Archivado en Publicaciones, Socio Economico

Circuitos y mundo

Noticias del Coronavirus de organizaciones sindicales sectoriales. Boletín Internacional núm. 14

Declaración conjunta UNI Global Union y empresas para la aplicación de buenas prácticas en la  protección a trabajadores y clientes del sector minorista de la alimentación. Recomendaciones de UITA para el caso de hoteles utilizados como instalaciones sanitarias o de cuarentena. Declaración conjunta de los interlocutores sociales  europeos UNI Europa Comercio  y EuroCommerce.


pdf print pmail

Las multinacionales francesas Carrefour y Auchan firman una declaración conjunta con UNI Global para la aplicación de buenas prácticas en la  protección a trabajadores y clientes del sector minorista de la alimentación durante la pandemia de Covid-19. También lo hace  El Corte Inglés en España

En un momento en que el mundo del trabajo se enfrenta a una emergencia sanitaria y económica sin precedentes las empresas firmantes y UNI se comprometen a comunicarse y a trabajar juntos para compartir las mejores prácticas para prevenir los riesgos derivados de Covid-19. Juntos, acuerdan examinar la introducción de todas las medidas útiles y apropiadas, derivadas de las buenas prácticas empresariales, para prevenir, reducir o eliminar los riesgos de contagio para sus empleados y clientes.

Estas medidas se centran en los siguientes aspectos:

  • Mejora de las normas de salud y seguridad recomendadas para todos los empleados de los países en  los que operan las empresas.
  • Regulaciones sanitarias para tiendas,  entregas de pedidos on line en establecimientos y a domicilio y almacenes logísticos.
  • Medidas de apoyo social para los empleados.
  • Apoyo a los empleados en situaciones de vulnerabilidad (por ejemplo, trabajadores discapacitados, mujeres embarazadas).

"Somos plenamente conscientes de la importancia de nuestro papel como un servicio esencial. Nuestra principal prioridad ha sido la salud de nuestros equipos así como la de nuestros clientes desde el primer día. Estamos poniendo toda nuestra energía en ello, y el hecho de compartir nuestras buenas prácticas en materia de salud y seguridad forma parte de una voluntad común de actuar ante esta crisis sin precedentes", afirma Jérôme Nanty, Vicepresidente Ejecutivo de Recursos Humanos del Grupo Carrefour.

"En esta crisis sanitaria excepcional, la protección de nuestros clientes y empleados es una prioridad. Se lo debemos, porque nuestros equipos están totalmente comprometidos con nuestra misión: hacer todo lo posible para seguir alimentando a la población en todos los países en los que operamos. Poder intercambiar las mejores prácticas en este ámbito y trabajar con nuestros socios en estas cuestiones son oportunidades que aprovecharemos a través de este enfoque dirigido por UNI", dice Marc Grosser, Director de Recursos Humanos, Transformación y RSE de Auchan Retail.

"Los trabajadores de los supermercados están arriesgando sus vidas mientras siguen sirviendo al público durante la pandemia. Ahora más que nunca, los empleadores y los sindicatos deben trabajar juntos para proteger mejor la salud de los trabajadores y los clientes de los supermercados durante esta crisis sanitaria. Al firmar esta Declaración, Auchan y Carrefour están liderando el camino en la lucha contra el Covid-19, otros deben seguirlo", ha dicho  Christy Hoffman, Secretaria General de UNI.

Recomendaciones de UITA para el caso de hoteles utilizados como instalaciones sanitarias o de cuarentena

En algunos países se están utilizando hoteles como centros de cuarentena y como alojamiento temporal para personas en riesgo, incluso como apoyo sanitario a personas con síntomas leves. Diferentes instalaciones públicas o privadas, como son los hoteles,  pueden ser utilizadas bajo normas de emergencia para estos fines, bien por la vía de la intervención gubernamental o subcontratando el uso.

Para estos caso la UITA realiza una serie de recomendaciones sobre la base de experiencias que comienzan a tenerse por algunas afiliadas, con el fin de que el conjunto de ellas puedan comenzar a abordar estas situaciones,  por supuesto adaptándolas a las circunstancias del caso, que se deben abordar en tres pasos.

