del 30 de Noviembre de 2004, se subsanen las siguientes deficiencias:


pdf
print
pmail
1º- "Se procederá a abonar o compensar por descansos el exceso de las horas extras trabajadas que excedan de la jornada máxima prevista en el Convenio..."

2º- "Respecto del acuerdo del 24/04/02 (Libranza 1/3 de sábados), aplicable a la red comercial de oficinas y algunos departamentos de SS.CC., deberá ser cumplido en los términos establecidos, incluyéndose a los Directores de Sucursal..."

3º- "Se realizará una identificación y evaluación correspondiente de los riesgos o factores psicosociales que puedan incidir en la salud de los trabajadores, especialmente los relativos a situaciones estresantes, corrección de estilos autoritarios de dirección, supervisión excesiva de tareas, etc. determinándose las medidas correctivas para atenuar o eliminar los factores nocivos, teniendo en cuenta que de las actuaciones inspectoras existen indicios relevantes de la existencia de tales factores o riesgos detallados."

4º- "Se formará a los trabajadores sobre los riesgos de su puesto de trabajo en función de las evaluaciones y medidas correctoras propuestas..."


La Inspección de Trabajo ha tenido conocimiento y tomado nota de las actitudes de los responsables de la Territorial de Castilla La Mancha y Directores de Zona de Toledo que, sistemáticamente, han presionado a trabajadores y trabajadoras de las sucursales para conseguir sus objetivos y "ganarse", a costa de sus subordinados, un viaje como "… ganadores Venecia 2004...", como recoge el Inspector en su requerimiento. Además establece que estas medidas antes descritas deben estar puestas en marcha en la fecha citada y, si no es así, levantará las correspondientes Actas de infracción.

Especial relevancia adquiere el que se obligue a identificar y evaluar los riesgos psicosociales, cuestión ésta que venimos exigiendo al banco desde hace años, para poder prevenir situaciones como la denunciada. Es un espaldarazo a nuestras pretensiones de que se dé cumplimiento a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y a conseguir un entorno saludable en el desempeño de nuestro trabajo.

En Junio de este año, la Presidenta nos entregó a la plantilla el Código de Comportamiento Directivo. Como los hechos denunciados son anteriores al citado Código, esperamos que ésta sea la última vez que haya que recurrir a la Inspección de Trabajo y que sea el banco quien tome las medidas necesarias para que no vuelvan a repetirse. En todo caso, nos alegramos de que no caigan en saco roto nuestras denuncias y estamos dispuestos a seguir ejerciendo una labor de vigilancia ante los posibles desmanes de unos ¿responsables? de Banesto que ponen ante todo sus intereses personales, sin importarles las consecuencias que sus presiones tengan para la salud de los trabajadores.

Os invitamos a todos a que colaboréis con nosotros informándonos de cualquier abuso que, en forma de presión o coacción, podáis presenciar o recibir. Sólo con el compromiso y el esfuerzo de todos podremos erradicar estas conductas.

4 de Octubre de 2004