Archivado en Comunicados, Socio Economico

Por problemas en su filial estadounidense

Adecco se desploma tras retrasar las cuentas de 2003


La compañía de trabajo temporal suiza Adecco se desploma fuertemente en el mercado, hasta un 38%, después de comunicar que retrasará la presentación de sus cuentas auditadas de 2003 por problemas contables en su filial norteamericana.


pdf
print
pmail
En concreto, Adecco reconoce en un comunicado haber descubierto en los controles internos “material poco sólido” en su filial estadounidense –donde la compañía realiza el 20% de su negocio- y de posibles irregularidades relativa a operaciones en “determinados países”.

Adecco ha añadido que ha nombrado un comité independiente para avanzar en la investigación aunque no quiso dar más detalles sobre las personas que compondrán dicho equipo. En cualquier caso, los responsables de la empresa de trabajo temporal no han querido detallar cuando tendrán toda la información necesaria, ni en qué fecha se publicarán definitivamente las cuentas del pasado ejercicio.

Un portavoz de la compañía añadió explicó que no podrá facilitar por el momento más información "debido a restricciones legales”. En estos momentos, la firma que audita las cuentas de Adecco es Ernst & Young, tras hacerse con el negocio de Arthur Andersen el pasado año.

Actualmente, además de EE UU, la multinacional suiza lleva a cabo un tercio de sus ventas en Francia, aunque por el momento se desconoce si las cuentas relativas a este país están afectadas por los problemas contables. A su vez, Adecco tiene presencia en el mercado español, donde opera desde la autorización de las empresas de trabajo temporal en la segunda década de los noventa.

La multinaciona suiza de trabajo temporal compró en el año 2000 en EE UU la compañía Olsten Corp y recortó su plantilla en 2.500 personas en este mercado, alrededor del 10% de su fuerza de trabajo, tras reconocer que la ralentización económica y el mayor desempleo había provocado una caída en la demanda de trabajo temporal por parte de las grandes corporaciones. La compañía además anunció un plan de reducción de gastos de unos 150 millones de euros en 2003.

En el tercer trimestre, los beneficios del grupo crecieron un 30%, hasta los 104 millones de euros, ayudado por el recorte de gastos. Además, sus ventas cayeron un 9% en el Mercado estadounidense. Los títulos de la compañía caen en estos momentos en la bolsa suiza un 33%, tras haberse desplomado cerca de un 40%.

Los problemas de Adecco se conocen en momentos en los que los inversores europeos no han acabado todavía de digerir el escándalo del grupo alimentario Parmalat, que ha llevado a la cárcel a su fundado, Calisto Tanzi y que ha salpicado a bancos, auditoras y numerosas compañías europeas.