Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Menos predicar y dar más trigo: La patronal de cajas rurales dificulta el inicio de la negociación.


las Cooperativas de Crédito, empresas de economía social (como les gusta decir en las Asambleas), niegan a los representantes de los trabajadores las condiciones para poder desarrollar nuestra labor con las mismas condiciones que los del resto del sector financiero y administrativo.


pdf
print
pmail

Ignoramos las razones que pueden llevar a la patronal de cooperativas de crédito a negarse a dar facilidades a los representantes sindicales que formamos la Mesa Negociadora del Convenio Colectivo. Los tres sindicatos presentes en la mesa hemos reivindicado, al inicio de las conversaciones, que se facilite la liberación de los miembros de la mesa negociadora, con objeto de poder abordar la negociación de una manera eficaz y disponer del tiempo necesario para poder hacer bien nuestro trabajo.

Los trabajadores/as deben saber que ésta es una práctica habitual en todos los sectores que abordan la negociación colectiva, especialmente cuando tiene un ámbito estatal, requiriendo este tipo de negociación un especial esfuerzo y despliegue de medios y de horas sindicales por parte de los protagonistas de la negociación. En definitiva, vamos a negociar un convenio para más de 18.000 trabajadores y más de 80 Cajas, repartidas por toda la geografía. Establecer cauces para que todo el colectivo pueda conocer cual es el estado de la negociación, hacer propuestas, intercambiar opiniones, etc., requiere unas condiciones que los sindicatos necesitamos y a las que no podemos renunciar.

Lo que más nos sorprende de la actitud de la patronal UNACC y de las cajas rurales presentes en la mesa, es que mientras que para los representantes empresariales no existe límite de gastos en cuanto a viajes, hoteles, dietas, etc., gastos que se repercuten a todas las cajas rurales, para los representantes sindicales si haya limitaciones en el tema de las horas sindicales.

¿Acaso no estamos negociando un convenio para todo el colectivo de trabajadores/as de cajas rurales?.  ¿Acaso consideran que las cooperativas de crédito son de su propiedad y sólo se pueden  pagar sus dietas, gastos, hoteles y desplazamientos?. ¿No sería más positivo para la negociación, para el avance de los temas y para la mejor comprensión de los asuntos que se tratan, que los representantes de los trabajadores pudiéramos hacer el trabajo de forma correcta, con el tiempo necesario para poder explicar nuestros planteamientos al conjunto de los trabajadores/as ?

Un año más, en pleno siglo XXI, nos sentamos a la mesa más cicatera en cuanto a beneficios sociales de todo el sector. La empresas de otros sectores de nuestro entorno facilitan horas sindicales suficientes a los componentes de la mesa negociadora, como ejemplos:

  • Telemarketing (liberados todos los miembros de la Mesa y los de la Comisión Paritaria)
  • Seguros, (liberados todos los miembros de la Mesa de Negociación).
  • Banca (96 liberados  en todo el estado).
  • Cajas de Ahorro, (27 liberados en todo el estado)
  • Nuevas Tecnologías, (Liberados todos los miembros de la Mesa Negociadora)

Mientras tanto, las Cooperativas de Crédito, empresas de economía social (como les gusta decir en las Asambleas), niegan a los representantes de los trabajadores las condiciones para poder desarrollar nuestra labor con las mismas condiciones que los del resto del sector financiero y administrativo.

En definitiva, UNACC y sus EMPRESAS REPRESENTADAS no reconocen el papel que la Constitución otorga a los Sindicatos como interlocutores sociales, impidiendo el libre ejercicio de la representación que los trabajadores y trabajadoras nos han otorgado en las pasadas elecciones sindicales..

No nos resignamos. De la misma manera que la parte empresarial se toma sus tiempos para negociar, y hace reuniones previas en Madrid para preparar su estrategia y su táctica, los representantes sindicales necesitamos contactar e informar a los trabajadores/as para contrastar nuestras propuestas y las posibles salidas.

Negociamos para todos. Que las empresas, UNACC, soporten el coste que supone la negociación colectiva. ¿O es que pretenden hacerla pagar a los trabajadores?.

Madrid, abril de 2007