Archivado en Comunicados, Salario, Socio Economico

CCOO Asepeyo

La nómina de enero recogerá una rebaja media de las retenciones del IRPF del 6%


Las empresas tendrán que aplicar ya en las nóminas de sus empleados del mes de enero las nuevas retenciones del Impuesto sobre la Renta, que supondrán una rebaja media del entorno del 6%, según explicaron ayer fuentes del Ministerio de Hacienda.


pdf
print
pmail

Aunque en las dos últimas reformas del IRPF, la que entró en vigor en 1999 y la de 2003, las nuevas retenciones no se aplicaron hasta febrero o marzo, el objetivo del Ministerio que dirige Pedro Solbes es que en esta ocasión se aplique ya la reducción en la nómina de enero. Para ello el Ejecutivo ha elaborado un decreto de retenciones y pagos a cuenta, que se encuentra ya en fase consultiva y que se aprobará antes de que acabe el ejercicio, para que las empresas puedan aplicar la rebaja fiscal en la primera paga del año.
Según una simulación realizada por Santiago Díaz de Sarralde, subdirector general de Estudios Tributarios del Instituto de Estudios Fiscales con datos reales de los contribuyentes, la reforma del IRPF se traducirá en una rebaja media del 5,89%, cifra prácticamente idéntica a la reducción de las retenciones que se aplicará en las nóminas de los trabajadores a partir del próximo mes de enero. El ahorro total de la reforma, según estos cálculos, será de 2.241 millones de euros, o lo que es lo mismo, 127,65 euros por contribuyente.
De acuerdo con la simulación, la subida de mínimos personales y familiares y el aumento de la deducción por rentas del trabajo, que prevé la nueva normativa, permitirá que 1,8 millones de contribuyentes dejen de pagar el Impuesto sobre la Renta. Por tanto, a partir del próximo año, de los 17,5 millones de contribuyentes que hay en España, poco más de 10 millones tendrán que hacer frente al tributo, el 40% restante, los de rentas más bajas, estará exento. El estudio incide en que la rebaja es superior a la media en el caso de las rentas del trabajo y las familias con hijos, aunque reconoce que no todos los ciudadanos saldrán beneficiados con el nuevo IRPF.
Un 0,5% de perjudicados
En concreto, el número de perjudicados con la reforma se situaría en algo menos del 0,5%. La subida de la tributación de las plusvalías generadas en más de un año, del 15% al 18%, es la medida que más «perdedores» deja en el camino, aunque en términos globales la nueva tributación del ahorro, que equipara la fiscalidad de todos los rendimientos del capital, genera un ligero coste para las arcas públicas, que podría situarse entre 54 y 128 millones de euros, según las simulaciones realizadas por el citado Instituto, dependiente del Ministerio de Hacienda.
La Agencia Tributaria aprovechará la entrada en vigor de la reforma fiscal, el próximo año, para eliminar la campaña que se conoce como de «devolución rápida», que permitía a los contribuyentes que no tenían obligación de presentar su declaración, recibir la devolución del IRPF, si tenían derecho a ella, antes de que comenzara la campaña de renta, el 1 de mayo de cada ejercicio. A cambio, la Agencia Tributaria enviará a estos contribuyentes el borrador de declaración, que sólo tendrán que confirmar en caso de que tengan derecho a devolución.
Otra de las novedades fiscales para el próximo ejercicio es el gasóleo profesional, que entrará en vigor en enero, y que supondrá un ahorro para los empresarios afectados de algo menos de un céntimo por litro.

YOLANDA GÓMEZ
ABC

 [VISITA NUESTRA PÁGINA]