Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

La determinación de CC.OO. respecto al problema de los hurtos en las oficinas es incuestionable.

HURTOS: RETIRADA DE SANCIONES Y NEGOCIACIÓN SOBRE SEGURIDAD


Hemos conocido una sentencia que revoca la sanción impuesta a una empleada por un hurto cometido en su oficina y que recrimina los planteamientos de la Caja en este asunto. Nos felicitamos por esta sentencia, que coincide con la posición mantenida en todo momento por CC.OO.


pdf
print
pmail
Sólo en 2006, hemos emitido 4 comunicados sobre el particular, acompañando las palabras con hechos. Algunas opiniones e iniciativas recogidas en estos comunicados son estas:

- “La Dirección debe hacer cumplir las normas sin sancionar a los profesionales, porque esta política es  injusta e inútil. - Un Informe oficial señala que el atraco es un riesgo laboral. - CC.OO. nos hemos dirigido por escrito a la Dirección para invitarle a mantener un debate sobre estas materias”. (Marzo 2006).

- “Al disgusto por el hurto, las plantillas añaden un sentimiento de incomprensión y castigo por parte de la empresa. - CC.OO. solicitamos una negociación monográfica sobre el problema de los descuideros. - Nada de efectivo encima de las mesas y retirada de las sanciones. ” (Mayo 2006).

- “La Dirección convoca a los sindicatos para hablar sobre hurtos. –  Es necesario abordar todos los aspectos que influyen en el problema: prevención del delito, diseño de las oficinas, dimensión de las plantillas, revisión de la normativa, retirada de las sanciones...” (Junio 2006).

- “La Caja atiende algunas propuestas de CC.OO., pero se niega a retirar las sanciones impuestas. - No se consigue nada con penalizar a las víctimas. - Seguimos requiriendo la retirada de las sanciones”. (Junio 2006) .

CC.OO. estamos empleando todos los recursos, en un asunto que sigue abierto: hemos solicitado reiteradamente a la Dirección la retirada de las sanciones por hurto, la apertura de una negociación sobre seguridad y la consideración del atraco como un riesgo en nuestro trabajo; hemos visitado a los afectados en sus oficinas, ofrecido asesoría legal y jurídica a quienes han decidido interponer una demanda, orientado las alegaciones de varios compañeros cuando han recibido un expediente disciplinario por este motivo, etc.

En el caso que origina esta sentencia, CC.OO. ofreció asesoría legal a la empleada, quien declinó la oferta, señalando que sería un abogado laboralista conocido suyo quien llevaría su caso. No obstante, CC.OO. aportó a la interesada un pliego con alegaciones pertinentes al caso, por si podían ser de utilidad para su abogado; y nos personamos en el juicio para apoyar a la compañera y por si fuera necesaria cualquier cosa o dato que nosotros pudiéramos aportar. 

La determinación de CC.OO. respecto al problema de los hurtos en las oficinas es incuestionable. En un asunto en el que todos pensamos de igual manera debemos sumar esfuerzos, remar en la misma dirección y no promover disputas sindicales completamente artificiales. Es lo que piensa y hace CC.OO., porque es lo que merece la plantilla.

Madrid, 20 de octubre de 2006