Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comunicat

RESPUESTA al SECP


En épocas de aburrimiento siempre queda el SECP para hacernos partir el pecho de risa. Esto se lo tenemos que agradecer. Pero quizás hay gente –compañeros o compañeras nuevos, que no saben de qué hablan... – que podrían dudar ante alguna de las sandeces que sueltan, sin encomendarse a Dios ni al diablo. De ahí esta respuesta –que no merecen.


pdf
print
pmail

1. Responder a un (no a dos, no sabemos cuál es el otro) comunicado al cabo de un mes ya habla por si solo de la capacidad de este grupo de amigos de la  broma, las cenas y el fútbol sala.

2. Manifestáis estar "sin ningún tipo de lazos con nadie"; no sé como se tomará esto la CSICA. Creíamos que estabais presentes en la Mesa del Convenio dentro de aquella Federación... con esta confesión lo único que hacéis es demostrar que estáis solos, aislados. Y así poco podréis conseguir.

3. Pedís, como otras veces, unidad de acción, "hacer un frente común", cuando justamente vosotros habéis acordado hace un mes una mejora de los préstamos para la plantilla –ridícula, eso sí- unilateralmente con la Dirección: precisamente este fue el detonante de nuestro comunicado, que ahora ha motivado la sarta de lamentos vuestros. Este pacto, por cierto, lo podríamos haber demandado, porque se acordó con una representación minoritaria, por lo tanto es de eficacia limitada. Pero no vale la pena, ya tenemos otras demandas más importantes por presentar.

4. Parecéis olvidar que fuisteis los únicos que acordasteis esta miseria con la Dirección: UGT tampoco la firmó.

5. Todavía es hora que hayáis enseñado el Acuerdo, si es que existe. Y todavía es hora – ¡después de un mes! - que aclaréis si el mínimo a solicitar son los 134000 € que proclamáis vosotros o los 138000 € que anuncia RRLL. ¿Quien tiene razón? ¿Cuanto se puede pedir?

6. Acusáis a CCOO de estar "sujeto a directrices carcas", y, más abajo, nos comparáis " con la parte más rancia de los partidos de la derecha, juntamente con los medios mediáticos y alga emisora de radio". Esto demuestra que no habéis tenido suficiente con reflexionar durante todo un mes, porque compararnos con la derecha más reaccionaria no puede provocar otra reacción que la risa.

7. Tiraremos abajo de una vez dos mitos en los que sustentáis vuestro hecho diferencial: esto de que estáis sólo en el sector de Ahorro –en realidad únicamente en Caja Penedés - no sólo no es ninguna cualidad, sino que es una gran carencia, porque sindicatos de sector son lo más parecido al Gremialismo medieval, y lo practicáis sindicatos denominados de Empresa, también conocidos como amarillos. Para defender eficazmente a la clase trabajadora de un país –o de un continente, o del mundo- hace falta estar presentes en todos los sectores. Esto es tan obvio y tan sencillo de entender que no ofenderemos la inteligencia de los compañeros que leerán este comunicado –por Internet, si no nos ponen otro filtro; no como vosotros que os dejan publicar en el tablero de anuncios- explicándolo.

Otra falacia es vuestra supuesta –y engañosa- Independencia: ¿independientes de qué? ¿o de quién? De los únicos que deberíais ser independientes es de los únicos de quienes no lo sois: de la Dirección. No hablamos por hablar. La primera candidatura que presentasteis en las elecciones (año 1984) la diseñó, a puño y letra, el Director General de Caja Penedés de entonces. Y esto no es historia pasada, porque en las últimas elecciones todavía dos de los componentes de aquella lista formaban parte de vuestra candidatura. Sois el brazo armado de la Dirección, la bayeta de RRLL, el palo en las ruedas de los sindicatos.

Y no estamos en el mismo “bando”, entre otras cosas porque “bando” es, según el diccionario, (vuestro respeto por la lengua es desesperante: cada comunicado está lleno de faltas de toda clase) " Grupo de personas reunidas para una acción violenta, generalmente política". Lo que querréis decir será “lado”, “costado”. Y no, no estamos en el mismo lado. Nosotros estamos en el lado de los trabajadores y trabajadoras y vosotros en el de la Dirección.

26 de enero del 2006 – com. 6/06

Ver en PDF