Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Barclays Bank 22-11-2005

NUESTRO ESFUERZO MERECE UNA COMPENSACIÓN


Tanto el Consejero Delegado como diferentes responsables de la Dirección del Banco han expresado en diferentes ocasiones su reconocimiento y agradecimiento a todos los empleados por el esfuerzo excepcional que vienen realizando durante este inacabable proceso de fusión.


pdf
print
pmail
Ha quedado demostrado, pues, que la propuesta de compensación realizada por ambos sindicatos no ha sido una iniciativa “caprichosa” o irresponsable, sino que se justifica sobradamente ante la situación vivida en estos meses:

· Nuestra propuesta reconoce la dedicación de forma colectiva, pues colectivo ha sido el esfuerzo en un proceso que ha tenido -y aún tiene- innumerables dificultades que, por otra parte, no han sido resueltas por la empresa, sino, sobre todo, por la responsabilidad y profesionalidad de los trabajadores, y que han dejado secuelas –en forma de deterioro del ambiente laboral, estrés, desmotivación, ...- que tardarán tiempo en cicatrizar.

· Contiene una cuantificación de ese esfuerzo, porque aunque no lo compense en su totalidad, de alguna manera objetiva ha de ser valorado.

· La aceptación, al menos de este planteamiento, supone un reconocimiento de una actitud negociadora.

Frente a esto, la respuesta dada por el Consejero Delegado, Sr. González-Robatto, y la forma de comunicarla, pone de manifiesto su nulo deseo de negociar con los Sindicatos; es más, impone, desde la “magnanimidad” de la empresa una solución que no recoge la esencia de la propuesta de los interlocutores sociales, aunque se ampara en ellos para dar la sensación de una interlocución que no existe.

Lo que ha habido es pura y simplemente una decisión unilateral, inconcreta y arbitraria. Unilateral porque no ha sido ni negociada ni consensuada; inconcreta porque no cuantifica y porque se remite a a los sistemas de retribución variable ya establecidos por el Banco, sistemas que no recogen esta situación excepcional; y arbitraria, porque no establece los criterios de asignación. Es decir, lo de siempre.

Por tanto, en nuestra opinión, que creemos compartir con todos los empleados, este reconocimiento debe hacerse desde la solidaridad hacia toda la plantilla –pues solidaria ha sido su actitud-, no “despachando” el asunto con una respuesta que no refleja en absoluto ese espíritu y que, además, tanto por la forma en que se plantea como por los instrumentos que utiliza, no inspira a nadie la confianza necesaria de que los fondos que se vayan a destinar sean, en su volumen y en su redistribución, justos y ecuánimes.

El reconocimiento del trabajo y esfuerzo excepcional realizado por todos, y más en el contexto en el que se ha desarrollado, tiene que ser colectivo, porque todos hemos participado y nadie, ni siquiera la Dirección, puede decir de manera objetiva en qué medida exacta lo ha hecho cada uno.

Por todo ello, instamos a la empresa, y más concretamente al Sr. González Robatto, a sentarse a negociar con los representantes de los trabajadores