CC.OO. EXIGE RESPONSABILIDADES Y SE RESERVA ACCIONES LEGALES

Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

La nueva funcionalidad de Banca Personal vulnera nuestros derechos y crea alarma

CC.OO. EXIGE RESPONSABILIDADES Y SE RESERVA ACCIONES LEGALES


La Caja ha dado a conocer a los trabajadores una nueva iniciativa asociada al Proyecto de Banca Personal, denominada “Gestor Personal en Oficina Internet”, que estará a disposición de los clientes a partir del 7 de noviembre.


pdf
print
pmail

* La Caja ha dado a conocer a los trabajadores una nueva iniciativa asociada al Proyecto de Banca Personal, denominada “Gestor Personal en Oficina Internet”, que estará a disposición de los clientes a partir del 7 de noviembre. La empresa dice que es la primera vez que una entidad ofrece a sus clientes estas funcionalidades en un mismo canal y que con ello se ofrece al cliente “una atención personalizada en cualquier momento y lugar”.

* Pero, más allá de sus hipotéticas bondades, estamos ante una iniciativa polémica y confusa, cuyos contenidos rozan la ilegalidad. En primer lugar, la Caja ha decidido incluir una fotografía del empleado o empleada; en el Manual con los detalles de esta iniciativa se expone este hecho consumado, junto a un Circuito “para quitar la fotografía de Oficina Internet”. Nada hay más personal que la propia imagen, aspecto que, como el resto de datos referidos a nuestra persona, son íntimos, privativos y están protegidos legalmente. Por eso, y al revés de lo que ha hecho la Caja, NADIE puede arrogarse la capacidad de exponer públicamente nuestra imagen y colgar nuestra foto en Internet, sin nuestro CONSENTIMIENTO PREVIO.

* Así mismo, esta iniciativa permite que “el cliente solicite que su gestor personal le llame a una hora preferente (de 9 a 22 horas, de lunes a viernes) ... Esta petición llega al Call Center, que se encarga de localizar al gestor personal, para que éste llame al cliente”. Los afectados han recibido esto con una mezcla de confusión e indignación ya que, aunque el sistema distingue entre llamadas del cliente dentro y fuera del horario comercial, el Manual también señala que, ”en caso de llamadas fuera del horario comercial, se enviará un correo al empleado, esperando su confirmación ó no en las 2 horas siguientes”. Estamos ante una forma de presión y ante otra vuelta de tuerca hacia estos empleados, a quienes se les abre la posibilidad y se les está invitando a atender al cliente a cualquier hora y a sobrepasar sus actuales condiciones de trabajo.    

* Sin embargo, nuestro horario es el que es: EN CAJA MADRID NO SE TRABAJA POR LAS TARDES, salvo algunos jueves (cada vez menos) ó en centros cuya situación excepcional está convenientemente regulada a través de horarios singulares, establecidos en Convenio, con compensaciones para los trabajadores y aceptadas voluntariamente por éstos. Este no es el caso de Banca Personal, por lo que sobra cualquier iniciativa lamentable como esta, a la que nos oponemos rotundamente.

* La seriedad de estos hechos es pareja a nuestra preocupación por la insistencia de la Caja en los mismos errores. Nos encontramos, de nuevo, ante decisiones mal tomadas, con fallos evidentes en la cadena de mando (que afectan a varias Áreas) y adoptadas con una lamentable falta de respeto y sensibilidad hacia la plantilla.  Por eso:

* CC.OO. exige la retirada de las fotografías de los trabajadores de un espacio público como Internet. Esta exigencia no se puede soslayar con una iniciativa chapucera, como una solicitud precipitada del consentimiento de los trabajadores, en cuyo caso tendríamos que informar a éstos de los pros y los contras.

* CC.OO. también exige que en este caso se depuren responsabilidades concretas, porque la plantilla no se merece sobresaltos tan periódicos, especialmente en Banca Comercial (los incidentes en Banca Personal, por ejemplo, son una constante, desde la génesis del Proyecto hasta hoy).

* CC.OO. se reserva, así mismo, la capacidad de emprender las acciones legales que estime oportunas, para defender los derechos de los trabajadores.

Madrid, 26 de octubre de 2007