Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

La BBK chantajea con el incumplimiento del convenio en vigor.

CC.OO. exige cumplir el convenio en vigor como paso previo a continuar negociando




pdf
print
pmail

La situación del Convenio Colectivo está totalmente estancada. La Caja mantiene una intransigente posición en la negociación. Negociar y acordar todos los puntos de su plataforma (categorías fuera de convenio, niveles, ascensos por antigüedad, nueva clasificación de oficinas y servicios centrales con nuevas categorías para sus responsables, etc.), en definitiva una reducción del futuro salario fijo para reciclarlo en salario variable.

Un salario variable que se nos presenta como la panacea de la negociación, pero que como todos hemos visto, en los objetivos marcados para el año 2007, INALCANZABLE.

CC.OO. siempre hemos mantenido posiciones abiertas en la negociación. Pero una cosa es negociar y otra la imposición intransigente que en estos momentos mantiene la BBK con su Presidente al frente.

Sr. Presidente, no vamos a pactar un Convenio Colectivo que elimine las justas aspiraciones de la plantilla. No vamos a dejar fuera de Convenio a ningún compañero/a que desee estar sujeto a él, no vamos a vender las futuras promociones de la plantilla más joven, en definitiva no estamos dispuestos a dilapidar las condiciones de la plantilla de la BBK.

Estos necesarios ajustes como los llama la Caja, ni son necesarios, ni son ajustes. No son necesarios puesto que la plantilla de esta empresa ha dado muestras de su profesionalidad al alcanzar durante el año 2006 el conjunto de los objetivos marcados (por cierto bastante abultados), obtener unos escandalosos beneficios (unos 30.000 MM de ptas.) para una empresa benéfico- social que destina únicamente una pequeña parte a la Obra Social.

Lo primero que la BBK tiene que hacer es aplicar el Convenio Colectivo en vigor. Mientras que no lo haga no tiene ninguna legitimidad ante la plantilla de la BBK.

Creemos que ya hemos aguantado bastante. La tan cacareada fusión no puede ser la piedra filosofal que gobierne las relaciones laborales en la Caja. Sr. Presidente si es verdad que habrá fusión pongámonos a negociar las condiciones laborales de la Caja resultante, sino dígalo y negociemos el Convenio Colectivo.

No partimos de cero, tenemos un Convenio Colectivo libremente firmado por las partes. Cúmplalo y después negocie las nuevas condiciones.

No podemos llenarnos la boca con grandilocuentes declaraciones sobre la RSE y luego aplicar las normas laborales a su antojo.