Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Salario

No podemos dejar de denunciar, de nuevo, la manipulación deplorable de UGT

COHERENCIA, DECISIÓN... TRANS–PA–REN-CIA


Apoyándonos en el clamor de la plantilla y en nuestro trabajo previo, CC.OO. seguimos insistiendo en el Consejo de Administración y en otras instancias, hasta obtener la apertura de la negociación; asimismo, el acuerdo ahora suscrito responde a las propuestas de CC.OO


pdf
print
pmail

CC.OO. hemos defendido durante meses que la Caja tenía una deuda con la plantilla por las incidencias surgidas durante 2006. El acuerdo suscrito para distribuir la “Prima por compromiso” viene a saldarla y permite a la plantilla afrontar los nuevos retos del Plan 2010 con ilusión renovada.

La insistencia de CC.OO. en todas las instancias de la Caja hizo posible la aprobación de una partida extraordinaria por el Consejo de Administración, denominada “Prima especial por compromiso”, por 24 millones de euros. No obstante, y a pesar de nuestra solicitud en el Consejo de negociar su distribución con los sindicatos, la Dirección decidió por su cuenta un reparto injusto de la misma.

La publicación de las cantidades y criterios de reparto causó un impacto enorme. Apoyándonos en el clamor de la plantilla y en nuestro trabajo previo, CC.OO. seguimos insistiendo en el Consejo de Administración y en otras instancias, hasta obtener la apertura de la negociación; asimismo, el acuerdo ahora suscrito responde a las propuestas de CC.OO. Creemos que las diferencias entre el reparto inicial de la Dirección y el acuerdo final hablan por sí solas.

No podemos dejar de denunciar, de nuevo, la manipulación deplorable de UGT, cuya actuación y métodos se parecen cada vez más a la basura cotidiana de ciertos programas televisivos. Una vez más, los hechos han desmentido la falsedad de las insidias y acusaciones de UGT contra CC.OO. 

Por otra parte, tras la primera reunión con la Dirección, ACCAM distribuyó una circular meramente informativa de la decisión de la Caja y de las cantidades para cada colectivo, sin mencionar ninguna otra petición, dando por bueno el reparto inicial de la Caja. Sólo cuando vieron lo que se venía encima cambiaron de actitud, de tono y se sumaron a la petición de negociación.

Aquí no ha habido actuaciones mágicas de nadie, sino un trabajo intenso y prolongado, apoyado en un clamor de los empleados ante una decisión injusta de la Caja. Creemos que el acuerdo final equilibra las cosas y contribuye a cohesionar a los equipos de trabajo.

Madrid, 7 de febrero de 2007