Comunicado de CC.OO. de BBK, KUTXA Y CAJA VITAL ante la multa de la CNC

Archivado en Comunicados, Socio Economico

Sanción de la CNC a las cajas vascas

Comunicado de CC.OO. de BBK, KUTXA Y CAJA VITAL ante la multa de la CNC




pdf
print
pmail

La multa de la Comisión Nacional de la Competencia a las tres cajas de ahorros vascas ha supuesto una cierta conmoción en la opinión pública. Las secciones sindicales de CC.OO. en BBK, Kutxa y Vital, conscientes de que serán los tribunales quienes digan la última palabra, queremos manifestar lo siguiente:

.- Para nadie era una novedad que las cajas vascas tuvieran algún tipo de acuerdo por el que ninguna de ellas “invadía” el territorio provincial de las otras. El hecho de que ese acuerdo estuviera documentado en un acta puede suponer una cierta dosis de ingenuidad o de desconfianza entre ellas. Es probable que esa autolimitación para competir no responda a las normas que rigen la competencia en mercados abiertos y liberalizados y pueda ser sancionada. Pero la suposición de que de dicho acuerdo se han derivado perjuicios para los clientes es mucho más dudosa. En un mercado en el que, aparte de las cajas, existe un robusto y eficiente sector bancario, la colusión de tres entidades, por importantes que sean estas en sus territorios, difícilmente supone una distorsión significativa en la asignación de los recursos financieros. Nadie puede afirmar sensatamente que el mercado financiero de las tres provincias vascas sea cualitativamente diferente al de cualquier otra provincia con altos índices de “bancarización”.

.- Más sorprendentes resultan, en cambio, otras de las razones que la CNC aduce en su nota de prensa como sostén de su resolución sancionadora: acuerdos sobre precios para colectivos de clientes, coordinación de políticas para dificultar la entrada de terceros en los mercados respectivos, etc.. Este aspecto, de ser cierto, nos parece mucho más grave y novedoso. A la espera de analizar con más profundidad la resolución sancionadora, sería deseable que las propias cajas explicaran a fondo su versión. Su compromiso social, del que tanto se ufanan, les exige, también en esta cuestión, un ejercicio de transparencia. ¿Cuáles son los acuerdos? ¿Hasta cuando han estado vigentes, si es que ya no lo están? Son algunas preguntas que las cajas debieran responder con celeridad ante la sociedad y ante su clientela en particular.

.- CC.OO. espera que el expediente sancionador de la CNC no suponga cuestionar la política de colaboración de las cajas, no solo de las cajas vascas, en proyectos tecnológicos, financieros, formativos etc.. que son un activo importante y que han reforzado la solvencia y capacidad competitiva de las cajas y mejorado el acceso al crédito y los servicios financieros de la clientela.

.- Finalmente, es imposible no poner en relación esta cuestión con el estado de permanente frustración que atenaza al proyecto de fusión de las cajas vascas. Es posible que el aliento de una futura fusión estuviera en el origen de algunos de los acuerdos que ahora (15 años más tarde) sanciona la CNC. Es posible que si en el inicio de la expansión de las cajas vascas no hubiera existido ese acuerdo de “respetarse” mutuamente el territorio, la lógica de los hechos hubiera conducido rápidamente a una fusión. Hoy, de la resolución de la CNC parece desprenderse una especie de mandato: a competir o a fusionarse. El mundo de la política debiera reflexionar sobre ello.

 

Donostia, 24 de octubre de 2007