Archivado en Revision Salarial, Salario

Creemos que el PRF debería formar parte de la Negociación del Convenio

CCOO en RACE no suscribimos el Plan de Retribución Flexible

La implantación del PRF, en los términos que se ha llevado a cabo, beneficia a la Compañía de una manera general y a los trabajadores de una forma individual. CCOO creemos que en la actual coyuntura, este sistema de retribución perjudica, aun más, a los planes de formación continua, de gratuidad para los trabajadores y trabajadoras, y a nuestra aspiración de que la Empresa pague parte del transporte.


pdf print pmail

Recientemente, la Compañía ha anunciado la implantación de un sistema de retribución flexible (PRF), acordado con la mayoría de la Representación de los Trabajadores, UGT y CSI-F.

CCOO queremos dar a conocer nuestra visión sobre este sistema de pago en especie, así como las razones por las que hemos decidido no suscribir este acuerdo. Queremos, eso sí, dejar claro, que no cuestionamos la legalidad del plan, sino nuestro desacuerdo con algunos aspectos de éste y el contexto en el que se ha llevado a cabo. Como ya se ha dicho, se trata de un sistema de remuneración individual, de adscripción voluntaria y de duración determinada.

A rasgos generales, la retribución flexible es una herramienta de ingeniería fiscal, a través de la cual el empleado percibe una parte de su salario en productos o servicios, aprovechando las exenciones fiscales de algunos de éstos, dando como resultado una disminución de su IRPF y por tano un aumento del resultado neto a percibir. La Empresa, por tanto, no paga más, sino que el empleado tributa menos, que según las circunstancias individuales, la cantidad puede ser relevante, puesto que además, baja su base de tributación. La Empresa convierte así parte de la masa salarial en gastos, puesto que la facturación de estos servicios, que por regla general presta un proveedor externo, va a su nombre.

No se trata pues de un incremento salarial, dado que el aumento de las cantidades netas de la nómica, corren a cargo del Estado, que deja de recaudar una parte del IRF del empleado. Además estos beneficios fiscales sólo son interesantes para aquellos trabajadores o trabajadoras que necesitan algunos de los servicios o productos contratados, o a aquellos y aquellas que ya los están utilizando.

Estos serían los beneficios para los empleados y empleadas, mientras que para la Compañía existen otros beneficios sustanciosos en la implantación de políticas de retribución flexibles. Por un lado individualiza la retribución de sus empleados, amplía su estrategia retributiva, retiene talento y afianza y amplia la relación con otros colaboradores o clientes (CASER, SODEXO, SANITAS) lo que al final se traduce también en beneficios económicos.

Como sindicato de clase, CCOO consideramos perjudicial para la mayoría de los trabajadores y trabajadoras la individualización de las relaciones laborales, y en cuanto a las tributaciones, apostamos por un sistema retributivo progresivo, equitativo y eficaz,  que permita satisfacer las necesidades del Estado de bienestar y la redistribución de la riqueza. Pero estas no han sido las razones por las que no hemos suscrito el PRF.

Como sabéis, en la firma del Convenio Colectivo, se adquirieron unos compromisos para seguir negociando algunos aspectos que no se habían recogido, u otros con los que parte de la RT no estábamos conformes. En este nuevo periodo de negociación, CCOO consideramos que la Compañía no ha mostrado la más mínima intención de alcanzar acuerdos en las materias que la RT hemos planteado, pero sí que ha mostrado un especial interés en la implantación del PRF. CCOO creemos que el PRF debería haber formado parte de la negociación colectiva. Dado que la Empresa obtiene beneficios con su implantación, el conjunto de la plantilla a cambio debiera obtenerlos también. Entendamos que el PRF supone beneficios globales para la Compañía a cambio beneficios fiscales individuales para los trabajadores, de ahí nuestra insistencia en que eso se traduzca también en un beneficio colectivo para la plantilla.

Además, con la inclusión de los servicios de formación en el PRF, la falta de un plan de formación continua negociado con la RT, supone en buena parte la capitalización de la formación para los empleados. Recordemos que los planes de formación continua (PFC) son gratuitos para los trabajadores y bonificados en parte para las empresas, a través las cuotas a la Seguridad Social. CCOO hemos manifestado en varias ocasiones que la Compañía hace un mal uso de los PFC y en ocasiones, creemos que fraudulento, puesto que, en buena media, se bonifica de acciones formativas que realmente consisten en la implementación de operativas de trabajo.

En cuanto al transporte, CCOO creemos que la Empresa debería pagar, al menos parte, del transporte de los trabajadores que no perciben ninguna cantidad por este concepto. Al igual que con la formación, con el PRF estos compañeros y compañeras seguirán corriendo con el 100% de los gastos del transporte, aunque tributen menos por ello.

Nuevamente, según nuestra visión, UGT y CSI-F actúan atendiendo más a las demandas de la Empresa que a las de sus compañeros y compañeras, otorgando a la Compañía casi todo lo que pide, en un contexto de incesante reajuste de plantilla, mientras que ésta no atiende mínimamente a las demandas de los trabajadores y trabajadoras. De hecho, desde que se firmó el Convenio, hemos seguido manteniendo reuniones en las que hemos propuesto mejoras, y el único acuerdo al que se ha llegado ha sido a este.

Un saludo.

Infórmate

CCOO Servicios es un sindicato, es Comisiones Obreras en los sectores de Comercio, Financiero, administrativo, de las TIC, Hostelería, Contact-center, Oficinas, Turismo... Leer más


Síguenos en Telegram

Dónde estamos


OFICINAS CENTRALES
Ramírez de Arellano, 19
28043 Madrid
Tel: 91 540 92 82
Asesoría Madrid 91 536 51 63-64
Otras Comunidades
Fax: 91 559 71 96
Email: contacta@servicios.ccoo.es