Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Empleo

Intervención de Jose Maria Martinez ante el Sr. Presidente

CC.OO. ante la Asamblea de Caja Madrid


Texto completo de la intervención de Jose María Martínez


pdf
print
pmail

Buenas tardes, Sr. Presidente, señoras y señores consejeros. Soy Jose María Martínez y represento a CC.OO. por el sector de trabajadores

Acabamos de recibir información sobre la situación de nuestra Caja, que no podemos calificar sino de excelente. Han contribuido a ella el buen cumplimiento de los últimos planes estratégicos, el acierto de determinadas inversiones y el magnífico hacer de una plantilla que se ha superado día a día para hacer posibles los resultados que hoy conocemos. Los beneficios crecen y, con ellos, la solidez de la Caja y su aportación a la sociedad.

Pero no podemos detenernos. El negocio bancario es como una bicicleta en movimiento, que cuando se para se cae. El Plan Estratégico 2010, aprobado a comienzos de este año, apuesta claramente por el crecimiento y, para crecer, es necesaria una maquinaria potente y coordinada. La Caja de Madrid tiene esa maquinaria, como la tienen las otras grandes entidades financieras, y lo que necesita es un ajuste permanente que, en función de las necesidades, prevea y resuelva los problemas que se presenten.

La Caja no puede perder el sitio y debe ser todavía más ágil, imaginativa, rápida. Para ello hay que invertir en medios, tanto materiales como humanos, tal y como prevé el Plan 2010. Y, tras años de contención en los gastos, la Caja está en condiciones de abordar esa inversión.

La motivación de la plantilla va a ser fundamental. Las personas de la Caja necesitan unas expectativas profesionales y retributivas claras, objetivas e incentivadoras. El sistema de condiciones laborales de la Caja, basado en el diálogo social, no ha dejado de ser mejorado a través de sucesivos acuerdos. Pero, como parte de la maquinaria mencionada, necesita ajustes para renovar los mecanismos obsoletos y encajarlos en el engranaje final.

Por ejemplo, es imprescindible revisar el sistema de retribuciones variables, las nuevas realidades profesionales derivadas del negocio y adecuar las plantillas de los centros de trabajo a las necesidades reales.

Creemos también que este es el momento de abordar lo que hemos dado en llamar el relevo generacional, mediante un plan de jubilaciones anticipadas y prejubilaciones.

En la Caja hay, en efecto, un colectivo de trabajadores que han vivido y, por lo tanto, llevan formado parte del éxito de esta empresa, desde los lejanos tiempos ya de la “mecanización”, allá en los 70’, hasta las recientes consecuciones del plan 2006, y que aspiran, tras más de 40 años de carrera profesional en muchos casos, a alcanzar una salida justa, ordenada y satisfactoria del mercado laboral.

Por otra parte, todos cuantos acceden a la Caja (la tercera entidad preferida por los jóvenes para trabajar en España, según una encuesta reciente) aspiran a una carrera razonable; estamos en condiciones de prever y resolver problemas que se podrían generar en un plazo no muy largo; por lo que entendemos se deben incorporar nuevas oportunidades de promoción al sistema de desarrollo profesional, así como alcanzar una formación individualizada, a la medida del desarrollo de cada miembro de la plantilla, lo que venimos denominado “Desarrollo Personal Sostenible”.

En un contexto de grandes esfuerzos y exigencias, es asimismo necesario adoptar más medidas para incrementar las posibilidades de conciliar la vida laboral y personal, profundizando en los aspectos objetivos que en la práctica dificultan la Igualdad, por lo que debemos ser de las primeras empresas en desarrollar un Plan de Igualdad.

Estos ajustes, como es lógico, deben llevarse a cabo mediante acuerdos con la representación legal de los trabajadores y le pedimos, Sr. Presidente, que, como en otras ocasiones, impulse el proceso de negociación necesario para lograr los avances que en este momento precisa la Caja en materia laboral, con los que alcanzaremos  una mayor motivación de la plantilla para esta nueva etapa. Estamos seguros de que, una vez más, acertaremos.