Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comisiones Obreras en Caja de Asturias

Caja de Asturias: La manifestación en Oviedo, un éxito de participación.


La manifestación convocada para el día 14 de febrero por CC.OO., UGT y CSICA, y que había sido decidida por la Asamblea de Trabajadores, contó con una importante participación (en torno a 5.000 personas).


pdf
print
pmail

La manifestación partió a las 6 de la tarde de Plaza de América, finalizando a las 19:30 delante de la sede central de Caja de Asturias en Plaza de la Escandalera, en donde se leyó un manifiesto por parte del periodista Juan García, participando en la misma en torno a 5.000 personas, pues además de los trabajadores de la Caja, se sumaron diferentes colectivos que mostraban de esta forma su apoyo y solidaridad con nuestras reivindicaciones.

 

 

 

A lo largo del recorrido se corearon diversos eslóganes que hacían referencia al motivo de la manifestación, tales como “más negociación y menos represión”, “otra Caja, ye posible”, etc. Asimismo, al pasar por delante del periódico La Nueva España, se oyeron gritos de “La Nueva España, miente y engaña”.

 

 

 

En la pancarta de cabecera, al lado de representantes del Comité de Empresa de Caja de Asturias, figuraban miembros de las direcciones regionales de CC.OO. y UGT.

 

 

En el comunicado final se exigió un mayor compromiso de la Caja con del desarrollo económico regional, se criticó el recorte en la Obra Social al detraer recursos de la misma para financiar patrocinios millonarios de afamados deportistas (en referencia a Fernando Alonso) y se defendió la creación de empleo estable mediante oposiciones públicas. También se criticaron las medidas de represión adoptadas por la Empresa, como el despido de un sindicalista por expresar sus críticas a la gestión del Presidente, el cese de más de 30 Directores de oficinas por secundar una huelga, el asedio a los compañeros encerrados en el Centro de Pensionistas, a los que se les cortó el agua y la luz y se impidió el acceso al lugar donde se encontraban, y por último, el violento desalojo de los encerrados, por parte de unidades especiales de la Policía Nacional.

 

 

 

El comunicado finalizaba criticando a la clase política regional (PSOE y PP) por su silencio cómplice ante la irresponsable actuación de los dirigentes de Caja de Asturias, y se emplazaba, una vez más, a la Dirección de la Empresa a  la reapertura de negociaciones.