Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Más de 45.000 trabajadores del sector

Huelga en Telemarketing


El próximo día 14 de mayo se inician paros parciales y una huelga general por lo que permanecerán inactivos los servicios de atención telefónica de empresas como Endesa, Iberdrola, Renfe, BBVA, SCH, Vodafone, Amena o Telefónica.


pdf
print
pmail

La Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC.OO (COMFÍA), junto con el resto de los sindicatos presentes en la mesa de negociación del III convenio del sector de telemarketing (CGT, CIG y UGT), ha convocado paros y huelga general en el sector de Telemárketing que ocupa a más de 45.000 trabajadores/as (empresas que prestan servicios de atención telefónica a los usuarios y clientes de la mayoría de las grandes empresas del país: de energía: Gas Natural, Repsol, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, etc.; transporte y automoción: Renfe, Renault, etc.; comunicación: Digital+ y Auna Cable, etc.; telefonía: Telefónica, Moviestar, Vodafone, Amena, Retevisión, Euskaltel, Jazztel, Aló, etc.; banca: BBVA, BSCH, Patagón, Uno-e, Citibank, Zaragozano, etc., y otras muchas empresas de muy diversos sectores).



Las movilizaciones previstas constan de paros parciales que se realizarán:


  • El primero el próximo día 14 de mayo y, de una hora de duración en cada turno de mañana, de 11 a 12 horas; tarde, de 18 a 19 horas; y en la noche del día 15, entre las 0 y las 1 horas; y los días 17 y 20 de mayo en las mimas horas de cada turno.
  • Posteriormente, los días 27 y 28 de mayo se realizarán paros parciales de dos horas de duración en cada turno: de 11 a 13 por la mañana, de 18 a 20 por la tarde, y en la madrugada del día siguiente entre las O horas y las 2.
  • Por último, en esta primera fase de movilizaciones, y si no se lograra alcanzar antes un acuerdo, se ha convocado una huelga general de 24 horas para el día 9 de junio.


El objetivo de estas movilizaciones es desbloquear la negociación del II convenio colectivo del sector, que tras siete meses de reuniones se encuentra en una situación de punto muerto, como consecuencia de la intransigencia de la Patronal del sector a incorporar al convenio:



  • Reducción
    sustantiva de la precariedad y la temporalidad en el sector,
    dotando al mismo de una mayor estabilidad por medio de la regulación
    de la subrogación
    en los cambios de empresa contratista,
    para garantizar el mantenimiento de las condiciones económicas
    y laborales; y el incremento de los contratos indefinidos,
    que tan solo alcanza en el mejor de los casos un 30% en las empresas
    del sector. El sector de telemarketing se ha convertido en el
    paradigma de la precariedad laboral de la nueva economía,
    y en muchas ocasiones las empresas del sector funcionan como
    verdaderos departamentos de recursos humanos de la empresas para las
    que prestan servicio, ya que son estas las que dirigen, controlan y
    coordinan a los trabajadores y la actividad, rozando la cesión
    ilegal de trabajadores o el prestamismo laboral.


  • Una
    mejor regulación y ordenación del tiempo de trabajo
    para hacer compatible la flexibilidad que deben tener los
    servicios que se prestan y la conciliación de la vida laboral
    y la familiar y el derecho que tienen todas las personas de
    gestionar su tiempo libre.


  • Definición
    adecuada y realista de la clasificación profesional,
    mediante la redefinición de algunas categorías y el
    establecimiento y definición de otras cuya actividad no se
    refleja en la ahora existente.



  • Un
    Incremento
    de los salarios que garantice la ganancia de
    poder adquisitivo y el acercamiento a los niveles salariales medios
    de las empresas para las que prestan servicio.