Archivado en Comunicados, Divulgacion

CCOO felicita a Marcos Ana en su 96 cumplea√Īos


Homenaje a Marcos Ana

La vida de Marcos Ana es un ejemplo de sacrificio, solidaridad, compromiso con los débiles, terca voluntad de aprendizaje, militancia comunista, amor a la cultura, afán por aprender de la vida y de los libros.



pdf
print
pmail

En el homenaje que se celebró ayer en la Casa de la Panadería de Madrid, participó Luis María González, del Departamento confederal de Comunicación de CCOO. Esta fue su intervención:

?Hace 96 a√Īos, nac√≠a en una pedan√≠a del municipio salmantino de Alconada, Fernando Macarro Castillo, m√°s conocido como Marcos Ana, en el seno de una familia muy pobre de jornaleros. Con escasa formaci√≥n reglada, se ve obligado a dejar los estudios para trabajar como dependiente de una tienda e iniciar a edad temprana su militancia pol√≠tica. Juventudes socialistas, m√°s tarde JSU y el Partido Comunista de Espa√Īa marcaron su vida y su compromiso con las gentes m√°s necesitadas. Sirvan estas palabras para introducir el m√°s fraternal y orgulloso homenaje, el saludo al compa√Īero, al camarada Marcos Ana, en nombre del secretario general de CCOO, Ignacio Fern√°ndez Toxo.

La vida de Marcos Ana es un ejemplo de sacrificio, solidaridad, compromiso con los d√©biles, terca voluntad de aprendizaje (?obedeced m√°s a los que ense√Īan, que a los que mandan?, dec√≠a San Agust√≠n), militancia comunista, amor a la cultura, af√°n por aprender de la vida y de los libros. En el ej√©rcito regular pele√≥ por la rep√ļblica, en los foros de la vida p√ļblica defendi√≥ el ideal comunista, la emancipaci√≥n de las gentes humildes, una vida en paz y libertad. Un defecto de forma le libr√≥ del fusilamiento, pero no de largos periodos de c√°rcel, exilio, detenciones, y de nuevo c√°rcel. Al observar su heroica trayectoria no se puede evitar una especial irritaci√≥n cuando del momento se desprecia la historia, la lucha antifranquista, la amnist√≠a, la reconciliaci√≥n, la transici√≥n, la libertad, la constituci√≥n, la democracia y el fuerte protagonismo del movimiento obrero, m√°s exactamente de las Comisiones Obreras, las mismas que ahora le transmiten una emotivo reconocimiento a su persona, a su compromiso militante, y a su cabal ejercicio de la lucha pol√≠tica. ¬ŅPor qu√© cierta gente se empe√Īa en inventar el mundo de unos a√Īos a esta parte? Sin la lucha de personas como Marcos Ana, Sim√≥n S√°nchez Montero, Luis Lucio Lobato, Marcelino Camacho y tantos otros y otras, la democracia de nuestros d√≠as no ser√≠a otra cosa que m√ļsica celestial.

Marcos Ana es por ello, un ciudadano universal. Alberti, Neruda o el grupo de rock Extremoduro le han expresado su cari√Īo y apoyo, o sencillamente han musicado sus poemas. Porque Marcos Ana, Fernando Macarro, es un excelente poeta, un hombre de las letras que cultiv√≥ en c√°rceles y trincheras. Robe, de Extremoduro le record√≥ en la canci√≥n ?te juzgar√°n por tus errores (yo no)?, ?t√ļ arranca, yo aprendo como un aguilucho, vuelo a un mundo imaginario (No puedo seguir: escucho los pasos del funcionario).

En fin, no he venido aquí a extenderme más de lo necesario. Las Comisiones Obreras siguen teniendo a Marcos Ana en los corazones de su millón de afiliadas y afiliados. En nombre de ellos y ellas, concluyo con un poema de Marcos Ana, incluido en su libro ?Decidme cómo es un árbol?:

Mi casa y mi corazón

(sue√Īo de libertad)

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendr√° llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.

Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.

Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.

Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los p√°jaros, los amigos,
el sol y el aire.

De: Decidme cómo es un árbol

MARCOS ANA