PASO 1: Identificar y contactar con las administraciones pertinentes con el objeto de determinar sus planes para utilizar dichas instalaciones.

PASO 2: Cuestiones fundamentales – Gobiernos

  • ¿Cuales  son las características de las personas que se van a alojar en el establecimiento: en cuarentena preventiva, con infección, asintomáticos, personal de servicios esenciales, etc.?.
  • ¿Qué  servicios necesitan esas personas?.
  • Identificar los establecimientos que prestaran el servicio.
  • Conocer si el salario  del personal del establecimiento seguirá siendo por cuenta de la empresa o por el contrario de la administración pertinente.
  • Conocer las categorías de personas que deben trabajar.
  • Saber si la administración que proceda  en cada caso opera bajo mandato de leyes de emergencia  para intervenir el establecimiento, y en este caso tener muy en cuenta las disposiciones sobre el persona,  o para  arrendar el servicio del mismo sobre una base contractual voluntaria.

PASO 3: Reivindicaciones clave – Empleadores y Gobiernos

  • La dependencia laboral y salarial del personal del establecimiento, sea a la autoridad competente o  la empresa deben estar definidas desde el primer momento.
  • El  personal debe poder optar voluntariamente  a prestar sus servicios.
  • Se debe asegurar en todo momento el cumplimiento estricto de las normas de seguridad e higiene.
  • Desde el principio deben establecerse la modalidades de transporte y desplazamiento del personal, especialmente cuando existan restricciones de movimientos (transporte específico, uso de aparcamiento, etc.)

 

Declaración conjunta de los interlocutores sociales  europeos UNI Europa Comercio  y EuroCommerce

Los interlocutores sociales de la Unión Europea en el comercio minorista y mayorista están colaborando para garantizar la seguridad permanente de las personas que trabajan en el mismo, y  que interactúan diariamente con los consumidores europeos, al tiempo que  cooperan para evitar que la actual pandemia de COVID-19 ponga en peligro los 29 millones de puestos de trabajo del sector en Europa.

La cadena de suministro de alimentos es vital para la salud y el bienestar de los ciudadanos europeos, y deseamos rendir homenaje a todos los empleados del sector, que trabajan duro y a menudo largas horas, para asegurarse de que los consumidores de Europa tengan lo que necesitan para llevar una vida normal en circunstancias extraordinarias. El personal de los comercios minoristas y mayoristas se ha enfrentado a condiciones de trabajo difíciles y ha seguido prestando un servicio social fundamental.

También desean subrayar las dificultades y la incertidumbre a las que se enfrentan los trabajadores que prestan sus servicios  en las empresas del sector no alimentario, que se han visto obligadas a cerrar debido a las medidas destinadas a combatir el virus, y que se enfrentan al riesgo de una quiebra inminente.

Los empleadores y los sindicatos están colaborando en la adopción de las medidas de seguridad necesarias, manteniendo la distancia física entre los clientes y el personal, proporcionando infraestructuraa para la higiene y la seguridad en sus tiendas, velando para  que el personal disponga de tiempo para lavarse las manos con frecuencia y de períodos de descanso adecuados, y están recibiendo formación  en técnicas de higiene para protegerse.

Los interlocutores sociales también piden a los comerciantes minoristas que proporcionen al personal orientación y protección en los casos de violencia y abuso verbal contra ellos,  para evitar que los clientes compren compulsivamente, o se molesten por artículos agotados y esperen  el turno  apropiado para entrar o salir de las tiendas. EuroCommerce y UNI-Europa han recordado a todos los interlocutores sociales nacionales  las orientaciones que han publicado sobre cómo hacer frente a esos incidentes.

