UN AÑO DE INCERTIDUMBRES

Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Empleo

CITIGROUP anuncia un importante recorte de empleo para 2008.

UN AÑO DE INCERTIDUMBRES


CITIGROUP anuncia un recorte de plantilla de 20.000 trabajadores como consecuencia de la crisis de las hipotecas basura (subprime).


pdf
print
pmail
Este año que acaba de comenzar se inicia como acabó el pasado, es decir, con preocupantes noticias sobre Citigroup. Noticias que amenazan con convertir 2008 en un año turbulento para los trabajadores y trabajadoras de Citi.

Hoy mismo, aparecen en distintos medios de comunicación informaciones como “El banco estadounidense ha perdido a lo largo de 2007 su condición de mayor entidad financiera del mundo”, “pérdidas en los últimos meses de miles de millones de $”, “Citigroup presenta su peores cuentas en una década” y “despido de hasta 20.000 empleados”. Así mismo y a través del CCF se nos informa de que la gerencia de Citigroup está evaluando sus opciones para vender negocios en algunos países del entorno europeo.

Pese a que ha quedado atrapado en la crisis subprime, el caso de Citigroup dibujaba un camino tenebroso desde hace meses, que ha obligado al cese fulminante de su anterior presidente, Chuck Prince, cuya obsesión en los últimos años ha sido llevar a cabo una pléyade de adquisiciones que han provocado que gran parte del esfuerzo de la organización se destinara a la integración de lo comprado antes que a la obtención de rentabilidad sobre lo existente.

Quizá por eso, el modelo global de Citigroup ha terminado quebrando al intentar abarcar terreno en toda clase de negocios: desde la banca minorista, pasando por la de inversión y negocios o la que le ha resultado casi mortal: el terreno de las hipotecas, no tanto por la concesión, sino por la presencia en su cartera de inversiones de estructurados subprime.

Y es que, desde nuestro punto de vista, si hay algo directamente achacable al Sr. Prince es precisamente la ausencia de gestión o, al menos, la falta de una dirección ortodoxa en la gestión. Prueba de ello es la continua ida y venida de directores financieros que la entidad ha vivido desde su llegada a la cúpula de Citigroup.

Muchas veces hemos oído a la gerencia cosas como “Nuestro éxito es el resultado de numerosos factores: la experiencia, la prudencia de nuestra estrategia, la solidez de nuestro equipo gerencial, etc... Sin embargo en gran medida, nuestro éxito también es el resultado de nuestros valores, los que constantemente procuramos reforzar y comunicar a nuestros empleados, accionistas y clientes.

Resulta grotesco e indignante que se digan estas cosas mientras los comportamientos gerenciales nos llevan a encontrarnos, con demasiada frecuencia en situaciones de incertidumbre y en la que es especialmente difícil hacer predicciones. Es complicado incluso saber qué va a pasar el mes que viene, porque Citibank vive al día y persiste una notable inseguridad sobre lo que puede pasar a medio plazo.

No cabe duda que las medidas anunciadas (despidos) suponen una amenaza latente para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras como colectivo socialmente más débil. Como si finalmente fuéramos los responsables de esta situación.

Por ello, es claro que los trabajadores y trabajadoras de Citibank España y del resto de compañías del grupo tenemos sobradas razones para preocuparnos y hacernos algunas preguntas:

¿Qué repercusión van a tener estos resultados en la plantilla de Citi en España?.

Desde esta Sección Sindical venimos reclamando a la dirección del banco que nos informe sobre los planes previstos para Citibank España en este año 2008, sin que hasta la fecha hayamos recibido respuesta. Insistiremos en esta solicitud.

Seguiremos informando.

Enero 2008