Archivado en Comunicados, Salario

El engaño de los presupuestos


En cuanto la Sección Sindical de CCOO tuvo conocimiento de la intención de la Caixa de modificar la puntuación de los presupuestos de numerosas oficinas...


pdf
print
pmail

La Sección Sindical de CCOO en cuanto ha tenido noticias de la intención de la Caixa de modificar la puntuación de los presupuestos de numerosas Oficinas, (hoy ya se habla que esta medida puede afectar a unas 50 Oficinas) pidió entrevista urgente con la Caixa, para manifestarle nuestro rechazo a esta decisión, así como para transmitirle el grado de inquietud de toda la plantilla, así como la rabia e impotencia que sienten muchos compañeros y compañeras ante esta decisión, a todas luces injusta y arbitraria.

En primero lugar, se planteó que esta decisión atentaba a la honorabilidad de toda la plantilla. La presunción de culpabilidad y la forma y manera en como se ha tratado al personal acusándolo de hechos que, conocidos, alentados y, en muchos casos estimulados por la propia Dirección, denotan una carencia de sensibilidad y muy poca ética profesional por parte de esta Dirección.

Creemos, y así se lo hemos expresado, que ningún compañero/a ha hecho algo que no fuera correcto y permitido y, en todo caso, si hay alguien merece algún tipo de reprobación, sería la propia Dirección.

En segundo lugar, hemos hecho énfasis en el hecho que esta medida conculca unos derechos económicos logrados por muchos compañeros/as, que han cumplido los objetivos asignados. No es de recibo que la buena labor llevada a cabo por todos, se menosprecie de esta manera.

Los compañeros y compañeras de Oficinas han cumplido con creces su deber, logrando los objetivos asignados, por lo tanto, ahora le toca a la Caixa cumplir con lo que le corresponde (es decir, pagar) y no rehuir de su responsabilidad.

CCOO, desde siempre, ha criticado este sistema de presupuestos. Tanto desde la vertiente económica, (se premia con creces los incrementos de volúmenes sin tener en cuenta otros factores tanto o más importantes para la cuenta de resultados Tampoco se tienen en cuenta otros conceptos, como son los de tipo ético y moral; no olvidemos que somos una Caja de Ahorros y tenemos otras obligaciones ), como desde la vertiente social (nunca han querido hablar ni pactar algo con la representación laboral) Esta falta de acuerdos con los representantes laborales, puede traer, y en nuestro caso así sucede, todas estas injusticias.

Se exige cada día más a todo el mundo, sin ninguna contrapartida firme y real, tan sólo vagas promesas que históricamente siempre la Dirección ha incumplido.

¿Y qué se puede decir del actual sistema de presupuestos; (entre otras muchas cosas?)

    En primer lugar, que es evidente que la Oficina que los logra hace que la Caixa tenga unas ganancias adicionales que con creces superan las contrapartidas reales que se ofrecen.

por lo tanto, a nadie le regalan nada, y es la mínima y justa correspondencia al esfuerzo y al trabajo llevado a cabo durante todo un año. Resulta, pues, más que razonable que nadie deba renunciar a lo que le corresponde.

En segundo lugar, el sistema de puntuación tiene gran cantidad de variables, y en teoría éstas son las que deben determinar la buena gestión llevada a cabo, y es por ellas por las que se premia económicamente al Delegado/a, y con un viaje al resto de empleados y empleadas. No es de recibo que este sistema se desmonte por unos puros movimientos contables de fondos. Si es así, el error y el engaño está en el propio diseño de los presupuestos, y por lo tanto la Dirección es la culpable y no los compañeros de Oficinas.

Si el sistema se desmonta tan fácilmente, si el trabajo de un año de toda una Oficina se valora solamente por si en un momento dado y puntual se logra o no alguna cantidad en depósitos, es que algo falla en el sistema de puntuación, o bien, que intencionadamente no se quiere favorecer y estimular el esfuerzo del día a día.

El resultado de todo ello, es una visión “cortoplacista” del negocio (la que tiene nuestra Dirección).

Potencia, que cada día más, la red de Oficinas centre su negocio en un número muy limitado de clientes y sólo grandes operaciones de activo o de pasivo sean las que posibiliten la consecución de los objetivos.

CCOO le ha pedido a la Dirección que se lo vuelva a pensar y rectifique la decisión sobre este tema, y asimismo, se ha ofrecido para estudiar un nuevo modelo de presupuestos, consensuado, que comprenda a la totalidad de la plantilla, que sea coherente con la realidad, asumible y estimulante para todo el mundo. Con normas claras para lograrlos, y contrapartidas justas y adecuadas para aquellos empleados/des que con su esfuerzo hagan que nuestra Caja sea, no sólo cada vez más grande sino que sea cada vez más sólida y apreciada en el entorno social.

Si no fuera así, CCOO buscará las posibles vías legales para solucionar este affaire creado por la empresa y ofrece su apoyo a todos los afectados y afectadas.

 

Mataró, 23 de enero de 2006.