Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comunicado Caixa Tarrgona

2008, UN AÑO DIFÍCIL


Estamos llegando al final del ejercicio y, como ya sabéis todos, desde el verano se están produciendo hechos en el sistema financiero internacional que cuestionan la voracidad de la titulización hipotecaria que invadió los mercados en los últimos años, principalmente el anglosajón.


pdf
print
pmail
Dicen los entendidos que en España la crisis no nos afectará con tanta virulencia como en los EE.UU. o el Reino Unido; sin embargo, estos hechos comportan no sólo una crisis de liquidez al sistema financiero, sino también un aumento de la inflación y de los tipos de interés, que provocan una caída del consumo y que puede degenerar en un colapso del sistema si no se actúa con prudencia y rapidez.

Los bancos centrales de Europa y de los Estados Unidos están haciendo todos los esfuerzos para evitar el desastre, pero por el momento la cosa no se para.

Es, pues, para nuestra entidad un momento de prudencia, de unificar esfuerzos y de ir todos a una. Estamos por encima de la media del sector en mora y el ratio continúa subiendo mes a mes. Esperamos que se nos den las explicaciones oportunas para aclarar este extremo.

Parece que la propuesta hecha por el Comité Intercentros a la Dirección para negociar de una vez un acuerdo de mejoras para toda la plantilla de la Caixa —que comporte una mejora de las relaciones entre el personal y los directivos—, no es sólo sensata, sino imprescindible.

Pero la dirección, que formalmente parece recibir la propuesta con interés, está como siempre buscando excusas para no sentarse en la mesa, de una parte, y, por la otra, ya ha salido el espíritu de represalia y de atemorizar al personal en las reuniones de algunos jefes de zona —los de siempre—, que han amenazado con despidos para el próximo año a las personas que no se doblen a sus mandatos arbitrarios.

Desde esta Sección Sindical de CCOO, estamos dispuestos a hacer los esfuerzos que hagan falta para que, mediante el Comité Intercentros, se hagan las acciones necesarias para establecer una vía de diálogo que nos lleve a buscar entendimiento y colaboración entre todos, con el objeto de afrontar el reto con las máximas garantías. Pero también hemos de advertir que, si la Dirección toma posturas maximalistas, no se sienta a la mesa y empieza una etapa de represalias, tendrá por parte nuestra una respuesta contundente.

Esperemos que el espíritu de la Navidad se imponga y tengamos un ejercicio 2008 productivo y en paz y con prosperidad para todos los trabajadores y trabajadoras de la entidad, y no sólo para unos cuántos como siempre.

Tarragona, 20 de diciembre de 2008


FELICES FIESTAS!

Ver en PDF