Archivado en Comunicados, Condiciones de trabajo

Rel-UITA. Entrevista Gonzalo Fuentes

En la hostelería no se llega a final de mes con lo que se gana


Gonzalo Fuentes. CCOO Hosteleria
Rel UITA.- En un a√Īo en el que el sector tur√≠stico espa√Īol presenta cifras r√©cord que benefician exclusivamente a los empresarios, los sindicatos acent√ļan sus movilizaciones para defender las amenazadas conquistas de los trabajadores y trabajadoras. La Campa√Īa por la Dignificaci√≥n de las Camareras de Piso ha servido para visibilizar a uno de los colectivos m√°s postergados, pero ahora se trata de ganar la batalla de la calle, dijo a La Rel Gonzalo Fuentes, secretario de Pol√≠tica Institucional de la Federaci√≥n de Servicios de Comisiones Obreras (CCOO).


pdf
print
pmail
-Ya nadie duda que 2016 va a ser el mejor a√Īo del turismo en la historia espa√Īola...
-Claramente. Vamos a tener el mayor volumen de pernoctaciones, de visitantes y de rentabilidad, por encima de los niveles de antes de la crisis en un 10 o un 15 por ciento.

Esa es la cara visible del sector?

-?La cara linda?
-S√≠, esa que tanto destaca la gran prensa, el gobierno central y muchas comunidades aut√≥nomas. Pero est√° la otra cara, la cara oculta: la que padecemos los trabajadores y trabajadoras. 

Porque a pesar de las cifras récord, el turismo crea poco empleo, y el tipo de empleo que genera es precario, a tiempo parcial y fraudulento.

El 98 por ciento de los puestos de trabajo que se han generado en el sector tur√≠stico espa√Īol en este 2016 han sido eventuales

Producto de la reforma laboral impulsada por el Partido Popular, trabajadores con empleo estable han sido despedidos y remplazados por eventuales, peor pagos y sin derechos.

-Pero desde el gobierno se dice que el empleo ha crecido?
-El gobierno enmascara las estad√≠sticas diciendo que ahora hay m√°s gente laborando en el turismo que antes, cuando en realidad si se analizan las horas trabajadas se ve que no es as√≠. 

Hay a menudo dos o tres eventuales que hacen las horas que antes realizaba un fijo, pero en peores condiciones.

Un trabajador o una trabajadora promedio de la hostelería no llega a final de mes con lo que gana, ni siquiera los jóvenes que salen de las escuelas de hostelería cuya creación los sindicatos apoyamos para favorecer la formación: lo que obtienen son contratos basura.

Dumping social
Dos camareras por el precio de una
-Bajos salarios y la plaga de la tercerización, también dibujan la otra cara.
-Efectivamente. Con el respaldado del gobierno central, los empresarios est√°n externalizando cada vez m√°s servicios. 

Comenzaron por el departamento de pisos, con las camareras, pero han seguido por los restaurantes y otros

Mira que tengas un ejemplo. Una camarera gana hoy unos mil euros netos por mes. Pero eso si goza de convenio colectivo, y gracias a la lucha de los sindicatos, que hemos conseguido que se les diera media hora comer, un tiempo de descanso y hemos logrado que el de ellas sea un oficio reconocido desde la huelga de 1992. 

Sin embargo, la reforma laboral est√° intentando darle la vuelta a esas conquistas, y en muchos hoteles las camareras est√°n ganando el m√≠nimo, 635 euros, un 40 por ciento menos que el salario sectorial de un convenio de hosteler√≠a, y a eso hay que a√Īadirle los beneficios sociales que no perciben (vacaciones, horas extra, trabajo en d√≠as festivos).

En resumen, por el mismo monto que antes pagaban a una camarera los empresarios contratan actualmente a dos tercerizadas, a las que adem√°s pueden despedir con bastante mayor facilidad.

-Y eso sucede con la mayor impunidad.
-Por supuesto, porque el gobierno ha desmantelado la Inspecci√≥n del Trabajo, para que no haya controles eficaces sobre el fraude que implica esta modalidad de contrato.

A menudo a las trabajadoras las dan de alta cuatro horas, por lo cual les pagan poco m√°s de 300 euros, y les ofrecen luego trabajar extra a un precio miserable

En la práctica, terminan trabajando ocho horas o más y ganando menos que el salario mínimo.

Campa√Īa por la Dignificaci√≥n
Un antes y un después
-¬ŅC√≥mo ha operado en este panorama la Campa√Īa Internacional por la Dignificaci√≥n de las Camareras de Piso lanzada por la UITA hace dos a√Īos, y que en Espa√Īa apoyaron CCOO y UGT?
-Como un  revulsivo.

En la primera Semana Internacional que realizamos en el marco de esa campa√Īa fuimos capaces de dar visibilidad al problema.

En la segunda, ya con el libro de Ernest Ca√Īada en la calle (Las que limpian los hoteles), logramos que los medios de comunicaci√≥n se hicieran eco de lo que suced√≠a y lo hicieran ver como algo impresentable.

Así se tomó conciencia, en muchas franjas de la sociedad, de que no puede ser que un sector con tantas ganancias como el hotelero tenga a sus trabajadores y trabajadoras en estas condiciones, y con salarios inferiores en 40 por ciento a los que ganaban en tiempos de crisis.

Los propios clientes se han dado cuenta de lo que est√° sucediendo y lo hacen saber.

Hay que tener en cuenta en ese sentido que, adem√°s de indecente, este modelo es cortoplacista, porque se acompa√Īa de una ca√≠da de la calidad del servicio en momentos en que suben los precios: el cliente de un hotel espa√Īol recibe actualmente, en promedio, peor servicio por m√°s dinero que hace diez u ocho a√Īos.

Hora de movilización
Esto ya no hay quien lo aguante
-CCOO y UGT preparan amplias movilizaciones. 
-Efectivamente. Este D√≠a Mundial del Turismo, el 27 de septiembre, va a haber actividades de denuncia en toda Espa√Īa promovidas por ambos sindicatos.

Vamos a presentar all√≠, paralelamente, experiencias positivas que est√°n teniendo lugar en algunos hoteles del pa√≠s como resultado de la Campa√Īa por la Dignificaci√≥n de las Camareras de Piso

En C√°diz, por ejemplo, hemos logrado, a partir de movilizaciones constantes, durante semanas, a las puertas de uno de los hoteles de la cadena Barcel√≥que a las camareras de piso se les pague lo estipulado por el convenio colectivo y que formen parte de la empresa principal del establecimiento.

El 29 de septiembre tendremos adem√°s una reuni√≥n con las patronales hoteleras a nivel de todo el estado espa√Īol en la que los sindicatos plantearemos que las actividades principales de los hoteles (camareras, recepcionistas, restaurantes) no puedan ser externalizadas.

Y que si en circunstancias excepcionales llegan a ser subcontratadas, se pague a sus trabajadores lo establecido en los convenios colectivos.

Esperamos y confiamos entonces en que as√≠ como pudimos ganar la batalla sensibilizando a la opini√≥n p√ļblica, ganemos la batalla de la calle y la dignidad.


gonzalo fuentes. Hosteleria CCOO