Archivado en Noticias, Socio Economico

CCOO ASEPEYO

Corbacho plantea a los agentes sociales límites a las prejubilaciones


El ministro se mostró "totalmente en contra" del uso generalizado de las jubilaciones anticipadas. Y planteó una "reflexión" a los agentes sociales para encontrar "un amparo legal" a la limitación de las prejubilaciones.



pdf
print
pmail

25-08-2008 - El mercado laboral empieza sentir el impacto de la crisis. Y el golpe será mucho más duro en los próximos meses, según todas las previsiones. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, defendió en una entrevista difundida ayer el último pronóstico del Gobierno, que sitúa la tasa de paro de este año en el 10,4% y la de 2009 en el 12,5%. Pero admite que la destrucción de empleo en construcción y los servicios y actividades industriales asociadas es muy elevado. En esta situación crítica, Corbacho advirtió a las empresas contra el uso generalizado de las jubilaciones anticipadas para ajustar plantillas.

El ministro se mostró "totalmente en contra" del uso generalizado de las jubilaciones anticipadas. Y planteó una "reflexión" a los agentes sociales para encontrar "un amparo legal" a la limitación de las prejubilaciones. Para Corbacho, "deben ser una excepción", y no la regla. "Una sociedad que se quiera amparar sobre las espaldas de una generación entre los 30 y 50 años, más tarde o más temprano, es una sociedad que entra en crisis", añadió.
Críticas a la banca

Especialmente crítico se mostró con el sector financiero, que pese a lograr abundantes beneficios en los últimos años, ha recurrido de forma sistemática a las jubilaciones anticipadas. "Me parece injusto que el sector financiero prejubile a una persona con 52 años y un trabajador que está en el andamio tenga que estar trabajando hasta los 65", dijo Corbacho, quien preferiría que la banca destinara más fondos a la formación continua de sus trabajadores, en vez de gastar dinero en sus prejubilaciones.

El diálogo social se retomará a principios de septiembre con una reunión del Gobierno, la patronal y los sindicatos. En ella, se discutirán medidas para reactivar la economía, como la nueva formación profesional o la mejora de los servicios públicos de empleo, pero Corbacho cree innecesario abordar una nueva reforma laboral. "La crisis ni tiene origen laboral ni tiene que ver con la actual legislación que regula la contratación laboral".

Tampoco se mostró partidario de llevar más allá la moderación salarial, como plantea el Banco de España. "Eso puede traer conflictividad y es muy importante preservar la paz social, se han perdido muy pocas horas de trabajo estos años", recordó.

El Pais

 Opina en nuestro blog

 [VISITA NUESTRA PÁGINA]