Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Salud Laboral

Bienvenidos a Banco Sabadell


25 08 05 La presión laboral en Banco Sabadell es una constante desde hace mucho tiempo, también la precariedad de plantilla y, en consecuencia, el cansancio acumulado del personal que, poco a poco, pierde las esperanzas de que la situación mejore. (PDF:Cat. / Cast.)


pdf
print
pmail

Bienvenidos a Banco Sabadell


La presión laboral en Banco Sabadell es una constante desde hace mucho

tiempo, también la precariedad de plantilla y, en consecuencia, el cansancio

acumulado del personal que, poco a poco, pierde las esperanzas de que la

situación mejore. Si a eso le sumamos que cuando llegan los meses de

verano la plantilla ha de asumir la ausencia de los compañeros que están de

vacaciones, es perfectamente comprensible que nos lleguen cada vez más

quejas del deterioro de la salud de un numero creciente de trabajadores, tal y

como demuestran las bajas por enfermedad.

Con ese panorama, algunas oficinas afortunadas recibirán una suplencia.

Normalmente en Banco Sabadell, a diferencia del sector, se recurre

sistemáticamente para suplir vacaciones al contrato de interinaje, que no tiene

indemnización prevista a su cancelación, en lugar del eventual por

circunstancias de la producción, mayoritario en el sector, que sí tiene una

indemnización de 8 días por año trabajado. Ahorrando, como siempre.

Generalmente, otros bancos dan una formación presencial de varios días en

una oficina piloto, antes de que los empleados de nuevo ingreso se

incorporen a sus puestos de trabajo. En Banco Sabadell, en cambio, se envía

al trabajador, habitualmente una persona joven, a su puesto y se le ofrece la

posibilidad de dedicar gratuitamente su tiempo libre, su ordenador y su

electricidad para formarse para el banco. También se espera que sean los

compañeros y compañeras de la oficina (tengan tiempo o no) los que formen

al nuevo empleado y seguramente el ADM no tendrá en cuenta el tiempo

invertido. Estos jóvenes con una buena formación académica, con una

licenciatura en su curriculum y que han pasado un proceso de selección duro,

son enviados normalmente a puestos de Caja.

Es obvio que la persona contratada tampoco tendrá tiempo para conocer sus

derechos económicos o laborales porque también tendrá que buscarlos en la

intranet y, teniendo en cuenta la eliminación de información sobre el tema

llevada a cabo por RRHH en el Manual del empleado y la dispersión de textos

existente, tenemos serias dudas de que lleguen a tener ni siquiera una ligera

idea de sus condiciones laborales, más allá de la información escrita que

reciben de COMFIA-CCOO. Al final incluso es probable que la persona

contratada para la suplencia no vuelva a trabajar nunca más para el banco,

con lo que su experiencia laboral, sobre todo si es la primera, distará mucho

de ser satisfactoria.

Atrás quedan aquellos años en que ingresar en esta entidad se consideraba

un éxito laboral y eran muy pocos los casos de empleados que abandonaban

el banco para irse a la competencia o a otros sectores. En la actualidad, nos

encontramos con que los empleados más jóvenes y con más posibilidades

abandonan esta empresa sin ninguna nostalgia porque, además, Banco

Sabadell no está entre los que mejor pagan del sector. Por otro lado, el

personal de más edad sueña con la prejubilación. Todo indica que la

organización del trabajo en el Grupo Banco Sabadell es mala porque no

estimula a los más jóvenes y agota a la mayoría del personal provocando,

como hemos denunciado al principio, problemas de salud a los trabajadores.

COMFIA-CCOO propugnamos la formación presencial y previa a la

incorporación al puesto de trabajo.

COMFIA-CCOO exigimos que la causalidad en la contratación sea la

adecuada, primando los contratos de larga duración a fin de dar una mayor

estabilidad al empleo eliminando al máximo la precariedad existente.

COMFIA-CCOO exigimos una valoración de los riesgos psicosociales que

permita llevar a cabo una adecuada organización del trabajo, mejorando las

actuales condiciones laborales de la plantilla.

Ya es hora de que el Grupo Banco Sabadell además de aspirar a obtener

buenas calificaciones en los parámetros financieros, se preocupe de llevar a

cabo una gestión responsable de sus trabajadores.

Sabadell, septiembre de 2005