Archivado en Publicaciones, Negociacion Colectiva, Beneficios Sociales

Carta a los reyes magos

CRISIS, PROLONGACIÓN DE JORNADA Y BANCA CIVICA.





pdf
print
pmail

La Banca del estado español  (Bancos y Cajas de Ahorro), con apoyo del Gobierno, han dado la apariencia de que la crisis no va con ella.

 

Las entidades bancarias se han dedicado en los últimos años a colocar los recursos depositados por sus clientes en inversiones arriesgadas, muy rentables pero muy peligrosas para su solvencia y para la marcha general de la economía.

 

Se han dedicado muchos recursos a la especulación en el sector inmobiliario y en productos financieros sofisticados pero opacos y peligrosos en los mercados financieros internacionales.

 

Los bancos y cajas han  incentivado la actividad económica que menos riqueza y empleo crea y la que más destruye nuestros recursos naturales.

 

La banca española ha sido la principal impulsora de la BURBUJA INMOBILIARIA. Cuando esta burbuja ha estallado, se encuentran con que sus balances estan deteriorados, que no tienen liquidez, que se han evaporado los depósitos. Cerrando el crédito a los empresarios y a los consumidores.

 

Hasta hace no mucho,  las instrucciones de nuestros Jefes de Zona eran captar a los Promotores, Apis e Inmobiliarias de nuestras áreas de influencia.

 

Una vez estalla la BURBUJA, las instrucciones de nuestros Jefes de Zona cambian ciento ochenta grados.  Hay que deshacerse como sea de todos los Promotores, Apis e Inmobiliarias. Asi como de toda empresa o particular cuya epígrafe de actividad tenga algo que ver con la construcción.

 

Sus errores en la época de bonanza se transforman en presiones a las trabajadoras y trabajadores, al exigirnos que prolonguemos la jornada laboral sin remuneración alguna, para atajar la morosidad y captar pasivo por la falta de liquidez.

 

Desde nuestro sindicato estamos convencidos de que esta crisis hay que aprovecharla para que en la Caja, la  Ética, la Transparencia y el Desarrollo Sostenible sean valores tan importantes en su modelo de gestión como  la eficiencia recurrente, la rentabilidad y la productividad.

 

Hoy en día las empresas son más conscientes de que no pueden estar al margen de integrar factores éticos, medioambientales y sociales en sus decisiones y actividades. Está demostrado que es rentable desde el punto de  vista económico para la empresa, beneficioso para la sociedad y el entorno que la rodea.

La incorporación de la RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL en la Agenda de Gestión de la Caja ha de provocar un cambio en la cultura empresarial de nuestra Entidad.

La rentabilidad de los recursos no sólo puede ser medida en términos financieros, sino también en términos de eficiencia social , solidaria y medioambiental.

 

Un buen espejo al que nos podemos mirar es a la Caja Navarra y su Banca Cívica.

 

La Caja Navarra ha decidido que sean sus 650.000 clientes quienes dispongan a que obras sociales se destinan 50,4 millones de euros  (30% de sus beneficios). Han democratizado el uso de los fondos sociales.

 

Caja Navarra dice que gana con cada cliente, a través de su Cuenta  Cívica. Y cuanto dinero aporta a los proyectos sociales que cada cual elige.

 

Ha adoptado los Principios de Ecuador, por los que se compromete a otorgar préstamos sólo a aquellos proyectos cuyos patrocinadores puedan demostrar que se desarrollan con Responsabilidad Social y de acuerdo con prácticas ambientales adecuadas.

 

El diálogo fluído con los  2.000 empleados de la entidad es de vital importancia para la evolución y futuro de la entidad plasmado en:

 

Participación de los empleados con voz y voto en el Consejo General.

 

Relaciones laborales estructuradas.

Almuerzos semanales de trabajo con la dirección general: participación de mas de 300 empleados al año.

 Diálogo en grupos en la memoria de Responsabilidad Social.

 

Aprovechemos la crisis para un cambio de rumbo y pongámonos a la altura de los ciudadanos del siglo XXI con  mayor cultura financiera  y que nos demandan, sobre todos a las cajas mayores compromisos en iniciativas sociales, medioambientales, éticas y culturales.

 

Vamos a trabajar para hacer realidad OTRA CAJA MURCIA más abierta, participativa y solidaria.