En su calidad de interlocutores sociales europeos, piden a la UE y a las autoridades nacionales que:

  • Aseguren los puestos de trabajo de muchos millones de empleados en  empresas minoristas y mayoristas, el 99% de las cuales son PYMES, que se han visto obligadas a cerrar debido al virus. Esto debería incluir la ayuda a las empresas para que sigan pagando a su personal y proporcionar financiación puente para evitar una oleada masiva de quiebras, en particular entre los operadores no alimentarios.
  • Los gobiernos deben estudiar medidas para aliviar la situación de los trabajadores del sector minorista que están sujetos a  desempleo temporal debido a los cierres de tiendas.
  • Al mismo tiempo  consideren, tan pronto como comiencen a levantarse las restricciones a la permanencia en el hogar, la posibilidad de establecer prioridades que permitan la reapertura gradual de las tiendas no alimentarias, con sujeción a las mismas medidas sanitarias preventivas que en las tiendas de alimentos, por ejemplo, manteniendo  la distancia entre los clientes y entre éstos y el personal, limitar el número de clientes en una tienda en cualquier momento y adoptar medidas de protección adecuadas para el personal.
  • Apoyar a las empresas en la formación de los trabajadores mientras las  tiendas  permanezcan cerradas para mejorar sus competencias digitales y su futura empleabilidad; con este fin, la Comisión debería tratar de racionalizar los procesos para liberar urgentemente los fondos de la UE  de iniciativas como ESF+ (Fondo Social Europeo Plus) , y los gobiernos debe apoyar la iniciativa SURE (fondo de ayudas al desempleo) de la UE y, donde no tengan ninguno, establecer urgentemente planes de contingencia para el desempleo temporal.
  • Clasificar a los empleados de la venta de alimentos al por menor y al por mayor como trabajadores esenciales, a los que se debe prestar ayuda si las escuelas y las guarderías han cerrado; en las regiones fronterizas, las autoridades nacionales deben permitirles cruzar la frontera libremente para ir a trabajar.
  • Proporcionar un apoyo financiero estatal adecuado a los trabajadores que se vean obligados a dejar de trabajar debido al virus o que se sospeche que ellos o uno de sus familiares están infectados, y a los que necesiten tomar tiempo libre para cuidar a alguien afectado. Los interlocutores sociales subrayan la necesidad de que todas las partes colaboren para apoyar a los empleados vulnerables, incluidos los que tienen afecciones preexistentes, los discapacitados y las mujeres embarazadas.
  • Permitir que los camiones que transportan alimentos y otros suministros esenciales crucen las fronteras internas de la UE por vías rápidas y evitar los importantes retrasos que se han producido en muchas fronteras. Garantizar su seguridad permitiendo a los conductores de camiones evitar el contacto innecesario y el riesgo de enfermedad en las fronteras, y garantizar que no se impida a los conductores regresar a su Estado miembro de origen después de entregar las mercancías.
  • Colaborar con los interlocutores sociales en la elaboración de una estrategia de salida de la crisis  y medidas de apoyo para evitar cierres permanentes  de comercios,  y las repercusiones sociales que éstos pueden tener en el empleo local y la viabilidad de las comunidades rurales y los centros urbanos, y contribuir a que el sector vuelva a la normalidad una vez que el virus haya remitido.
  • Incluir en esas medidas la formación y el readiestramiento de los empleados para que trabajen con la tecnología digital más reciente y prestar ayuda a las PYME minoristas para que reconstruyan y salvaguarden el futuro de sus negocios, incluido el apoyo para complementar las tiendas físicas con una presencia en línea.

El diálogo social a todos los niveles puede proporcionar un potente instrumento  para encontrar soluciones adecuadas en estas circunstancias excepcionales, y la experiencia demuestra que puede contribuir a lograr un necesario  alto nivel de aceptación.

Europa debe actuar de manera eficaz y solidaria para hacer frente a esta emergencia protegiendo a todos sus ciudadanos, trabajadores y empresas afectados. Los interlocutores sociales europeos del sector minorista y mayorista siguen comprometidos con la protección de los empleados y sus puestos de trabajo, los proveedores y los clientes, y con el mantenimiento de esta actividad económica esencial durante esta crisis.

Infórmate

CCOO Servicios es un sindicato, es Comisiones Obreras en los sectores de Comercio, Financiero, administrativo, de las TIC, Hostelería, Contact-center, Oficinas, Turismo... Leer más


Síguenos en Telegram

Dónde estamos


OFICINAS CENTRALES
Ramírez de Arellano, 19
28043 Madrid
Tel: 91 540 92 82
Asesoría Madrid 91 536 51 63-64
Otras Comunidades
Fax: 91 559 71 96
Email: contacta@servicios.ccoo.es