Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Salud Laboral

CCOO BANESTO
Proyecto Omega (2)

LOS SEIS MANDAMIENTOS DE BANCA COMERCIAL


Recientemente se ha recibido en las oficinas un objeto de metacrilato con seis consejos del Proyecto Omega para que lo tengamos a la vista en la mesa de trabajo. Especialmente el tercero no tiene desperdicio: "No me voy a casa sin finalizar mis contactos".


pdf
print
pmail

Proponemos este texto alternativo  que, sin duda, se acerca mucho más a la realidad del día a día en las oficinas:

  • Inicio la jornada como un cliente. ¿Estoy motivado para abrir la oficina un día más? Me espera una alarmante escasez de plantilla, una ingente carga de trabajo, unos objetivos desorbitados que cumplir, los papeles se acumulan. INICIO LA JORNADA Y PUNTO: no querrán que además esté contento.
  • Me planifico. Me gustaría, pero no puedo. Con tantos cambios de oficina, con tantas campañas, con tanto trabajo para tan poco personal... de poco sirve la planificación. LO ÚNICO QUE PUEDO PLANIFICAR ES NO MORIR EN EL INTENTO.
  • Soy proactivo. Además del trabajo tengo familia, tengo amigos, tengo aficiones y muchas inquietudes, me gusta disfrutar de mi tiempo libre... por ello ME VOY A CASA CUANDO EL RELOJ MARCA LA HORA DE CIERRE QUE INDICA EL CONVENIO.
  • Siempre estoy con los clientes. Bueno, cuando me lo permiten mis superiores: atender sus llamadas,  listados,  presupuestos,  rankings,  controles,  reuniones... y todo en exceso. NO ME QUEDA TIEMPO PARA ATENDER A LA CLIENTELA COMO SE MERECE.
  • Escucho a mis clientes. Siempre buscando solucionar sus quejas, sus reclamaciones, sus problemas, atento a sus sugerencias... A PESAR DE NO CONTAR CON LOS MEDIOS NI EL RESPALDO NECESARIO PARA ELLO.
  • Soy un vendedor de Banesto. ¡Qué mala suerte!  Si fuera vendedor del SCH o del BBVA o del Popular o del... trabajaría igual y cobraría más cada mes. ADEMÁS TIENEN 2 PAGAS MÁS ANUALES QUE YO POR PARTICIPACIÓN EN BENEFICIOS!!!. 

Como venimos denunciando continuamente, volvemos a constatar que sigue habiendo dos modelos de banco: uno que se muestra a la opinión pública a través de los múltiples premios recibidos, que apuesta por la Conciliación de la vida familiar y laboral y pretende mejorar el clima laboral. El  otro, el real, el que se vive en las oficinas, el que se transmite a diario desde Banca Comercial, donde no hay horarios sino objetivos, donde no hay derechos sino objetivos, donde no hay reconocimiento sino objetivos, donde no hay Conciliación ni clima laboral sino objetivos... Objetivos que debemos conseguir al precio que sea.

¿Qué modelo de banco triunfará finalmente? El que estamos padeciendo actualmente cuenta con todo nuestro rechazo.Desde CCOO seguimos apostando por un modelo de relaciones laborales que tenga en cuenta los intereses de la plantilla, su bienestar profesional y personal, su motivación y reconocimiento verbal y económico. Apostamos por utilizar el sentido común y priorizar nuestra salud, nuestra vida familiar y social, nuestro ocio, nuestro tiempo libre... hasta que al banco no lo quede más remedio que cambiar de modelo.         

                     
Enero de 2006