Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Abril 2004

Negociación del Convenio Colectivo de Bureau Veritas


El retraso producido en la negociación es responsabilidad de la empresa, ya que durante el tiempo transcurrido desde el inicio del proceso negociador únicamente se han convocado tres reuniones. El procedimiento de negociación ha sido inadecuado, ya que el margen de negociación ha sido muy escaso, sobre todo considerando la complejidad que supone establecer un convenio inicial.


pdf
print
pmail

Tras la última reunión de la Mesa de Negociación del Convenio realizada el pasado día 1 de abril, después de pasados más de cuatro meses desde la anterior, os queremos manifestar nuestra opinión sobre el proceso de negociación seguido hasta ahora, que es la siguiente:

  • Aunque hemos de reconocer que la empresa ha dado algunos pasos que mejoran la propuesta inicial, estos nos parecen todavía insuficientes, puesto que aspectos fundamentales del convenio no han sido modificados aún.

  • El retraso producido en la negociación es responsabilidad de la empresa, ya que durante el tiempo transcurrido desde el inicio del proceso negociador únicamente se han convocado tres reuniones.

  • El procedimiento de negociación ha sido inadecuado, ya que el margen de negociación ha sido muy escaso, sobre todo considerando la complejidad que supone establecer un convenio inicial.

  • Durante la negociación, la información que ha aportado la dirección ha sido insuficiente, al no aportar la empresa los datos económicos en los que se basa para rechazar nuestras propuestas.

Para llegar a un acuerdo final, los temas fundamentales que consideramos prioritarios son los siguientes:

  • Retribuciones:

  • Es necesario que se eleve la tabla salarial de forma que los complementos individuales no tengan el excesivo peso de la actual propuesta (entre el 30 y 60%), para que la subida del IPC afecte a la mayoría de salarios y trabajadores. Nuestra propuesta de tabla salarial está adaptada a la realidad actual de la empresa, por tanto, consideramos que debería ser la que se establezca.

  • Estamos dispuestos a negociar un periodo razonable para que se pueda regularizar la situación de los trabajadores que están por debajo de la tabla que proponemos, si se nos aportan los datos económicos que lo justifiquen.

  • Las subidas del IPC real que se produzca anualmente deberán ser consolidables en la tabla salarial.

  • Deben actualizarse las retribuciones por kilometraje y dietas, que permanecen congeladas desde el año 2001, contemplando al menos la subida del IPC.

  • El porcentaje del complemento y su aplicación desde el primer día de la baja por incapacidad temporal empeora notablemente las condiciones que se están aplicando en la actualidad, por lo que debe seguirse complementando al 100% como hasta ahora.

  • Jornada:

  • Aceptando el compromiso para establecer en 1.760 h la actual jornada de trabajo, solicitamos un día de “asuntos propios” en los años 2004 y 2005, y dos en el año 2006 en una jornada de 1750 h., para de esta forma compensar el exceso de jornada laboral que se ha venido realizando hasta ahora.

  • Debe elaborarse un calendario laboral en cada oficina, con la participación de la representación de los trabajadores, que establezca los días festivos de acuerdo con los días festivos de cada municipio.

  • No es posible admitir la disponibilidad a hacer horas extras sólo por necesidades de la producción, puesto que en la realidad significaría reconocer la obligatoriedad en su realización, por lo que este tipo de horas extras deberían ser siempre voluntarias.

  • Hay que establecer las líneas fundamentales de los mecanismos de reconocimiento y compensación de las horas extras, que prevengan sobre posibles arbitrariedades en su aplicación.

  • Las condiciones actuales que tengan reconocidas algunos trabajadores sobre la aplicación de un horario diferente al recogido en el convenio deben respetarse.

  • Evaluación:

  • La comisión paritaria debe participar en el desarrollo del procedimiento de evaluación, para garantizar a los trabajadores que se hará en condiciones de transparencia, objetividad y equidad.

  • Las calificaciones que se establezcan deberían ser más amplias que las actuales de sólo tres (A, B y C), para reflejar de una forma más justa y adecuada el desempeño de los trabajadores en sus funciones. Proponemos que al menos sean seis las clasificaciones.

  • Las calificaciones no puede afectar significativamente al incremento del IPC anual en la nómina, para evitar posibles congelaciones salariales. En este aspecto debe limitarse su influencia a casos muy concretos y significativos.

Además, existen otros temas pendientes de acuerdo, que son los siguientes:

  • Retribuciones:

  • Compensaciones o absorciones de complementos por aplicación de tablas salariales.

  • Fecha de pagas de verano y navidad.

  • Contratación

  • Categorías y puestos de contratos en prácticas.

  • Penalización por preaviso en caso de cese voluntario.

  • Conversión de contratación de eventual en indefinida.

  • Limite a la contratación temporal.

  • Formación:

  • Compensación por formación por parte de los trabajadores que causen baja voluntaria.

  • Formación fuera de la jornada laboral.

  • Promoción:

  • Eliminar referencias a condiciones limitativas.

  • Promoción transversal entre especialidades y categorías.

  • Segmentación de funciones entre categorías.

  • Complementos funcionales de puesto.

  • Desplazamientos:

  • Aclarar las causas objetivas.

Ante la última fase de la negociación del convenio que se avecina, ya que la empresa ha manifestado “que la próxima propuesta (que aún no nos han facilitado) que haga será la definitiva”, aunque como os podéis imaginar la definitiva será la que acordemos, os queremos transmitir cual será nuestra postura:

  • El resultado del proceso de negociación no podrá tener como resultado la rebaja de las condiciones laborales existentes en la actualidad, puesto que la negociación de un convenio debe servir para mejorar las situaciones existentes y establecer un marco homogéneo y coherente con las situaciones de mercado.

  • Nuestra pretensión es conseguir un convenio razonable, lejos de posturas maximalistas o radicales, pero que permita regular la actual situación, que en muchos casos ha sido origen de indefensión o conflictos.

  • Seguiremos manteniendo un talante dialogante durante el tiempo que sea preciso para llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes, y no renunciamos a seguir negociando una vez aprobado el convenio para conseguir los objetivos que nos han marcado los trabajadores.



abril de 2004