Archivado en Comunicados, Socio Economico

21 de Febrero de 2003 - Comunicado

Evaluaciones


Acaban de realizarse las evaluaciones finales del ejercicio 2002. En un primer paso suelen rellenarlas los apoderados o interventores, sin que ello sea ninguna garantía de que este primer resultado sea el definitivo. De las valoraciones que se hicieron a mediados de año a estas finales constatamos diferencias considerables, en muchos casos a la baja, lo que sin duda obedece a un criterio del Banco de reducir costes de forma importante.


pdf
print
pmail
Los resultados de 2002 suponen una bajada considerable sobre 2001. La crisis financiera, la situación en Sudamérica, las prejubilaciones de altos directivos, y otras, eran las razones aducidas para justificarla. Y, aunque no se quiera reconocer, esta situación es la que provoca una consigna de rebaja generalizada en las retribuciones variables. Aunque se diga que se aumenta un 20% la incentivación extraordinaria (en realidad para un grupo reducido y predeterminado), sólo se trata de disminuir el número de trabajadores que están por encima de los 150, o de los 120 puntos. Con la particularidad, recordamos, de que, aún con más de 120, se puede no cobrar si se está en las últimas plazas del "ranking" que corresponde a cada cual.

En un año en el que la plantilla ha absorbido la ingente presión por la introducción del Euro, compensado con una racanería absoluta; en el que se tuvo que defender el desgaste para la imagen que significaron los juicios a la anterior cúpula del Banco por actuaciones delictivas; y a continuación afrontar una cierta indefinición en la nueva gestión. Más presión, aumentada con los irreales objetivos fijados -y las formas para intentar conseguirlos- ante la dificultad de la coyuntura y su falta de realismo.

Ante este contexto CCOO observamos dos formas de actuar:
a) Mano muy dura con los trabajadores que formamos la mayoría de la plantilla. Según datos del banco las retribuciones variables de 2001 al 2002 bajaron un 12%
b) Amplia generosidad para los altos cargos que se prejubilan, con cifras muy, muy generosas, y encima colocados en Consejos de Administración del Grupo.

Recomendaciones:
a) No debemos manifestar, de ninguna manera, nuestra conformidad ante las evaluaciones que se nos presenten, aunque sean positivas, pues no sabemos si van a ser las definitivas. En algún caso, el Banco ya ha presentado evaluaciones bajas como "prueba de cargo" en juicios por sanciones.
b) Tampoco debemos aceptar pasivamente cambios bruscos en una línea de evaluaciones que ha sido regular, porque no le caemos bien a algún responsable inmediato, porque nos acercamos a una edad para ser “ofertados” para prejubilarnos, o porque no ampliamos la jornada de Convenio.

Ante bajadas importantes en la evaluación, explicaciones insuficientes o irregularidades denunciables, enviadnos una copia porque vamos a realizar gestiones en las Zonas, en las Territoriales, si es necesario a nivel general, para demandar una actuación más coherente con las trayectorias profesionales y las rectificaciones oportunas.

Seguimos trabajando, seguiremos informando.

Febrero 2003

Ver en formato pdf (89 kb)