Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comunicado

NUEVO PACTO HECHO en la SOMBRA


Siguiendo en su terca y in disimulada lucha por conseguir que CCOO perdamos la confianza de la plantilla de Caja Penedés, la Dirección sigue faltando a la más elemental de las obligaciones democráticas de las Direcciones de Empresas: contar con todos los representantes de los trabajadores en el momento de firmar acuerdos; y en este caso no prescinden de cualquier sindicato, sino precisamente del mayoritario.


pdf
print
pmail

Pero... ¿existen realmente estos pactos? –el de diciembre, que aumentó el mínimo a solicitar para la adquisición de la 1º. vivienda (que no del cambio de vivienda) y el de ahora, que alarga el plazo de devolución, de 25 a 30 años. Siguen sin enseñar los Acuerdos, que anuncian tanto los unos como los otros, ya sea como documento anexo, en el tablero de anuncios o bien como documento independiente. Hay que recordar que siempre se han publicado los otros acuerdos, incluso aquel protocolo para publicar los comunicados del SECP y UGT en la Intranet.

¿Por qué no los enseñan? Porque no deben existir, ni el primero ni el segundo. Y no existen porque RRLL sabe perfectamente que conculcan las más elementales obligaciones democrático-laborales; si no hay acuerdo escrito, no podemos denunciar.

Pero, al mismo tiempo esto nos lleva a otra reflexión: si no hay acuerdo escrito, tanto el SECP –esto ya no es ninguna sorpresa- como la Dirección –personificada en el jefe de RR.LL.- nos ENGAÑAN vilmente. Mienten.

Y todo esto todavía nos trae a un par reflexiones más: si no hay pactos lo que hay son pura y simplemente concesiones, regalos de la Dirección, pero unos regalos que, siendo dulces para el SECP, en realidad son envenenados para los trabajadores y trabajadoras de la Caja, porque los pueden cambiar -o, incluso anular- cuando la Dirección lo considere oportuno. Y los pueden conceder a quien les venga de gusto. (otra discriminación más). Porque no están consolidados.

Y otra reflexión. Aquello que el SECP NO había conseguido en más de veinte años de mayoría absoluta, ahora que la mayoría es de CCOO se está consiguiendo. Porque la Dirección no nos quiere. Lo cual significa que si perdiéramos esta mayoría, la Dirección ya no tendría ningún interés al dar ayudas, regalos, empujar este –el suyo- sindicato amarillo. De todo lo cual se desprende que, incluso no dejándonos participar en estas negociaciones tan peculiares –hechas con nocturnidad y alevosía- incluso impidiéndonos comunicarnos con normalidad con la plantilla, incluso regalando estos “maravillosos” acuerdos al sindicado de Empresa, la mayoría de CCOO es beneficiosa y productiva para los trabajadores y trabajadoras de la Caja

. No hay ninguna duda de que tenemos delante la Dirección más carca, más antidemocrática, más dictatorial de todas las que hay en Catalunya. Y más que la mayoría de las que hay en España.

Pero la ley se acabará imponiendo. No la del más fuerte, como pasa ahora mismo, sino la del que tiene la razón, la que está escrita, la que protege los derechos de los trabajadores. Y serán Inspección de Trabajo y la Audiencia Nacional, en último término, los que acaben por hacer entrar en el recinto de la democracia esta Dirección tan incivilizada y autocrática, tan feudal.

8 de febrero del 2006 – com. 7/06

Ver en PDF