Clima laboral. Del 1 al 49

Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

CCOO BANESTO
Banesto: La mejor empresa para trabajar de 2003 pierde puestos

Clima laboral. Del 1 al 49


Banesto ha pasado de ser la mejor empresa para trabajar en 2003 al puesto nº 49 en 2007 según un estudio de Mercopersonas, donde La Caixa ocupa el nº 1, Caja Madrid el 3, Santander el 5 y BBVA el 6.


pdf
print
pmail

Aunque seguramente todos creemos  que la realidad se acerca más al 49 que al 1, e independientemente de la fiabilidad de las empresas que elaboran estos rankings y de los modos de financiación de los mismos, no deja de ser ilustrativo el descenso y algo tendrá que ver con lo que estamos viviendo día a día en las oficinas.
 
Otro verano sin plantilla.

En la línea de actuación habitual en Banesto, las coberturas para vacaciones en verano han sido insuficientes en cantidad y muy deficientes en calidad.

No se han cubierto las vacantes en oficinas de tres o más trabajadores y cualquier tipo de incidencia o baja por enfermedad en una oficina de la zona pone a todas las demás en una situación de tensión por la cobertura rotativa de las vacantes. Numerosas oficinas de tres se han quedado con un solo trabajador, padeciendo una situación de estrés y tensión insoportables.

Se ha vuelto a contratar a personal por dos o tres meses con buena voluntad y formación, pero sin la práctica y los conocimientos adecuados para realizar el trabajo en las oficinas y sin posibilidad de que los compañeros les dediquen tiempo para informarles de su cometido.

En muchas oficinas se han quedado solos trabajadores contratados para hacer las coberturas de las vacaciones, con unos mínimos conocimientos de la operativa bancaria.

Dimisiones.

Seguimos sufriendo un alto índice de dimisiones entre trabajadores jóvenes y de nuevo ingreso. La mayoría buscan en otras empresas
la estabilidad y el desarrollo profesional que no encuentran en una empresa como la nuestra.

El carrusel de altas y bajas amenaza muy seriamente la práctica comercial en las oficinas y nadie parece darse cuenta de que es necesaria una intervención en positivo que mejore las condiciones generales de los trabajadores y normalice estos altos índices de rotación.

Plantilla adecuada.

Se hace imprescindible contar con una plantilla suficiente en las oficinas, donde una situación de normalidad como una enfermedad o las vacaciones no se conviertan en un problema irresoluble.

Debemos volver a contar con equipos de ayuda provinciales que asuman el apoyo a las sucursales con dificultades.

La mayor rentabilidad se da no solo mejorando los ratios de costes, también a través de una mejor atención y de una continuidad en el trato a los clientes y de considerar a la plantilla como un elemento estratégico. Seguramente estaremos mejor situados en los rankings por empresas, tal vez con menos  marketing pero con más calidad.


7 de septiembre de 2007