UN ESTILO DE "HACER EMPRESA"

Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Sigue la política de acoso y derribo en CITIFINANCIAL

UN ESTILO DE "HACER EMPRESA"


La dirección de CITIFIN, continuando con su particular y peculiar estilo, ha procedido al despido de un compañero de la regional de Valencia.


pdf
print
pmail
La dirección de esta empresa, una vez más, y continuando con su peculiar y particular estilo, ha procedido al despido de un compañero de nuestras oficinas en Valencia. Los argumentos esgrimidos, que vienen siendo desgraciadamente habituales, son: “disminución continuada y voluntaria en el rendimiento del trabajo pactado, lo que se ha verificado en el incumplimiento de los planes de objetivos fijados por la entidad”.

Estamos convencidos de que no existe ninguna justificación racional de la política actual que desde el área de RR.HH. se viene practicando, como venimos denunciando en nuestras notas informativas. Sin embargo esto no basta para explicar la evidente injusticia de la referida política laboral, desde que la directora del citado Dpto., Cristina Contreras, ayudada fielmente por la generalista Juana Arango, han decidido que las relaciones laborales sean a su manera.

Parece que para estas y otras personas en Citifin, contraviniendo el mensaje corporativo, la gestión eficaz de los RR.HH. en vez de ser un elemento estratégico, donde verdaderamente los empleados sean su mejor activo, donde se elaboren políticas de igualdad, retribuciones complementarias justas, homogeneización de condiciones con otras empresas del grupo, etc.... pasa a ser una política de objetivos desmesurados, abusiva, de presión y amenaza, con castigo laborales (siempre el despido), con prolongaciones de jornada tercermundistas, y de una falta de respeto impropios del siglo XXI.

En fin, estamos ante una política empresarial marcada por una gestión ineficaz y deficiente, con métodos que en su mayoría no pueden ser más necios.

Si creen que por usar estos métodos van a infundir mayor respeto y autoridad, se equivocan. Sólo desmotivan a los compañeros/as y rebajan su propia autoridad, ante los que sufren en su vida profesional estas políticas.

En numerosos ocasiones (cursos, notas, etc....) inculcan como “llave de nuestra personalidad” el trato respetuoso, agradable y personal con los clientes. Mientras, se sufren con indignación y desespero las formas de algunos superiores jerárquicos, a los que el cliente interno, nosotros, ni importa ni se respeta para nada.

Entendemos que se están sobrepasando todos los límites y por lo tanto además de continuar con las acciones legales y sindicales pertinentes, hemos solicitado al máximo responsable del negocio, Sr. Pedraza, una reunión donde exigiremos el inmediato cese de esta política represiva y la apertura de negociaciones para un “Acuerdo de Empresa”. Un acuerdo que, partiendo del Convenio colectivo, recoja las especificaciones que tenemos en nuestra entidad y que permita que los empleados y empleadas nos sintamos de verdad parte de un proyecto empresarial que reconozca nuestra aportación.

Os seguiremos informando.
1 de febrero de 2006